Showing posts with label Vacunación. Show all posts
Showing posts with label Vacunación. Show all posts
  • Cruz Pérez Cuellar considera que estos profesionales mantienen una alta exposición al virus, al trabajar dentro de la boca de los pacientes 

 

El senador Cruz Pérez Cuellar propuso a la Secretaría de Salud que se considere a odontólogas y odontólogos dentro del grupo de trabajadores que deben ser vacunados contra el SARS-CoV-2, por desempeñar una labor con alto riesgo de contagio.  

 

Pérez Cuellar explicó que entre los profesionales de la salud que ya fueron vacunados, se consideraron 11 subgrupos, en los que no están incluidos los y las dentistas, quienes desempeñan su labor en la boca de sus pacientes, a escasos centímetros del foco de contagio del coronavirus. 

 

En un punto de acuerdo que enlistó en la Gaceta Parlamentaria, el legislador de Morena señaló que ya le aplicaron el fármaco al personal expuesto a pacientes o material potencialmente contaminado con el virus. 

 

También se inoculó a quienes se dedican a la enfermería, inhaloterapia, laboratorio y química, medicina, radiología, camillería, limpieza e higiene, operación de ambulancias, manejo de alimentos, asistentes médicos y trabajo social. 

 

Indicó que el trabajo de los dentistas es diagnosticar, tratar y prevenir caries dentales y enfermedades de las encías.  

 

Realizan revisiones regulares, “agujerean, preparan y rellenan cavidades, dientes, dentaduras postizas y otros aparatos, a la vez que ajustan, equilibran y pulen dientes, extraen dientes con caries y asesoran a sus pacientes sobre la higiene bucal”, añadió. 

 

En este contexto, el senador subrayó que el Ministerio de Sanidad en España publicó una actualización del Documento Estrategia de Vacunación Covid-19, en el que se detalla que se vacunará a los profesionales y personal de odontología, higiene dental y otro personal sanitario que atiende a pacientes sin mascarilla y durante un tiempo superior a 15 minutos.  

 

El punto de acuerdo se le dio turno directo a la Comisión de Salud, en la sesión a distancia del 16 de febrero.  

Proponen vacunar contra Covid-19 a las y los odontólogos

Read More

Normalmente, el desarrollo de una vacuna lleva años; a veces décadas. Pero la historia es diferente en el caso de la vacuna contra el COVID-19, ya que, desde el inicio de la pandemia, se ha avanzado a un ritmo sin precedentes.

Impresionantemente, en menos de un año después de aparecido el nuevo coronavirus, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), otorgó la Autorización de Uso de Emergencia para las vacunas de ARNm contra el COVID-19 de Pfizer y Moderna. Y se espera que le sigan varias vacunas más.

"El progreso alcanzado en el desarrollo de las vacunas contra el COVID-19 por investigadores y compañías farmacéuticas de todo el mundo es realmente asombroso", dice el Dr. H. Dirk Sostman, vicepresidente ejecutivo y director académico del Hospital Houston Methodist.

Aunque todo parece avanzar muy rápido, ten por seguro que cualquier vacuna que se ponga a disposición del público será probada y revisada minuciosamente por expertos.

"Es importante mencionar que, para su aprobación, las vacunas deben pasar el estándar de oro que es el ensayo clínico de fase III aleatorio y controlado con placebo para ser aprobados por la FDA; lo cual es una verdadera prueba de fuego y es totalmente independiente a la rapidez con que se haya desarrollado. La fase III de estudios clínicos se tiene que hacer para pasar esta prueba, sí o sí", explica el Dr. Sostman.

De hecho, la rapidez con la que se ha hecho llegar al público una vacuna contra el COVID-19 tiene más que ver con el proceso de creación de la vacuna en sí. Demos un vistazo a las cuatro razones principales por las que el desarrollo de la vacuna contra el COVID-19 ha progresado tan rápido:

1.    Los investigadores pudieron aprovechar las investigaciones anteriores sobre el coronavirus y las vacunas.

Recordemos que el coronavirus que causa el COVID-19 es un virus nuevo, pero es muy similar al SARS y al MERS, dos tipos de coronavirus que anteriormente dieron el salto de animales a personas. Esto significa que los expertos no comenzaron desde cero en este rápido desarrollo de la vacuna, sino que ya existían investigaciones disponibles y muy valiosas realizadas desde hace casi dos décadas.

"La primera información que necesitaban los investigadores era la secuencia genética de este nuevo coronavirus, con lo cual el genoma del virus pudo ser secuenciado, para estar disponible a mediados de enero del 2020 ", dice el Dr. Sostman. "En ese momento, se notó la similitud genética entre este nuevo coronavirus y el SARS, específicamente".

Incluso antes de que comience un ensayo clínico, los investigadores usan modelos preclínicos para buscar objetivos principales en las vacunas, como provocar una respuesta inmune más fuerte, con un buen perfil de seguridad. Tras el control del brote de SARS en 2003, sin rebrotes, nunca se completó una vacuna contra el SARS, explica el Dr. Sostman. Pero las estrategias de vacuna y los objetivos potenciales, como la ahora conocida proteína de pico, se identificaron antes de que el desarrollo se detuviera y la financiación se agotara.

"Los objetivos y estrategias de la vacuna contra el SARS nos benefician actualmente", explica el Dr. Sostman. "La similitud genética entre el SARS y el nuevo coronavirus, significó un as bajo la manga en la creación de la vacuna contra el COVID-19, por ello, el trabajo de investigadores empezó de inmediato".

Con esta ventaja, se aceleró enormemente el desarrollo de estas vacunas, lo cual incluso le permitió a Moderna tener una vacuna candidata contra el COVID-19 lista para pruebas de ensayos clínicos a mediados de marzo del 2020, justo cuando la ola inicial de infecciones se extendía por las principales ciudades de los Estados Unidos.

2.    Cientos de candidatas a vacunas contra el COVID-19 se están desarrollando y probando simultáneamente

Otra ventaja de la que gozamos como comunidad global, en cuanto al desarrollo de una vacuna, es "el poder de la abundancia".

"La gran cantidad de candidatas a vacunas para una enfermedad específica es extraordinaria", explica el Dr. Sostman. "Esto nos está ayudando a compensar el proceso natural de prueba y error en la creación de vacunas".

En todas las candidatas a vacunas, vemos objetivos y tecnologías diferentes. Contar con esta diversidad nos pone en un escenario favorable durante una pandemia.

"Si una vacuna candidata no es lo suficientemente eficaz, queda fuera del ensayo clínico, pero es probable que después aparezca una más efectiva. Si una vacuna tiene efectos adversos, el ensayo clínico se detiene inmediatamente, pero es probable que haya otra vacuna correcta después, con menos efectos secundarios", explica el Dr. Sostman. "Esto representa un escenario en el que nunca antes habíamos estado, con respecto al desarrollo de vacunas”.

3.    Se está utilizando la más nueva tecnología de vacunas

A estas alturas, ya habrás oído probablemente que se está utilizando nueva tecnología en algunas de las vacunas contra el COVID-19; nos referimos a un nivel de tecnología usado por primera vez en humanos.

La mayoría de las vacunas que generalmente conocemos requieren que se produzca primero una gran cantidad de virus. Pero las vacunas de ARNm y otras nuevas tecnologías de vacunas trabajan diferente.

Más bien, estas nuevas clases de vacunas dependen de material que se puede sintetizar en un laboratorio, sin necesidad de virus. Esto, entre otras cosas, las hace muy rápidas de desarrollar. Además, esta tecnología nos resultará muy útil si nos encontramos con mutaciones futuras del virus, que reduzcan la eficacia de los objetivos de las vacunas existentes.

"No es nueva, la ciencia detrás de las vacunas de ARNm. Este concepto se ha estudiado durante una década o más", explica el Dr. Sostman. "Ha habido desafíos que superar, pero los avances científicos recientes han eliminado muchos de los obstáculos que solían existir".

El otro componente crítico para llevar rápidamente estos nuevos tipos de vacunas al público es el financiamiento.

4.    Existe un apoyo financiero sin precedentes 

La falta de fondos económicos suficientes, especialmente cuando la tecnología es nueva, puede ralentizar el progreso de desarrollo. Pero, dada la necesidad de tomar el control de esta pandemia, los gobiernos de todo el mundo están respaldando financieramente el desarrollo de las vacunas candidatas más prometedoras, incluido el gobierno de los Estados Unidos.

"El gran apoyo financiero del gobierno de los Estados Unidos fue una razón clave para la rápida disponibilidad pública de una vacuna contra el COVID-19 ", dice el Dr. Sostman. "Primero, permitió el uso de tecnología nueva y rápida para el desarrollo de vacunas, en segundo lugar, acelerará su distribución de una manera nunca antes vista".

Por lo general, los fabricantes de vacunas esperan la aprobación de la FDA, antes de producir grandes cantidades de una vacuna. Y, dependiendo del tipo de vacuna, su producción a gran escala puede llevar meses.

Sin embargo, dada la necesidad urgente de llevar una vacuna segura y eficaz al público, el gobierno de los Estados Unidos financió la fabricación de varias vacunas prometedoras, mientras aún se encontraban en ensayos clínicos. Esto eliminó el riesgo financiero que un fabricante de vacunas habría enfrentado al hacerlo por sí solo.

"El poder fabricar grandes cantidades de una vacuna tan pronto significa que puede distribuirse poco después de que sea aprobada por la FDA", dice el Dr. Sostman. "En lugar de esperar meses para que se produzcan millones de dosis, se necesitarán días para llevar estas dosis a los hospitales".

4 razones por las que se desarrolló tan rápido la vacuna contra el COVID-19

Read More

Tras incontables semanas pidiendo comida para llevar, cancelar viajes y socializar a través de aplicaciones digitales, es probable que estés muy emocionado por la nueva libertad que te brindará la vacunación contra el COVID-19. Pero desafortunadamente, no va a ser tan simple...

"Las vacunas contra el COVID-19, de los laboratorios Pfizer y Moderna representan un gran avance en esta pandemia que ha cambiado y cobrado muchas vidas. Y aunque estamos más cerca de nuestra meta, queda mucho trabajo por hacer", dice la Dra. Ashley Drews, directora médica de prevención y control de infecciones en el Hospital Houston Methodist. “Por ello, debemos seguir comprometidos algunos meses más con la práctica de las medidas preventivas que hemos estado realizando desde marzo del año pasado, incluso estando vacunados ".

Estas medidas de seguridad incluyen:
•    Uso de cubre bocas
•    Mantenerse a 2 metros de distancia de los demás
•    Evitar reunirse en grupos grandes

Efectivamente, esta no es la noticia que queríamos escuchar. Pero la Dra. Drews está aquí para explicar las tres razones principales por las que sigue siendo importante la práctica de medidas preventivas, aun estando vacunados.

1. Hay un lapso de tiempo entre la vacunación y el desarrollo de la inmunidad.
Cada una es diferente, pero lo que sabemos acerca de estas dos vacunas es que ambas requieren de tiempo para brindar efectos protectores completos.

"Con la vacuna Pfizer, necesitarás dos dosis; y la segunda dosis administrada tres semanas después de la primera. Después de tu segunda dosis, requerirás de una semana más o menos para estar completamente protegido. Se necesita tiempo para que tu cuerpo desarrolle la respuesta inmune específica necesaria para protegerte del COVID-19 ", explica la Dra. Drews. "Con la vacuna de Moderna, es similar. La única diferencia real es que tendrás que esperar cuatro semanas entre la primera y la segunda dosis".

Por ello, después de vacunarnos, no podremos irnos de inmediato a nuestro restaurante o bar favorito, porque aún no estaremos completamente protegidos.

En resumen: a partir del día en que recibes tu primera dosis, espera que todo el proceso de desarrollo de la inmunidad demore al menos de cuatro a seis semanas.

2. Vacunar masivamente es una labor titánica
Las vacunas contra el COVID-19 tienen el poder de estimular la inmunidad al nuevo coronavirus, sin generar infección. Pero controlar la pandemia del COVID-19, va más allá de vacunarnos tú y yo; se trata de vacunarnos masivamente. 

"La inmunidad colectiva o de rebaño, ocurre cuando una porción suficientemente grande de la población es inmune a una enfermedad infecciosa, de modo que la enfermedad ya no puede propagarse de manera efectiva entre la población", dice la Dra. Drews. "Aquí es donde la inmunidad inducida por la vacuna se vuelve elemental, porque depender de la inmunidad que se da a través del contagio, es una alternativa muy lenta y mortal".

Los expertos estiman que, para lograr la inmunidad colectiva, entre el 70% y el 90% de la población necesitará vacunarse. En el caso de Estados Unidos, esto significa al menos 248 millones de personas. Entonces, claramente, esto llevará bastante tiempo.

"Incluso los mejores planes de producción y distribución de vacunas no pueden compensar el hecho de que vacunar a la mayoría de la población es una tarea difícil. Se debe producir dosis suficientes de la vacuna, y distribuirse en todo el país; persona por persona", explica la Dra. Drews. "Para complicar aún más las cosas, está el hecho de que muchas personas están escépticas acerca de estas nuevas vacunas; entonces la desinformación se suma a este temor".

El punto central es que vacunar al menos 70% de la población llevará muchos meses. Y durante estos meses seguirá siendo imprescindible mantener a todas las personas de nuestras comunidades a salvo; significando esto el uso del cubre boca, la práctica del distanciamiento social y el simple hecho de evitar las multitudes.

3. Es posible que aún puedas transmitir el COVID-19 después de recibir la vacuna.
El objetivo principal de cualquier vacuna es prevenir enfermedades y la muerte. Las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer y Moderna están diseñadas para esto, ya que cada una tiene una efectividad superior al 90%, en la reducción de enfermedad grave. Pero prevenir enfermedades no es lo mismo que prevenir infecciones.

"La efectividad de estas vacunas, es la que necesitamos en este momento: reducen significativamente el riesgo de que una persona se enferme gravemente tras contagiarse de COVID-19. Lo que aún no entendemos completamente es qué tan efectivas son estas vacunas evitando que una persona se infecte", explica la Dra. Drews. "Esto no quiere decir que la vacuna no prevenga la infección, pero realmente no lo sabemos con certeza".

Por ello, aunque estés vacunado, existe la posibilidad de que puedas infectarte y transmitir el virus a otra persona, la cual puede no estar vacunada, y por ende en alto riesgo de enfermedad grave por dicho contagio.

Recapitulemos: hasta que no sepamos más, debemos asumir que, aun estando vacunados, podríamos estar potencialmente infectados pero asintomáticos.

Un último punto clave sobre la importancia de recibir la vacuna contra el COVID-19
El que las vacunas no nos regresen de inmediato a la normalidad de nuestras vidas, esto no debe ser una excusa para evitar la vacunación.

"Una vez que la vacuna esté disponible para ti, te insto a que te vacunes, incluso si no tienes un alto riesgo. Todavía hay mucho por conocer sobre este virus, ya que hemos visto como personas jóvenes, aparentemente sanas, experimentan una enfermedad grave por contagio de COVID-19, con síntomas que persisten mucho más allá de la enfermedad ", dice la Dra. Drews. "Para tener este virus bajo control y proteger a nuestras comunidades, necesitamos que se vacune la mayor cantidad de personas posible".

Dado todo lo anterior, junto con la fácil propagación, y mortal que puede ser el nuevo COVID-19, estamos en el momento de unirnos como comunidad para adoptar estas nuevas vacunas y volver a comprometernos con las medidas preventivas que pueden mantenernos seguros, hasta que alcancemos la inmunidad colectiva.

"Estoy segura de que todos deseamos que una vacuna nos lleve a la línea de meta de inmediato, pero recuerda que, sin una vacuna, la línea de meta ni siquiera sería visible", agrega la Dra. Drews. "Además, se necesita algo más que la existencia de una vacuna para cruzar la línea de meta. Si 'el rebaño' no se vacuna, nada cambia".

3 razones por las que aún necesitas usar tu cubrebocas después de recibir la vacuna COVID-19

Read More

Si bien existen efectos secundarios potenciales esperados en estas nuevas vacunas contra el COVID-19, es importante reconocer que la FDA, tras aprobarlas hace varios meses, declaró que: -los beneficios potenciales conocidos en ambas vacunas superan claramente sus riesgos potenciales conocidos-.

Existe mucha desinformación actualmente en las redes sociales que ha confundido y atemorizado sin razón a la población, por lo que es importante resaltar que hay: efectos secundarios esperados de las vacunas, que son incómodos más no negativos, ni peligrosos; y que hay efectos secundarios graves, como ciertas reacciones alérgicas que son extremadamente raras.

"Las personas no deben dejar de vacunarse por miedo a los efectos secundarios", dice el Dr. H. Dirk Sostman, presidente del Instituto Académico del Hospital Houston Methodist. Los efectos secundarios esperados, son una indicación de que la vacuna está haciendo su trabajo, Es decir, ayudando al cuerpo a desarrollar inmunidad contra el virus. Así que no hay que sorprendernos de sentir algunos de estos efectos que no son, para nada, peligrosos”.

¿Cuáles son los efectos secundarios esperados más comunes y que no son peligrosos de estas vacunas contra el COVID-19?

"Cada vacuna contra el COVID-19 ha sido sometida a pruebas rigurosas, ensayos clínicos, así como a una revisión externa exhaustiva por parte de la FDA, los centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC) y sus paneles independientes de expertos", dice el Dr. Sostman.

Los efectos secundarios más comunes de las vacunas contra el COVID-19, de Pfizer y Moderna pueden ser:
•    Dolor, enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la inyección
•    Fatiga
•    Dolor de cabeza
•    Dolor muscular y articular
•    Fiebre leve y escalofríos
•    Náuseas / vómitos
•    Ganglios linfáticos inflamados

"Una forma de reducir la posibilidad de efectos secundarios incómodos es tomando un analgésico, como Tylenol, en el caso de experimentar alguna molestia”, agrega el Dr. Sostman.

¿Puedo enfermarme con la nueva vacuna contra el COVID-19?

Si bien existen efectos secundarios potenciales en las vacunas, estas manifestaciones son una característica propia de la vacunación, no son signo de que estés contagiado de COVID-19.

"Estas vacunas no pueden causar COVID-19", dice el Dr. Sostman. "En cambio, lo que puedes llegar a sentir son los llamados efectos 'reactogénicos' de la vacuna actuando en tu cuerpo y despertando a tu sistema inmunológico".

Incluso, habrá varios tipos de vacunas COVID-19 y cada vacuna funcionará de una manera ligeramente diferente. Las vacunas de Pfizer y Moderna son vacunas de ARNm, que cuentan con la ventaja de que no hay posibilidad de que puedan provocar infección.

"Estas nuevas vacunas de ARNm se basan en material de ARN sintético y no infeccioso, que luego tus células usarán para crear un pequeño componente viral inofensivo. Este componente no es para nada un virus completo, por ello es imposible que te enferme de COVID-19. Sin embargo, sí puede estimular una respuesta inmune al virus, y esto es de hecho lo que todos esperamos que suceda", explica el Dr. Sostman. "El ARNm se degrada rápidamente y se desecha, por lo que tampoco hay posibilidad de que afecte a tu cuerpo, más allá de su función de ayudar a conferir inmunidad".

¿Qué pasa con las reacciones alérgicas a la vacuna COVID-19?

Ninguna vacuna o fármaco estará completamente libre de efectos secundarios o adversos, incluidas las vacunas contra COVID-19. Y habrá que recordar que no es lo mismo un efecto secundario esperado y no peligroso, a una reacción alérgica grave, que es extremadamente rara.

"Es cierto que todavía no tenemos un seguimiento a largo plazo para estas vacunas. Lo que sí tenemos son meses de seguimiento que cubren el período en el que normalmente se descubren problemas adversos con las vacunas", agrega el Dr. Sostman.

Finalmente, a medida que más y más personas reciben estas vacunas, es posible que salgan a la luz algunos efectos secundarios muy raros, como las reacciones adversas observadas con la vacuna Pfizer en dos personas en el Reino Unido.

"Parece que esas dos personas tenían antecedentes médicos de reacciones alérgicas graves y usaban inyecciones de tratamientos EpiPens de forma rutinaria. Debido a este nuevo hallazgo, la agencia reguladora médica del Reino Unido ha dicho que las personas no deben recibir la vacuna si han tenido una reacción alérgica muy grave a una vacuna previa, a alguna otra medicina o a algún alimento ", advierte el Dr. Sostman.

"Pero, recuerda que una reacción alérgica grave no es lo mismo que las alergias estacionales. Una reacción alérgica grave es aquella que causa síntomas potencialmente mortales, como dolor en el pecho y dificultad para respirar y la posible necesidad de hospitalización".

Los CDC y la FDA continuarán monitoreando a las personas que han recibido la vacuna, para asegurarse de que comprendamos completamente cualquier problema de seguridad.

Vacunas COVID-19: ¿Qué hay de los efectos secundarios?

Read More

Enfocándose en determinadas áreas geográficas y sociales de la población, la IP contribuiría a que el gobierno pudiera enfocarse en otras y así completar el proceso de manera más eficiente, explica Experta CETYS

Con el desarrollo y autorización de uso de varias vacunas contra la COVID-19 ha comenzado la mayor campaña de vacunación de la historia. Hasta la tercera semana del 2021, se han administrado más de 68.1 millones de dosis en 56 países, de acuerdo con datos de la prensa internacional. A nivel mundial, la distribución de esta vacuna depende, principalmente, de la disponibilidad del producto. 

“Es un contexto de oferta y demanda; por un lado, tenemos a las farmacéuticas y laboratorios produciendo a su máxima capacidad, y por el otro a gobiernos de todo el mundo tratando de comprar las cantidades necesarias  para proteger a su población”, señaló la Dra. Bertha Martínez Cisneros, Coordinadora de la Licenciatura en Logística Internacional en CETYS Universidad Campus Mexicali.

Existen ocho empresas que están produciendo la vacuna en el mundo, sin embargo, no todas cuentan con la aprobación de las autoridades de salud de los países que las demandan. “Esto es importante de considerar ya que no todas las vacunas están en la misma etapa de producción masiva y esto afecta el cumplimiento de las entregas de las dosis a los países que ya tienen negociados los contratos”. 
A finales del 2020 la administración federal inició negociaciones para la adquisición de las vacunas más avanzadas en las fases de desarrollo y pruebas: Pfizer-Bio N Tech y Oxford-Astra Zeneca, únicas que cuentan con el visto bueno de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), estableciendo posibles fechas de entrega que no se están cumpliendo, principalmente por retrasos en la producción y entrega de las vacunas. 

En este contexto, el Ejecutivo Federal aprobó que la iniciativa privada (IP) y los gobiernos locales puedan adquirir y aplicar la vacuna, sin embargo, “esto se ve complejo debido a la escasez de vacunas que se tiene actualmente, sobre todo en las vacunas aprobadas por la Cofepris”. 

Aunque en este momento de la curva epidemiológica todos los esfuerzos para inmunizar a la población son positivos, se debe considerar que no existe precedente de vacunación de tantas personas al mismo tiempo en un lapso tan corto, y ese es uno de los principales retos a enfrentar. 

Otro de ellos es que las características de algunas vacunas requieren temperaturas de hasta -70°C para su almacenamiento y conservación, haciendo de la cadena de frío una condición prioritaria para su distribución, y al mismo tiempo enfrentando a algunos países a la realidad de no contar con ella. 

“El sector privado se caracteriza por operar de una manera más ágil. Enfocándose en determinadas áreas geográficas y sociales de la población mexicana contribuiría a que el gobierno pudiera enfocarse en otras y poder completar el proceso de manera más eficiente y efectiva”, consideró la académica.

Resaltó que, cuando esto suceda, la coordinación de la IP con las autoridades será fundamental para no duplicar labores, además de contar con protocolos y reglamentos para las empresas que comercialicen la vacuna, preferentemente usando tecnologías de trazabilidad (blockchain) para identificar la procedencia, almacenamiento, distribución y aplicación de los lotes/dosis de vacunas durante toda la cadena de suministro. 

Al igual que los gobiernos, el sector privado debe iniciar negociaciones con las farmacéuticas autorizadas para adquirir vacunas, y aunque la capacidad de fabricación está ampliándose, este seguirá siendo un factor limitante para el suministro de la inmunización contra COVID-19, por lo que aún con la reciente autorización para que la IP pueda distribuirla, “no deberíamos esperar que esto ocurra de inmediato”, concluyó la experta.

PARTICIPACIÓN DE LA IP EN VACUNACIÓN ÚTIL SÓLO SI TRABAJA EN EQUIPO CON EL GOBIERNO

Read More

En los últimos meses mucho se ha hablado de la inmunidad comunitaria o de rebaño para poder crear anticuerpos que ayuden a combatir este coronavirus que ha detenido al mundo.

Pero ¿qué es la inmunidad comunitaria o de rebaño y por qué mucha gente cree que podría ser la solución para terminar con esta pandemia incluso ya contando con la vacuna contra el SARS-COV2?

El Dr. Wesley Long, médico patólogo e investigador del Hospital Houston Methodist, explica que, “la inmunidad comunitaria ocurre cuando inicialmente existe una enfermedad infecciosa y una población de individuos que no poseen inmunidad ante este padecimiento, razón por la cual pueden ser contagiados fácilmente, pero al mismo tiempo desarrollan anticuerpos para luchar contra esta enfermedad hasta lograr que el contagio no sea tan fácil y vaya disminuyendo.”

Agregó que, “el concepto de inmunidad colectiva es que las personas se vayan infectando y se vuelvan inmunes y eso reduce la propagación de la infección porque incluso si tienes una persona infectada y las personas que las rodean son inmunes, no puede propagarlo y, por lo tanto, ralentiza la transmisión si no se tiene de persona a persona.”

Ante la llegada del nuevo coronavirus algunos gobiernos y personas en el mundo infirieron que el exponerse a este virus sería buena idea para que contrajeran la enfermedad y con ello crearan anticuerpos para poder combatirla y de esta manera ser inmunes ante un rebrote, sin embargo, para muchos el resultado no fue el esperado y los desenlaces están siendo fatales, como lo vemos en la tasas actuales de mortalidad en todo el mundo. 

“Tratar de lograr la inmunidad colectiva a través de una infección natural, por ejemplo, personas que contraen naturalmente el coronavirus, es muy peligroso porque significa que una gran cantidad de personas se enfermen, los servicios de salud se abrumen, muchas personas sufran efectos a largo plazo y las personas alrededor del mundo morirán tratando de lograr la inmunidad colectiva a través de una infección natural”, explicó el patólogo del Hospital Houston Methodist.

“No veo ninguna ventaja en tratar de lograr la inmunidad colectiva a través de una infección natural porque ya estamos viendo evidencia de que algunas personas aún pueden infectarse de nuevo 5 o 6 meses después. Creo que la mejor manera de intentar lograr la inmunidad colectiva es mediante la vacunación, no a través de una infección natural, ya que las vacunas actualmente autorizadas parecen proporcionar una respuesta inmune más fuerte sin los peligros de la infección”, agregó el Dr. Long.

En cuanto a los informes de mutaciones del coronavirus y la posibilidad de una vacuna, el Dr. Long explicó: “Hasta el momento, no hemos encontrado ninguna mutación que pueda interferir con la utilidad de las vacunas desarrolladas. Evidentemente, tendremos que vigilar cómo evoluciona el virus, pero mientras tanto, debemos vacunar de manera inmediata. Quizás tengamos que formular una nueva vacuna cada año para adaptarse mejor al virus que está circulando en el futuro. Esto no se sabe aún, pero se puede lograr”, concluyó el Dr. Wesley Long.

La mejor manera de lograr inmunidad colectiva es a través de la vacunación y no mediante el contagio comunitario, advierten expertos

Read More

·        Con la aplicación de las 5,843 vacunas, se ha avanzado en un 68% la protección del total de los 8,566 trabajadores y residentes de las especialidades médicas del Hospital Civil de Guadalajara.

 

La vacuna contra el virus SARS-CoV-2 es actualmente una necesidad imperante  para todo el sector salud, tal como se manifiesta en la “Política nacional rectora de vacunación contra el SARS-CoV-2 para la prevención de la COVID-19 en México, documento rector, primera edición: diciembre 2020, Actualización 11 de enero del 2021”, y que se lleva a cabo a través de la “Estrategia Federal de Vacunación: Brigada Correcaminos”, en donde las fuerzas armadas de la Secretaría de la Defensa Nacional y los Servidores de la Nación coordinan la compleja logística de distribución y verifican la aplicación del biológico en las Entidades.

 

De acuerdo a la “Política nacional rectora de vacunación” se contemplan 5 etapas de vacunación por grupos poblacionales prioritarios, las dos primeras están relacionadas con la vacunación al personal de salud.

 

La etapa 1 se diseñó para cubrir a personal de salud de primera línea de control de la COVID-19, en esta etapa fueron entregados al Hospital Civil de Guadalajara insumos para la aplicación de este biológico considerando personal de las áreas de atención a pacientes COVID-19 en ambas unidades; en total se aplicaron 5,843 vacunas, distribuidas: 3,680 al Antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde y 2,163 al Nuevo Hospital Civil de Guadalajara Dr. Juan I. Menchaca.

 

Estas dosis fueron aplicadas de acuerdo a la “Política nacional rectora de vacunación contra el SARS-CoV-2” con base en lo manifestado en el primer grupo denominado “trabajadores de la salud” (pag. 18), en donde se contemplan 11 subgrupos que incluyen al personal que trabaja en el cuidado, al interior o afuera de las instituciones formales de salud con potencial exposición a personal, pacientes o material potencialmente contaminado con el virus SARSCoV-2: 1. Enfermería 2. Inhaloterapia 3. Medicina, incluyendo epidemiólogos 4. Laboratorio y química 5. Radiología 6. Camillería 7. Limpieza e higiene 8. Operación de ambulancias 9. Manejo de alimentos 10. Asistentes médicos 11. Trabajo social.

 

Se mantuvo estricto apego a las instrucciones durante todo el proceso, con transparencia, ética y profesionalismo, aplicando estas primeras dosis en presencia y aval de los observadores federales y de la SEDENA, sin descuidar la operación diaria y salvaguardando los derechos de cada persona vacunada.

 

Con la aplicación de las 5,843 vacunas se ha avanzado en un 68% la protección del total de los 8,566 trabajadores y residentes de las especialidades médicas del OPD Hospital Civil de Guadalajara, restando 2,223 compañeros mas los becarios de pregrado por vacunarse, mismos que se espera sean inmunizados en la etapa 2 que contempla el Gobierno Federal.

 

Estamos conscientes que aún falta por transitar la citada etapa 2 de las 5 etapas descritas de la estrategia de vacunación planteada en la “Política nacional rectora de vacunación” (pág. 22), en donde contempla a partir del mes de febrero al resto del personal de salud del país.

 

Reconocemos la necesidad y el derecho de vacunar al 100% de la plantilla de nuestros Hospitales, por lo que esperamos contar con las vacunas necesarias por el Gobierno Federal de acuerdo con las entregas y la distribución que indica el cronograma federal, esperando el cumplimiento de la instrucción presidencial de vacunar a todo el personal de salud en México.

Avance de la vacunación contra el virus SARS-CoV-2 al personal de salud del Hospital Civil de Guadalajara

Read More

 

  • Existen evidencias sobre manifestaciones contra esta campaña que han derivado en retorno de enfermedades como la rubéola y el sarampión 

 


Las comisiones Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, y de Estudios Legislativos, Segunda, aprobaron un dictamen que establece la responsabilidad personal de aplicarse las vacunas contenidas en el Programa de Vacunación Universal, independientemente del régimen de seguridad o protección social al que pertenezca.  

 

Para cumplir con esta responsabilidad, se agrega en el proyecto, los residentes en el territorio nacional tendrán derecho a recibir las dosis, de manera universal y gratuita, en cualquiera de las dependencias y entidades de la Administración Pública, tanto federal como local, del Sistema Nacional de Salud. 

 

En el documento aprobado, los senadores destacaron que “existen evidencias sobre manifestaciones contra la vacunación, lo que ha derivado en el retorno de enfermedades como la rubéola y el sarampión, trayendo consigo la emergencia de brotes devastadores en todo el mundo”. 

 

La Secretaría de Salud reveló que tan sólo en el primer cuatrimestre de 2020 tenía conocimiento de 150 personas contagiadas, cuyo rango de edad se encuentra entre los tres meses y los 68 años. Los datos indican que el 80 por ciento de los pacientes tienen un antecedente de no vacunación. 

 

Así, el dictamen reforma la Ley General de Salud para que las personas que ejerzan la patria potestad, tutela o guarda de niñas, niños y adolescentes estén obligadas a que estos menores reciban las vacunas. 

 

Dispone que el incumplimiento deliberado o sin que medie justificación médica certificada para contravenir dicha obligación dará lugar a que la Procuraduría de Protección de niñas, niños y adolescentes, haga uso de las atribuciones que le confiere la Ley en la materia para realizar acciones dirigidas a realizar la vacunación.  

 

También modifica la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y la Ley General de Educación, a fin de promover y ejecutar los programas dirigidos a garantizar el ejercicio del derecho a la vacunación oportuna de niñas, niños y adolescentes, así como vigilar de forma periódica su salud, crecimiento y desarrollo integral. 

 

En la reunión de trabajo,  también se aprobó la iniciativa con proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y del Código Civil Federal, para prohibir el castigo corporal y humillante como método correctivo o disciplinario a niños, niñas o adolescentes. 

 

El documento establece que, en México la prevalencia del castigo corporal y humillante como una forma de violencia contra menores y adolescentes es preocupantemente alta. 

 

Destaca que el Congreso mexicano debe realizar ajustes necesarios a la legislación para avanzar de manera eficaz en la erradicación de cualquier tipo de violencia contra las y los niños, y convenir para que el marco normativo prohíba expresamente y de manera categórica cualquier tipo de violencia contra la niñez. 

 

Además, en la iniciativa se manifiesta que las y los menores tienen derecho a recibir orientación, educación, cuidado y crianza de su madre, padre o de quienes ejerzan la patria potestad, tutela o guarda y custodia, sin que, en modo alguno, se autorice a estos el uso del castigo corporal ni el castigo humillante. 

Avalan proyecto que obligará a tutores vigilar vacunación de menores

Read More


-En el Estado se han aplicado un millón 504 mil 345 dosis del biológico en la población

Gracias a la participación de la población jalisciense, el Sector Salud en Jalisco cumplió con la meta de vacunación contra la influenza en grupos vulnerables, logrando la aplicación de un millón 504 mil 345 dosis, que representan el 70 por ciento de las vacunas que fueron establecidas para el Plan de Invierno 2019-2020.

Los antecedentes nacionales y estatales indican que la mayor circulación de influenza se presenta en los meses de enero y febrero, por lo que se continuará la campaña de vacunación con énfasis en los grupos de riesgo durante los primeros tres meses del 2020 en todo el Sector Salud.

Los grupos de riesgo que deben acudir a recibir la vacuna de manera prioritaria son los adultos mayores de 60 y más años, niños de seis meses a 5 años, mujeres embarazadas (en cualquier trimestre del embarazo), personas que padecen diabetes, hipertensión, asma, enfermedades pulmonares, con cáncer o VIH, enfermos del corazón, personas con obesidad mórbida y personal médico.

El biológico es completamente gratuito y puede aplicarse en cualquier Centro de Salud o Unidad Médica.

Las acciones de vacunación se realizan coordinadamente entre las instituciones que conforman el Sector Salud Jalisco, donde participan la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), el OPD Servicios de Salud Jalisco, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Hospital Civil de Guadalajara y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

Por parte de la SSJ, el Plan de Invierno 2019-2020, que inició en octubre y concluye el 31 de marzo, incluyó la estrategia de vacunación itinerante apoyada por 340 brigadistas y 37 módulos en sitios públicos de concentración masiva en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Ante la sospecha de influenza la recomendación es no automedicarse, acudir a una unidad de salud para recibir tratamiento y evitar exponer a más personas a la enfermedad.

La influenza es una enfermedad respiratoria que en ocasiones se confunde con resfriado común (gripe) y puede ser provocada por los virus de la influenza A, B y C. Este padecimiento afecta principalmente la nariz, garganta, los bronquios y en ocasiones los pulmones, el virus se propaga fácilmente de una persona a otra al toser, estornudar y con el contacto de manos y rostro.

Con el apoyo de instituciones educativas y en coordinación con la Secretaría de Educación y la Sociedad de Padres de Familia, la SSJ además puso en marcha una estrategia intersectorial que tenía tres objetivos principales: proporcionar información básica a la población, la adopción de medidas preventivas en la temporada invernal y completar los esquemas de vacunación (incluyendo el biológico contra la influenza).

Medidas para prevenir influenza

La forma más eficaz de prevenir la Influenza es la vacunación.
Lavarse las manos frecuentemente y secarlas bien.
Mantener una buena higiene respiratoria, cubriéndose la boca y la nariz al toser o estornudar con pañuelos y desecharlos correctamente.
Evitar el contacto con personas enfermas.
Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
Evitar cambios bruscos de temperatura.
Ingerir alimentos ricos en vitaminas A y C.
Autoaislarse rápidamente en caso de malestar, fiebre u otros síntomas gripales.
No automedicarse.

Recomendaciones preventivas para la población

Vacunación con énfasis a grupos blanco
Lavado de manos con agua y jabón así como el uso de gel antibacterial
Cubrir nariz y boca por las mañanas y tardes, evitar cambios bruscos de temperatura
Mantenerse bien hidratados (preferencia con agua natural)
Consumir alimentos ricos en vitaminas A y C (frutas y verduras)

En números

Un millón 504 mil 345 dosis vacunas contra la influenza se han aplicado en todo el Estado.
150 mil dosis se aplican en promedio por semana.

Alcanza Jalisco meta de vacunación contra influenza en grupos vulnerables

Read More



Cada año se podrían evitar entre dos y tres millones de muertes en todo el planeta con un esquema de vacunación adecuado

Expertos del HCG recomiendan a toda la población estar atentos a la vacunación de sus hijos. Es gratuita y un derecho para todos

En el mundo, 20 millones de niños permanecen sin vacunar cada año o cuentan con un esquema de vacunación deficiente. Ello debido, principalmente, a la falta de acceso a servicios de salud, esquemas incompletos de vacunación de algunos países en vías de desarrollo, conflictos bélicos, desplazamientos y migraciones, así como grupos que se oponen al uso de vacunas.

De acuerdo con el doctor Antonio Luévanos Velázquez, médico adscrito al Servicio de Infectología Pediátrica del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde” y experto en vacunas, cuando existe un buen esquema de vacunación en los países, se puede llegar a evitar entre dos y tres millones de muertes en infantes de cero a cinco años de edad.

En México, la cobertura de vacunación varía en términos de grupos etarios; en el de niños menores de un año o de uno a cinco años, se miden cuatro o cinco vacunas. Para que haya una cobertura óptima, se requiere un 80% de población protegida, de esta forma se tiene la seguridad de que aquel niño, que por alguna razón no haya recibido las vacunas, esté también protegido, a esto se conoce como inmunidad de rebaño.

A nivel nacional, este porcentaje establecido se cumple sobre todo en la vacunación contra la poliomielitis, difteria, tétanos, hepatitis B, y BCG contra la tuberculosis. “En cuanto a sarampión, rubeola y paperas hay preocupación, porque a pesar de que sí hay buena cobertura, hay que reforzarlas con una segunda dosis en pacientes que están vulnerables a la enfermedad”, refirió Luévanos Velázquez.


Importancia de la vacunación
La vacunación adquiere una relevante importancia en los niños menores de 5 años de edad contra enfermedades que son severas y que ponen en riesgo la vida del menor y pueden dejar secuelas importantes.

El esquema básico de vacunación en México incluye la protección contra 14 enfermedades. Al momento del nacimiento hay que poner la vacuna contra la tuberculosis, que protege de formas severas de la enfermedad, como es la meníngea y la generalizada, además de la vacuna contra la hepatitis B.

A los dos, cuatro y seis meses de vida, las vacunas que deben recibir los bebés los protegen contra difteria, tétanos, tos ferina, influenza y enfermedades por haemophilus influenzae y neumococo, brindando protección contra neumonías graves, y una muy importante, que en México se ha logrado erradicar, que es la poliomielitis.  

Al año de nacido, el lactante debe ser vacunado contra el sarampión, rubeola y paperas, y adicionalmente la vacuna contra la varicela, y hepatitis A. Después vendrán los refuerzos de vacunas.

En la mujer embarazada es muy importante que se vacune contra influenza, difteria, tos ferina y tétanos porque no sólo está en peligro de contraer la enfermedad, también puede transmitirla al bebé, porque lo deja vulnerable. Vacunándose protege al bebé de adquirir alguna de estas enfermedades, afirmó el especialista.

La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) debe aplicarse a las niñas y niños a los 9 años de edad. Ésta ayuda a prevenir el cáncer cérvico uterino.

Todas y cada una de las vacunas son gratuitas para toda la población. Hay que acudir a cualquier hospital o centro de salud y seguir las indicaciones que se brinden. No importa si es IMSS, ISSSTE o de la Secretaría de Salud, se puede acudir a cualquier clínica y la vacuna debe ser administrada conforme a las especificaciones del médico o de la cartilla de vacunación.

Grupos “antivacunas”
Hay un grupo que preocupa a nivel mundial, sobre todo en redes sociales, que se dedica a desinformar a la población, al mencionar que enfermedades como el autismo son provocadas por algunas vacunas. “Esto está totalmente desmentido, las vacunas no tienen ningún efecto importante sobre el sistema nervioso central,  aunque sí pueden tener efectos colaterales a la hora de su aplicación como fiebre, dolor en el lugar del piquete o malestar general, que se eliminan de manera natural, pero en definitivo no ocasionan ninguna enfermedad ni a corto ni a largo plazo”, finalizó el experto.

20 millones de niños en el mundo sin vacunar cada año

Read More

Por Héctor Medina Varalta

Guadalajara, Jalisco, febrero de 2017. La rinofaringitis aguda o resfriado común  constituye uno de los principales motivos de consulta médica, ausentismo escolar y laboral. El síndrome se caracteriza por congestión nasal, rinorrea, estornudos, lagrimeo, irritación nasofaríngea, tos y malestar general y puede acompañarse de fiebre. Por otra parte, el resfriado común es considerado de origen casi exclusivamente viral. El resfriado común es cosmopolita y se presenta de manera   endémica y epidémica.  En nuestro país la incidencia aumenta durante los meses de invierno, lluviosos y puede alcanzar millones de casos por año. La transmisión se realiza, fundamentalmente, a través de partículas generadas al respirar, toser, estornudar, hablar. Los individuos con infecciones, producen partículas con un tamaño que oscila entre 0.05 and 500 µm; los patógenos  se dispersan tanto por la vía área así como por gotas de saliva. Debe considerarse también el contacto directo, la transmisión por el empleo de pañuelos y otros fomites contaminados por secreciones de personas infectadas.


No hay que dejarse desorientar
Hay mitos que lo único que hacen es favorecer la diseminación de la enfermedad, existen muchos de ellos alrededor de la vacuna de la influenza, mitos que desafortunadamente debemos tratar de erradicar. La vacuna se aplica en especial a los niños menores de 5 años y a los adultos de 55 años, aunque todos deberíamos de vacunarnos, la vacuna se pone con la intención de que sean los pacientes que menos se compliquen. La vacuna en sí a la mejor no va a quitar la influenza pero va a hacer que sea menos grave, va a disminuir la mortalidad. Lo que sucede cuando una persona se aplica la vacuna y al siguiente día tiene el cuadro gripal, se siente mal, y muy rara. Lo que sucede es que estaba incubando la enfermedad y le echa la culpa a la vacuna. Por consiguiente, empiezan hablar mal de la vacuna y desorientan  a que otras personas se la pongan. Está demostrado que las personas que no se aplican la vacuna tienen un riego alto de complicación y un riesgo alto de mortalidad. Entonces, debemos hacer todo lo contrario, favorecer a que se sigan vacunando.

Pacientes  de alto riesgo
Todas las personas que presenten un cuadro de tos intensa, con dolor intercostal, con cefalea y fiebre en temporada de influenza deben asistir a su Centro de Salud o con su médico para que las revisen y descarten que no es un brote de influenza, ya que si esto sigue cuatro o cinco días, el tejido del epitelio del esófago empieza a esfacelarse, empieza a tener una mayor penetración y empieza a complicar al paciente. Por lo tanto, el tratamiento en los primeros cinco días con fármacos aniinfluenza como sedamir, onceatifil son de utilidad para cortar el proceso y evitar la complicación. De hecho, también funcionan en un proceso de neumonía, pero tardan más y el riesgo de mortalidad es alto. Por esto, estos fármacos deben darse en etapas tempranas para evitar que el virus se siga replicando. La otra es si el paciente empieza con un proceso neumónico o es y que es un paciente mayor que tenga sumado alunas comorbilidades como hipertensión arterial, obesidad o diabetes, es un paciente que debe ser manejado por el área hospitalaria para evitar una complicación que pueda llevarlo a una neumonía y a la muerte.

Hay que evitar el contagio
Hasta el 5 de enero que es la última que se ha reportado, el número de casos de influenza no llegan a los 400, son alrededor de 86 casos con 27 defunciones. Y si bien el AH1N1 sigue siendo el virus de mayor importancia hay una distribución entre el virus HM3 influenza B, influenza A ha distribuido en una forma poco más homogénea, por lo tanto, estos menos de 400 casos documentados, quizá haya más pero no se documentan. De estos casos, han tenido una mortalidad no tan grave como la que tuvimos el año pasado.  Si bien el invierno no ha sido tan frío, todavía faltan los mese pico más importantes para la influenza que son febrero y marzo. Ojo, el mayor número de casos de influenza se dieron en febrero y marzo, todavía tenemos que estar pendientes de este punto. En segundo lugar, debemos tener cuidado con los cambios bruscos de temperatura, lavarse las manos constantemente, usar las medidas adecuadas para estornudar, no hacerlo en las manos, tener una buena alimentación, sobre todo, utilizar vitaminas A y C que mejoran la respuesta inmune y que pueden ayudar a que la persona se tenga una mejor respuesta con sus defensas contra este virus y algo que es muy importante: tener una limpieza adecuada, abrir las ventanas, hay que ventilar la casa, ponerse un rato en el sol, pues los rayos ultravioleta deseca las gotitas de Flügge que cayeron sobre la mesa, el pasamanos o la perilla de la puerta y permite adecuadamente matar el virus, el uso de antisépticos en las manos puede ayudarnos a disminuir todo este periodo.

Recomendaciones muy importantes
Algo muy importantísimo, no hay que llevar a los niños a áreas muy concurridas: centros comerciales, cines, entre otros. Cuando tengamos un brote de gripe tratemos de estar el mayor tiempo posible en nuestra casa, sobre todo, los menores de cinco años y de 55 años. Evitemos el contagio que se tiene en los sitios donde haya mucha gente, donde una persona que lleve la influenza la va a repartir a muchos.  No hay una cura específica para el resfriado común.
Para sentirse mejor, se debe descansar mucho y beber líquidos en abundancia. Los medicamentos de venta libre ayudan a aliviar los síntomas, Siempre lea la etiqueta de los medicamentos y úselos según las indicaciones. Hable con el médico y asegúrese antes de darle a su hijo un medicamento de venta libre para el resfriado que este haya sido aprobado para su uso en pediatría. Los antibióticos no lo ayudarán a recuperarse del resfriado. No funcionan contra los virus. y si los toma innecesariamente, pueden hacer que le sea más difícil a su cuerpo luchar contra infecciones bacterianas en el futuro. Asimismo, hay que mantenerse alejados de las personas que tengan una infección respiratoria;  Uso de Rimantadina en contactos de paciente potencial; No saludar de beso ni de mano (salvo que se trate de familiares y conocidos cercanos que no presenten los síntomas);
No tocarse la cara, en particular las zonas donde las mucosas están expuestas (los ojos, la boca, el interior de la nariz, el interior de las orejas); No compartir alimentos, vasos ni cubiertos.

Guía de tratamiento
Atención médica si se cumplen los criterios operacionales (Fiebre de +38.5° C, dolor de cabeza intenso, tos, ataque al estado general); Prueba diagnóstica rápida y si es posible confirmatoria de tipo molecular;  Inicio de manejo con Amantadina o  Rimantadina;  Osaltamivir o Zanamavir, son recomendados sólo en cepas resistentes a Amantadina o Rimantadina como lo fue en la Influenza 2009 o las cepas B o C.

Qué esperamos en la temporada de Invierno 2016-2017
La reunión de la OMS sobre la composición de la vacuna se realizó en febrero del 2016 en Ginebra, Suiza, las cepas de la vacuna para las vacunas contra la influenza 2016-2017. En marzo de 2016, el Comité Asesor sobre Vacunas y Productos Biológicos Relacionados (VRBPAC) de la FDA respaldó la selección de la cepa para la vacuna contra la influenza en el Hemisferio Norte que se utilizará en la fabricación de las próximas vacunas contra la influenza 2016-2017
Todas las vacunas contra la influenza 2016-2017 han sido fabricadas para brindar protección contra los siguientes tres  y cuatro virus: un virus tipo A/California/7/2009 (H1N1) pdm09, un virus tipo A/Hong Kong/4801/2014 (H3N2) y un virus tipo B/Brisbane/60/2008 (linaje B/Victoria). Un virus tipo B/Phuket/3073/2013 (linaje B/Yamagata) ( Vacuna Tetravalente

Vigilancia médica de posibles complicaciones
Virus    Estimación (casos/año)
Rhinovirus        30 - 50%
Coronavirus      10 - 15%
Virus de influenza         5 - 15%
Virus sincitial respiratorio          5%
Virus de parainfluenza   5%
Adenovirus       <5%
Enterovirus       <5%
Metapneumovirus         Desconocido
Agente desconocido    20 - 30%
Antiflu-Des® es un medicamento antigripal diseñado específicamente para el tratamiento de la influenza tipo A, su principal activo es la Amantadina y gracias a la sinergia de sus componentes, ofrece a los médicos una opción de prescripción con triple acción.
Amantadina (Antiflu-des®) es un antiviral que está indicado en el tratamiento de influenza o gripe cuando es causada por virus del tipo A, susceptibles a la amantadina, posee acción antiviral específica. La amantadina bloquea la replicación o duplicación del virus impidiendo así la destrucción celular causada por éste y se absorbe bien en el tracto gastrointestinal.
 Maleato de clorfenamina: es un fármaco con acción antihistamínica, que disminuye la congestión por secreciones.
Paracetamol: analgésico - antipirético. Su mecanismo de acción es de origen central para la disminución de la fiebre y periférica, para la acción analgésica.

Trayectoria profesional
Médico Infectólogo Pediatra del Hospital Ángeles  Pedregal; Tutor de Maestrías en Ciencias Médicas, UNAM; Ex Jefe del Departamento de Infectología del Instituto Nacional de Perinatología;   Ex Sub Director de Investigación Clínica del Instituto Nacional de Perinatología;  Ex Presidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica, AMIP; Ex Presidente de la Asociación Mexicana para el estudio de las Infecciones de Trasmisión Sexual (AMEITS); Profesor Titular de la especialidad de Infectología por 16 años , del Instituto Nacional de Perinatología /UNAM.

La influenza en México Segunda parte

Read More


Por Héctor Medina Varalta

Guadalajara, México a 8 de Febrero del 2017.- Debido a las bajas temperaturas, las enfermedades respiratorias como la influenza suelen incrementarse, por tal motivo la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) invita a la población a vacunarse en cualquier centro de salud y realizar acciones de prevención.  Con el objetivo de evitar que más jaliscienses se enfermen de influenza y de otras enfermedades respiratorias, la dependencia trabaja en conjunto con la Universidad de Guadalajara a través de brigadas de vacunación. Además, se trabaja en conjunto con la Secretaría de Educación Pública para que las instituciones educativas notifiquen de manera inmediata cuando alguno de los menores no acuda a clases como consecuencia de alguna infección respiratoria.  En rueda de prensa, Alberto Ocampo Chavarría, jefe del Departamento de Medicina Preventiva llamó a la población a que tenga medidas de prevención como: el lavado de manos, abrigarse bien, cubrirse al estornudar, mantenernos hidratados y tener la ingesta de alimentos sanos y naturales como el zumo de la vitamina C. La vacuna es de gran importancia para prevenir la influenza. Los principales grupos de riesgo son las mujeres embarazadas, menores de cinco años, mayores de 60 años, trabajadores del sector salud y quienes presentan enfermedades como diabetes, VIH, hipertensión, obesidad, asma, insuficiencia renal, entre otros.
La pandemia del 2009

Por su parte, el Dr. Federico Javier Ortiz Ibarra, médico infectólogo pediatra del Hospital Ángeles del Pedregal de la Ciudad de México en entrevista exclusiva para newsinformanet.us comentó que, la influenza, tienen sus orígenes en la gripa española,  una enfermedad transmitida por el virus de la influenza. El concepto de gripa que era un poco más hacia la parte europea, ya que, de una forma u otra, tradicionalmente confundían el proceso de la infección de la influenza con los cuadros del catarro común. De ahí se tomó un poco más el concepto más americanizado de la infección de la influenza, que en los últimos años ha ido cobrando un papel muy importante a raíz de la pandemia que tuvimos en el país en el 2009. La influenza es una enfermedad causada por un virus, estos virus tienen varios subtipos que se clasifican de acuerdo a las características de su estructura. Los virus de influenza A se dividen en subtipos según dos proteínas de la superficie del virus: la hemaglutinina (H) y la neuraminidasa (N); lo que hacen estas proteínas es permitir la integración del virus  a lo que sería la célula humana y, por lo tanto, poderlo infectar.

La influenza puede causar neumonía

En la actualidad, las características clínicas es un cuadro infeccioso que produce dolor de cabeza, fiebre,-uno de los puntos más importantes-, dolor en el pecho, dolor rectoesternal y produce ataque al estado general severo, que si no se trata de la forma adecuada o si la enfermedad evoluciona en un paciente que no tiene las características inmunológicas de defensas adecuadas, lo que va a pasar es que va a evolucionar hacia una neumonía y viene la sobre agregación de otras bacterias, en este caso, el Streptococcus pneumoniae y otras bacterias que llevan al paciente a una complicación como la neumonía, que pueden requerir hospitalización y llevarlo a la muerte. Si lo vemos de esta perspectiva, no todas las personas que tienen influenza van a sufrir un cuadro grave, de hecho, gran parte de ellas pasan asintomáticas y por esta razón lo confunden con un catarro común, pero el número de personas, sobre todo, en los extremos de la edad, las personas que rebasan los 55 años o los menores de 5 años son los que tienden a padecer complicaciones más severas como procesos neumónicos y hospitalizaciones, y un porcentaje bajo pueden morir.

El virus AH1N1 es el que más ha estado circulando

De acuerdo al doctor Ortiz Ibarra, la clasificación de la influenza es muy grande, existen más de cien tipos conocidos. Sin embargo, desde el 2009 a la fecha en las temporadas de cada año han estado circulando, al menos tres o cuatro virus, de estos, si separáramos la influenza en los tres elementos, principalmente tipo A, tipo B y tipo C; los virus tipo A pertenecen al hombre y también afectan a algunas aves. El virus tipo B circula cada dos años y son virus que tienden a ser menos agresivos, circulan en el humano y en algunos mamíferos o en algunos animales como las focas, los virus tipo C tienen un origen porcino (fiebre porcina) que también afectan al humano. Esas son las tres características principales. Luego viene la separación en subtipos y van a ser en base a  sus proteínas y estructura del virus, y estas proteínas les van dando básicamente un número, dependiendo de las cepas tomadas, la uno, la dos, tres, cuatro, cinco o seis, dependiendo de las H o de las N, de esta estructura si separáramos a estos virus serían más de cien tipos que han sido aislados en el hombre. Por otra parte, en los últimos 8 años han circulado al menos 6 virus predominantes, pero principalmente el virus de la pandemia de 2009 conocido como AH1N1 pandémico, es uno de los virus que más ha estado circulando, que ocasiona un buen número importante de infecciones hospitalizaciones y muerte. Otro virus que en los últimos 4 o 5 años también ha cobrado un papel importante, sobre todo en complicaciones y mortalidad, es la  cepa AG3N2 y este año, sumado a esto están circulando virus tipo B y algunos tipo A estacionarios, diferentes a los dos primeros ya mencionados.

Cómo se propaga el virus

El virus básicamente se propaga por contacto directo o contacto estrecho, es decir, en contacto directo es cuando nosotros estornudamos en las manos, el virus se queda en ellas y se conserva en la temperatura humana y al saludar a otra persona estamos transmitiéndole el virus. En cambio, el contacto estrecho es cuando el virus a través de las gotitas de Flügge puede volar hasta medio metro. Cuando estornudamos y tenemos a una persona muy cercana y le damos un beso le estamos transmitiendo el virus a través de estas gotitas de Flügge y les va a caer en la boca o en la nariz y puede instalarse y producir la enfermedad. El virus de la influenza es relativamente sensible, no vive mucho tiempo en áreas en las que exista calor, sin embargo, en la época de invierno, con el frío, con las inversiones térmicas, con la poca cantidad de sol el virus puede sobrevivir en algunos fomites, se les llama fomites a los espacios donde uno ha estornudado y dejar el virus que puede vivir un tiempo mayor, entre media hora y cuarenta y cinco minutos. Esto hace que la persona que toque el área contagiada se pueda contaminar. Es por esta razón, que se recomienda estornudar sobre la ropa y a la altura del codo, esto permite que no toquemos a las personas en la mano y no estemos transmitiendo la enfermedad.

En lo que va del año vamos bien

El periodo de contagio va entre siete y veintiún días. Como cualquier virus también puede ser entre 48 horas y siete días, sin embargo, como cualquier virus puede tener incubaciones largas; se recomienda hasta diez o 12 días de vigilancia cuando una persona estuvo en contacto con la influenza. Esta es la característica del virus, es muy rápido, ya que se instala en las vías respiratorias y va a replicarse y va a estar reproduciendo como respuesta natural-biológica, las secreciones y un poco de moco. Estas secreciones son las que estornudamos y son las que transmitimos el virus, y hay microcélulas donde el virus se va perpetuando y puede llegar a otras personas. Por lo tanto, el periodo de incubación va entre 72 horas y aproximadamente 14 días. En promedio máximo  es de tres a veintiún días.

El doctor Ortiz Ibarra también señaló que hay otros comportamientos de influenza; los comportamientos atípicos de esta enfermedad pueden presentarse con cuadros diarreicos. Gastroenteritis, los procesos neumónicos y finalmente el cuadro subclínico. Sin embargo, lo más importante es la complicación pulmonar que sucede en pacientes con un inmunocompromiso; pacientes diabéticos y pacientes obesos, pueden llevar a un choque séptico, falla orgánica y puede ser que el paciente muera. Aquí, lo importante es que la influenza 2017 ha tenido un comportamiento, entre comillas, más benigno que el del año pasado. El año pasado a estas alturas, estábamos hablando cerca de dos mil casos para fines de enero y 86 fallecimientos.

La importancia de la vacunación
En este año si lo comparamos con el 2016, el número de muertes es mucho menor, ya que hay 28 fallecimientos y alrededor de no más de 400 casos, lo cual de una forma u otra habla de ha sido una temporada de invierno menos fría y con menos inversiones térmicas y por el momento con menos repercusión. Además en este año hay dos datos interesantes: incrementado el número de influenza B, lo cual es relativamente normal para los años pares; los años nones han sido muy graves con mucha repercusión de influenza A y sobre todo, en la AH1N1. En cambio, en los años pares la participación de la influencia B hace, de alguna forma, sean menos graves estos padecimientos. Por otra parte, también tenemos un discreto cambio en las entidades involucradas, por ejemplo, tradicionalmente en la Ciudad de México, tradicionalmente Guadalajara, el Estado de Jalisco, Nuevo León, Sonora son los Estados más afectados. En la actualidad, se han detectado un mayor número de casos, tendiendo al sureste, la parte de Veracruz, Tabasco, Yucatán, Quintana Roo, son estados que este año se han visto con el mayor número de casos y una mortalidad acentuada en esos sitios y tiene que ver con la circulación del virus. Este virus ha circulado en los últimos siete años en la zona norte, en la zona centro del país, lo cual ha creado anticuerpos en muchas personas y por lo tanto, tenemos menos casos, afectando ya a la parte sureste del país y creemos que poco a poco se irán creando anticuerpos a nivel nacional para que podamos ir separando por un tiempo el AH1N1  y eso tiene que ver con el uso de las vacunas; si la gente se vacuna se inmuniza y finalmente disminuirán el número de casos de influenza. El 2016 fue un año muy crítico con una mortalidad muy alta y con un número de casos superior quizá hasta el mismo 2009.

La influenza en México

Read More

Copyright © News Informanet | Designed With By Blogger Templates
Scroll To Top