Showing posts with label Internet. Show all posts
Showing posts with label Internet. Show all posts
Actualmente difundir información en nombre de la denuncia se confunde con ética, pero hacerlo sin evidencias se convierte en responsabilidad. Frente a esto, regular los contenidos que se transmiten virtualmente tendría ventajas similares a las del reglamento de tránsito o el código civil que establecen lineamientos para convivir sin vulnerar los derechos de terceros
 
El ejercicio de valores como el respeto y la honestidad en el manejo de datos y sus autorías, tanto en su integridad como en su fuente, ha traspasado la barrera del ambiente periodístico para instalarse en el amplio mundo de las plataformas virtuales y medios informativos de internet. 

Lo que antes estaba restringido al desempeño de reporteros, editores y redactores, ahora es fundamental para que tanto consumidores de información como creadores de contenido puedan coexistir y desarrollarse en un ambiente sano, transparente, en el que fluya información verificada y útil. 

“Se trata de imperativos éticos en el uso y transmisión de información, que cuando se adulteran u omiten, transforman todo en desinformación, de ahí la importancia de delimitarlos, identificarlos y principalmente, de aplicarlos”, indicó el Dr. Daniel Sanabria, Director Estatal de Bibliotecas de CETYS Universidad.

El hecho de expresar o difundir cualquier cosa en nombre de la denuncia o de lo que no se dice en los medios de comunicación dominantes, como sucede con frecuencia a través de los medios electrónicos, no debe confundirse con la ética informativa, pues de hecho, ejercer una libertad de expresión desprovista de referencias o evidencias deja de ser libertad, y se transforma en responsabilidad.

Es por esto que regular de forma adecuada los espacios virtuales, añadió el Director, podría representar algunas ventajas parecidas a las que brinda, por ejemplo, el reglamento de tránsito o el código civil, donde se indican lineamientos para convivir en sociedad sin vulnerar los derechos de terceros. 

Para lograrlo es importante que desde los órganos legislativos se diseñen regulaciones verdaderamente dirigidas a garantizar el bien común de los usuarios y consumidores de información de los espacios virtuales, buscando consensos y no imposiciones ni para las empresas, ni para la población, “sin invasividad en los negocios y sin querer dirigir las conductas y pensamiento de las personas, vigilada por un un órgano tripartito con representantes de gobierno, empresas y usuarios”. 

Implementar una regulación mal diseñada podría generar dos grandes problemáticas. Por una parte, una posible disgregación y casi sectarización de la opinión pública, convirtiendo a las plataformas en guetos que favorecen la polarización y el desprecio de posiciones diferentes, y con ello, da lugar a más intolerancia y a menos democracia. 

El segundo gran riesgo es el que representa una regulación rígida o sobrerregulación, la cual promovería aún más el uso del internet profundo o deep web entre los usuarios, quienes hallarían en ese espacio una mayor libertad de comunicación, pero también un espacio opaco para el crecimiento del conspiracionismo. 

Es por esto que los legisladores deben prestar especial atención y sumo cuidado al explorar estos terrenos, señaló el Dr. Sanabria.

Finalmente, el especialista resaltó que la migración a los espacios digitales es un tema positivo, precisamente porque ofrece variedad de elección y previene monopolios, a veces, escandalosos, por lo que una vez listos los ordenamientos para el uso de las plataformas virtuales, cada persona podrá optar por estar en ellas o no, y en cuáles hacerlo.

LA RESPONSABILIDAD DE CONSUMIR Y TRANSMITIR INFORMACIÓN EN INTERNET

Read More

 

Desconfíe de precios excesivamente bajos relacionados a marcas lujosas

Un sitio seguro debe estar cifrado, esto es, que aparezca un candado al inicio de la barra de búsqueda

 




Ciudad de México
 – Este año, con la pandemia de COVID-19 las compras de Navidad implicarán mantenerse a salvo de robos y estafas, esta vez, principalmente en el escenario virtual. En este contexto ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, acerca recomendaciones para que las compras navideñas sean lo más seguras posible.

 

  1. Realizar compras solo en tiendas virtuales confiables: Como sucede con cualquier temporada de compras, los estafadores buscan crear falsas tiendas para atraer posibles víctimas y sacarles su dinero. Para mitigar cualquier riesgo de caer en estas tiendas falsas, deberíamos quedarnos con aquellas que cuentan con una buena reputación, vendedores con registros verificables y buenas reseñas por parte de otros compradores.

 

  1. Si una oferta parece demasiado buena para ser verdad, probablemente sea un engaño: Durante la temporada de fiestas, los estafadores se basan en la idea de que nadie puede resistirse a un buen precio. Sin embargo, ser consciente de que, si se encuentra marcas lujosas o productos tecnológicos ofrecidos a precios increíblemente bajos, lo más probable es que se esté ante una estafa. Asegurarse de evitar cualquier oferta demasiado buena que parezca sospechosa… especialmente si son de un vendedor desconocido.

 

  1. Comprar solamente en sitios web cifrados (HTTPS): Cuando se está buscando el regalo perfecto en Internet y finalmente se encuentra un sitio en el que se lo quiere comprar, primero es importante comprobar que ese sitio utilice cifrado. Esto puede comprobarse con la existencia de un pequeño candado en la barra del navegador y que el dominio web comience con “https://”. Todos los sitios legítimos en línea utilizan cifrado, aunque también es cierto que los sitios fraudulentos cada vez más han adoptado el uso de HTTPS. Este tipo de cifrado asegura que los datos sensibles de los usuarios —como las credenciales de una cuenta— no serán enviados en texto plano, lo que agrega una capa extra de protección sin importar si se está comprando desde una red Wi-Fi hogareña o una red pública.

 

  1. Utilizar un software de seguridad de calidad en los dispositivos: Mientras se realicen las compras en línea, una de las mejores medidas de seguridad que se pueden tomar es la de utilizar una solución de seguridad que cuente con una buena reputación y que presente varias funcionalidades. Estas soluciones generalmente incluyen el bloqueo de sitios no confiables, proveen protección contra la mayoría de los ataques e incluso protección de pagos para compras y transacciones.

 

  1. Tomarse el tiempo para pensar antes de comprar o publicar información personal: Antes de comprar algo, respira hondo y pensar qué se va a comprar, dónde y qué tipo de información solicita el sitio mientras se completa una compra. Si se decide comprar de todas formas, chequear los datos que el vendedor solicita y completar solo lo necesario, ya que esos datos pueden ser robados en caso de que llegue a las manos incorrectas, como puede pasar a raíz de una brecha que sufra el sitio de compras.

 

  1. No realizar compras utilizando una red pública, solo a través de conexiones seguras: Aunque puede sonar atractivo terminar alguna compra mientras realizamos otras actividades, se debería evitar hacerlo mientras se está conectado a una red pública. Estas redes suelen ser apuntadas por cibercriminales que intentarán comprometer el dispositivo o ingresar al tráfico de Internet. Una mejor idea sería utilizar los datos del teléfono. Si no se puede evitar la conexión a una red pública, al menos utilizar una solución VPN para cifrar los datos que se envían y se reciben.

 

  1. Comprobar el estado de la cuenta luego de una compra y contactar al proveedor de tarjeta de crédito si se nota algo sospechoso: Luego de terminar una compra, chequear el balance de la cuenta para asegurarse de que todo está bien y que el precio que se pagó por el producto corresponde al precio que estaba publicado. Si algo se ve raro, como un precio distinto o alguna actividad inusual en la tarjeta, se debe contactar al proveedor de la tarjeta de crédito para resolverlo… y si algo sospechoso aparece se puede prevenir que el dinero vaya a manos de cibercriminales bloqueando las tarjetas.

 

“La idea de estas recomendaciones es que se pueda comprar en línea y buscar buenas ofertas sin tomar riesgos innecesarios. Todo lo que se debe hacer es adoptar prácticas de seguridad y estar atento a cualquier señal sospechosa que pueda aparecer. Desde ESET apostamos a la educación y concientización como el primer paso para disfrutar de la tecnología de manera segura”, menciona Camilo Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio Investigación de ESET Latinoamérica.

Cómo comprar regalos en Internet sin ser estafados

Read More

By  Rolando Alamilla

Al tercer trimestre del 2020 (3T-2020) y después de un confinamiento de la mayor parte del año por la pandemia del coronavirus, se ha generalizado la realización de actividades cotidianas a través de internet y de los dispositivos de conectividad.

No sólo estudiamos, trabajamos y nos entretenemos por esta vía, sino también, hemos trasladado nuestra transaccionalidad, es decir, la adquisición de bienes de consumo diario y otros productos, a plataformas digitales.

Al 3T-2020, se contabilizan en México un total de 63.0 millones de usuarios de comercio electrónico, que representa una proporción de 74.0% del total de internautas en el país (85.1 millones) y resulta ser 13.1% superior en su comparativo con el 2T-2019. En otras palabras, durante el último año y derivado del ‘empujón digital’ por la pandemia, se abonaron un total de 3.3 millones de usuarios.

Sin duda, el confinamiento ha resultado ser catalizador del comercio electrónico. Sin embargo, en esta categoría se encuentran una gran variedad de actividades, en donde son identificables ganadores y perdedores.

Entre aquellas que se vieron favorecidas en mayor proporción, se encuentran las denominadas actividades, es decir, que han sido fundamentales para sortear los requerimientos sociales más básicos durante este periodo pandémico.

La actividad que registra una mayor cantidad de usuarios es la de solicitud de servicio de transporte privado o taxis. Estas plataformas, entre las que se encuentran UBER, DIDI y BEAT, lograron en su conjunto un total de 17.8 millones de usuarios, 83.5% más frente al 2T-2019, por la masificación en el acceso de la conectividad móvil y la relevancia que ha tomado para los usuarios contar con un transporte, evitando salir en su búsqueda a la calle para, con ello, aminorar la probabilidad de contagio.

En segundo lugar, se encuentran los pagos de servicios. Agua, electricidad, internet, teléfono, entre otros servicios, han sido de importancia crucial para continuar conectados durante la pandemia. De esta forma, 14.2 millones de usuarios (+132.8% en su comparativo con el 2T-2019) optaron por migrar al pago de estos servicios de forma digital.
 
Usuarios de Comercio Electrónico por Actividad
(Millones)
Fuente: The Competitive Intelligence Unit, 2020

La compra de comida a domicilio también es de las actividades más beneficiadas, al pasar de 2.9 millones de usuarios en el 2T-2019 a 11.3 millones en el 3T-2020 (crecimiento de 289.7%). Una gran cantidad de restaurantes tuvieron que cerrar sus puertas y optar por la entrega directa al hogar. De esta forma, los usuarios migraron a plataformas digitales para adquirir alimentos y bebidas.

Por su parte, la compra de despensa registró un crecimiento de 54.8% al pasar de 3.1 millones de usuarios en el 2T-2019 a 4.8 millones en el 3T-2020. Si bien esta actividad ha sido una de las de mayor crecimiento durante el confinamiento, el grueso de la población continuó haciendo compras en forma física. Ello debido al no cese de la operación de la mayoría de las tiendas durante la pandemia, la implementación de medidas de prevención de contagio, así como la menor frecuencia de compra y planeación por parte de los consumidores. A pesar de ello, se abonaron 1.7 millones de nuevos usuarios.
En el saldo registrado del comercio electrónico, varios rubros de intercambio de bienes y servicios en línea reportaron resultados negativos, incluso habiendo perdido usuarios.

Por ejemplo, aquellas pertenecientes al rubro del esparcimiento.

La compra de viajes en línea muestra una disminución de usuarios -51.6% con respecto al 2T-2019, al contabilizar 2.7 millones de usuarios al 3T-2020. Ello ocasionado por la restricción de viajes al extranjero, las limitaciones a la movilidad impuestas por el gobierno y también las precauciones tomadas por los mexicanos.

La industria más afectada fue la de entretenimiento presencial. El cierre de teatros, ferias, conciertos, eventos deportivos, entre otros; ocasionó que esta categoría sólo alcanzara 2.0 millones de usuarios al 3T-2020. De hecho, la reapertura de cines y las medidas que han tomado para darle confianza y seguridad a los usuarios fue lo que le permitió a esta actividad atenuar su caída.

Con todo, el comercio electrónico registró un empuje adicional a su tendencia orgánica observada durante los últimos años, a partir del confinamiento social ocasionado por la crisis sanitaria. No obstante, no se convirtió en una suerte de Rey Midas para todos los mercados que cuentan con escaparates digitales para la venta de sus productos y servicios.

Al interior se identifica que no todas las actividades se han visto favorecidas, ante el desconocimiento de los hábitos de consumo en línea de los usuarios y la imposibilidad de adaptarse a las circunstancias sanitarias y económicas adversas, lo que ha derivado en la existencia de ganadores y perdedores durante la pandemia.

Comercio Electrónico durante la Pandemia: Ganadores y Perdedores

Read More



By Ernesto Piedras | Samuel Bautista

Uno de los aspectos más controvertidos de la Ley Federal de Derechos propuesta por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es el incremento en los cobros y el establecimiento de nuevos derechos sobre el espectro radioeléctrico.

El debate radica en que este recurso natural es un insumo esencial para el despliegue de redes de telecomunicaciones de última generación (5G) y para la provisión de cobertura para alcanzar el escenario de pleno acceso a internet que se vuelve infranqueable con una política fiscal que privilegia fines recaudatorios.

Recientemente, la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados dictaminó la propuesta de la SHCP que, a su vez, fue aprobada por el Pleno del órgano legislativo y fue turnada al Senado de la República.

Este proyecto de ley escuchó y con mucha atención las voces de la sociedad civil organizada, de los operadores de telecomunicaciones y de autoridades sectoriales, tal que sufrió una modificación en el costo anual de los derechos para el uso de la banda de 800MHz que, a diferencia de la propuesta de la SHCP que estipulaba un incremento de 56.5%, estableció un aumento de 3.5%, prácticamente al mismo nivel que la inflación general de la economía.

Si bien esta decisión de la Cámara Diputados demuestra entendimiento sobre el impacto del cobro de derechos en el acceso y aprovechamiento de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), es insuficiente, al menos desde la perspectiva internacional.

Al analizar los cobros de derechos por el uso de espectro establecidos por otras economías, a partir de un estudio reciente en la materia y compararlos con los montos aprobados por los diputados, estos últimos, en el caso de la banda de 850 MHz, se encuentran 4 veces por encima de la media internacional.[1]
 
 
 
Pago de Derechos Aprobado en C. de Diputados y Ley Federal de Derechos 2020:
Banda 850 MHz, 600 MHz y 3.5 GHz
 
Fuente: The Competitive Intelligence Unit con información del dictamen aprobado
por Comisión de Hacienda y Crédito Púbico de la C. de Diputados

Por otro lado, los nuevos derechos creados quedaron intactos en el dictamen de la Comisión y, por lo tanto, continúan siendo extraordinariamente superiores que sus referentes internacionales. De forma tal que, en la banda de 600 MHz, los derechos se encuentran 10 veces por encima de la media de países del referente internacional.

Asimismo, en la banda de 3.5 GHz, los derechos son 3 veces mayores.

A pesar de los ajustes a la baja definidos por la C. de Diputados, un esquema de derechos como el propuesto incrementará el costo de llevar cobertura en los lugares donde es escasa o inexistente, es decir, los operadores destinarían un monto excesivo por el pago de derechos por el uso de espectro que acotaría la capacidad financiera para invertir en despliegues de redes de nueva generación.

Ello bajo un contexto en el que 52% de las localidades del país, donde habitan 12 millones de mexicanos, aún se encuentran sin cobertura de internet fijo o de redes móviles 3G y 4G, de acuerdo con el Programa de Cobertura Social de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Sin duda, es un error supeditar el derecho de acceso a las TIC a las necesidades recaudatorias del poder Ejecutivo. Es imperativo reconocer que la política fiscal de una nación, más allá de ser un simple asiento contable, constituye un instrumento para la promoción del crecimiento económico, del desarrollo, de equidad e inclusión social que, en el contexto de la pandemia por COVID-19, requiere más que nunca incluir mecanismos aceleradores para alcanzar una sociedad ampliamente conectada.

Espectro Radioeléctrico para la Cobertura Universal

Read More

   
By Ernesto Piedras | Samuel Bautista

La política fiscal de una nación, más allá de ser un simple asiento contable, constituye un instrumento para la promoción del crecimiento económico, del desarrollo, de equidad e inclusión social. Su instrumentación efectiva requiere de la identificación de sus niveles óptimos, así como de las acciones, instituciones y marco legal para alcanzar esos fines.

Más aún, si ella detona la ejecución de políticas públicas ordenadas en nuestra Constitución, como lo es la consecución de la conectividad de la sociedad.

Es decir, se trata de una política fiscal que atiende un mandato constitucional.

Bajo este postulado, el Estado adquiere compromisos u obligaciones de gasto, así como recaudatorias, para sustentar los objetivos sociales y económicos de sus políticas públicas.

En el caso de la determinación de las cuotas anuales por el uso del espectro radioeléctrico, organismos internacionales como la GSMA y el brazo de telecomunicaciones de la ONU, ITU, apuntan a que su determinación se oriente a los costos administrativos por su gestión por parte de las autoridades sectoriales. Asimismo, se sugiere tomen en consideración la escala y estructura competitiva del mercado. De manera que su fijación no imposibilite el pago de derechos por parte de los operadores competidores, ni los disuada de participar en los procesos de licitación.
 
Paquete Económico 2021

El Paquete Económico 2021 entregado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) al Poder Legislativo, el pasado 8 de septiembre, contiene la iniciativa de reforma a la Ley Federal de Derechos que, entre otros aspectos, plantea la actualización (aumento) y adición de cuotas de derechos que deberán pagar al Estado mexicano los operadores móviles que cuenten con concesiones para explotar determinadas bandas de frecuencia del espectro radioeléctrico.

El espectro radioeléctrico es un recurso natural que resulta esencial para los operadores de telecomunicaciones en la prestación de servicios móviles de telefonía y banda ancha. Al ser este propiedad del Estado mexicano, los concesionarios en México pagan la contraprestación al momento de obtener la concesión y derechos anuales por su aprovechamiento.

El nivel y consecuentemente, cualquier cambio en las cuotas por su uso y explotación impacta sensiblemente el precio que pagan los usuarios finales, los cuales, al contar con una demanda cada vez más inelástica en los servicios de telecomunicaciones, inevitablemente incrementarán su gasto.[1]
 
En particular, la propuesta considera incrementos en las cuotas de derechos para la banda de 800 MHz y nuevas cuotas para las bandas de 600 MHz, 1,500 MHz y 3.5GHz.

De ser aprobada esta iniciativa, el bienestar de usuarios en México se vería afectado negativamente, como resultado de que, al aumentar los costos de inversión y operación de los operadores móviles, estos a su vez, harían el ajuste correspondiente al alza de los precios de sus servicios de telefonía e internet móvil.

Esta circunstancia resultaría a su vez, en una suerte de regresividad de la propuesta, al ser las personas y familias de menor ingreso las más afectadas por este incremento de precios.

Al contrario de lo que se establece en su exposición de motivos, la iniciativa impondría una barrera por la vía de costos para el despliegue de las redes de última generación (5G), al encarecer las bandas que son fundamentales para su desarrollo.
 
Pago de Derechos en el Paquete Económico 2021 vs Ley Federal de Derechos vigente
 
Fuente: Elaborado por The Competitive Intelligence Unit con información del Paquete Económico 2021, Ley Federal de Derechos e Instituto Federal de Telecomunicaciones.

De manera igualmente errónea, la SHCP argumenta que el incremento propuesto de 56.5% (nivel 16 veces superior a la inflación proyectada en los Criterios Generales de Política Económica del Paquete Económico 2021) se debe a que las actuales cuotas para el segmento de la banda de 800 MHz destinado originalmente a telefonía celular, pero que ahora es también útil para ofrecer banda ancha móvil, “se encuentran por debajo de sus referencias internacionales”.

De acuerdo con la GSMA, México es un claro ejemplo de la imposición de “altas cuotas anuales” por el uso del espectro, “que van mucho más allá de los niveles requeridos para la recuperación de costos administrativos”. Esta circunstancia no sólo frena las decisiones de participación en los procesos de subasta, sino también encarece la estructura de costos de los operadores y complica el diseño de la licitación por parte del regulador, como sucedió en la asignación de bloques de la banda de AWS en 2016.[2]

A continuación, procederemos a revisar un comparativo internacional del nivel de estos derechos en un conjunto de países, que contradice abrumadoramente esta aseveración de la autoridad hacendaria.
 
Comparativo Internacional de Cobro de Derechos del Espectro

Al considerar los resultados de un reciente estudio comisionado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que explora los derechos pagados por determinadas bandas en otras economías y latitudes, esta actualización y creación de nuevos derechos se encuentra por encima de los referentes internacionales.[3]

En este estudio se identificó una muestra de 44 países, miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y economías latinoamericanas, en los que se realizaron subastas de espectro y los reguladores cobran derechos anuales por el aprovechamiento de este recurso.

Amerita resaltar que este régimen no es propio de toda la muestra de países como son el caso de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania, entre otros, por lo cual no fueron considerados en el comparativo.

Por otro lado, los derechos cobrados por el uso de espectro de la muestra fueron ajustados por el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita y por la Paridad del Poder Adquisitivo (PPA) para hacerlos comparables con los derechos cobrados de acuerdo con la Ley Federal de Derechos vigente y la iniciativa del Paquete Económico 2021.
 
Comparativo de Derechos Pagados por Espectro:
México frente a Mediana de Muestra de Países
Fuente: Elaborado por The Competitive Intelligence Unit con información del Paquete Económico 2021, Ley Federal de Derechos e Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Al considerar lo anterior, se identificó que el cobro de derechos propuesto en su comparativo con la mediana[4] de los costos por un bloque de 20 MHz en la muestra de países es 5.6 veces superior para el caso de la banda de 850 MHz, 13.6 veces más alto en la de 600 MHz y 5.5 mayor en la de 3.5 GHz.

Con respecto a la media (promedio)[5] de los costos de los derechos en la muestra, la propuesta de reforma es 5.8 veces superior para el caso de la banda de 850 MHz, supera en 9.9 veces en la de 600 MHz y es 3 veces mayor en la de 3.5 GHz.
 

 
Comparativo de Derechos Pagados por Espectro: México frente a Media de Muestra de Países
Fuente: Elaborado por The Competitive Intelligence Unit con información del Paquete Económico 2021, Ley Federal de Derechos e Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Amerita destacar que, en Perú, los derechos anuales que se cobran por un bloque de 20 MHz en la banda de 850 MHz se encuentran alrededor de $750 millones de pesos mexicanos (al ajustar por PIB per cápita y PPA). Mientras que la iniciativa de derechos pretende que, por la misma porción de espectro en referida banda, los concesionarios en México paguen cuotas anuales de casi el doble, es decir, $1,479 millones de pesos.
 
Comparativo de Derechos Pagados por Espectro: México frente a Muestra de Países
 
Fuente: Elaborado por The Competitive Intelligence Unit con información del Paquete Económico 2021, Ley Federal de Derechos e Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Asimismo, en el caso de España, los derechos pagados por un bloque de 20MHz en la banda de 3.5 GHz se encuentran por arriba de los $120 millones de pesos mexicanos, lo cual es, aproximadamente, 41% inferior a la lo que propone la iniciativa del Paquete Económico 2021.

Como es patente, estos nuevos cobros y ajustes al alza propuestos por la SHCP no se encuentran sustentados en las experiencias internacionales en materia de política recaudatoria.

Los derechos establecidos en otros países no se aproximan a aquellos propuestos en la iniciativa propuesta por la SHCP, los cuales constituyen una barrera al despliegue de las redes 5G.

Además, ponen en riesgo la factibilidad e interés de las próximas licitaciones de espectro conducidas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Consecuentemente, obstaculizan la satisfacción del derecho el derecho constitucional de acceso a la banda ancha y otras tecnologías de la información y la comunicación (TIC), a través del alza injustificada de precios de los servicios y al imponer barreras para el despliegue de nueva y mejor infraestructura, resultante del encarecimiento del espectro apto para el desarrollo de 5G.

Es por ello que la GSMA recomienda establecer cuotas anuales moderadas, ante la alta probabilidad de disuadir a los operadores competidores a hacerse de derechos del espectro derivado de su menor escala y obtención de ingresos, así como la dificultad para crear incentivos para que, en general, los jugadores en el mercado buscan expandir su cobertura y mejorar la calidad de los servicios.[6]

De manera concurrente, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU por sus siglas en inglés), brazo de telecomunicaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), apunta que la fijación de cuotas anuales debe orientarse a los costos administrativos asociados a la gestión del espectro radioeléctrico por el órgano regulador, como en el caso de Dinamarca y Reino Unido.[7]

Por lo anterior se insta, en el marco de la discusión del Paquete Económico, a proponer esquemas de derechos que sean conducentes a aproximar a México al anhelado escenario de conectividad universal y no se encuentren supeditados a objetivos recaudatorios del Estado. Estos mecanismos de asignación podrían consistir en una determinación de cuotas de derechos moderados, orientados a los costos de gestión del espectro o la acreditación de inversiones contra las inversiones realizadas, como lo propone el IFT, que incentiven su tenencia y aprovechamiento y que no menoscaben extraordinariamente a la capacidad financiera de los concesionarios para dotar de conectividad a la mayor base de usuarios posible.

Asimismo, se sugiere tomen en consideración la escala y estructura competitiva del mercado. De manera que su fijación no imposibilite el pago de derechos por parte de los operadores competidores, ni los disuada de participar en los procesos de licitación.

Si el objetivo del gobierno es generar mayor bienestar en la población en México debe buscarse impulsar el despliegue de infraestructura que promete un acceso y diseminación de la conectividad y sus beneficios a toda la cadena productiva, con miras a detonar la productividad y el desarrollo de habilidades de individuos y familias en todo el país.

Política de Costos por Derechos de Espectro Radioeléctrico para 5G: Un Comparativo Internacional

Read More

 

  • Las actividades vía remota acrecentaron las problemáticas relacionadas con el servicio, señala la senadora  Lucía Meza 

Con el fin de apoyar las actividades a distancia que se llevan a cabo durante la contingencia sanitaria, es importante que la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) continúe diseñando y ejecutando estrategias que permitan ampliar la cobertura y accesibilidad a la población de los servicios de internet, afirmó la senadora Lucía Virginia Meza.  

La legisladora de Morena propuso un punto de acuerdo para exhortar a la dependencia federal a diseñar e implementar estrategias con las empresas distribuidoras del servicio, a fin de que garanticen una mejor experiencia de navegación y respondan a las expectativas de la ciudadanía. 

La SCT también deberá promover que esos servicios sean competitivos, contribuyan al crecimiento de la economía y respondan a las tendencias de la globalización, añadió. 

Indicó que entre los principales problemas que los usuarios mexicanos han señalado al utilizar internet, se encuentran la lentitud en la transferencia de la información, interrupciones en el servicio y exceso de información no deseada.   

La pandemia por Covid-19 provocó que para evitar contagios, se apliquen medidas estrictas de restricción y de permanencia en los hogares, con la implementación del trabajo vía remota, y clases virtuales, entre otras actividades, abundó. 

Señaló que ese hecho generó alta demanda, pero también que los problemas existentes con el servicio de internet se incrementaran. 

Aunque se han registrado avances en la cobertura de Internet en México, la proporción respecto de otras naciones del mundo es menor, ya que en países como Corea del Sur, Reino Unido, Alemania y Suecia, nueve de cada diez personas son usuarias de Internet; mientras que en México la proporción es de siete de cada diez, apuntó. 

La senadora de Morena llamó a considerar el artículo sexto de la Constitución Política de México, en el que se establece que las telecomunicaciones son servicios públicos de interés general, por lo cual el Estado deberá garantizar que sean prestados en condiciones de competencia, calidad, pluralidad, cobertura universal, interconexión, convergencia, continuidad, acceso libre y sin injerencias arbitrarias. 

Urgen estrategias de SCT y empresas de internet para ampliar cobertura y accesibilidad

Read More

 



 
By Ernesto Piedras
El espectro radioeléctrico es un recurso esencial para la transmisión de las comunicaciones móviles (voz y datos) que hoy se encuentran en la víspera de evolucionar a una nueva generación de capacidades y velocidades de transmisión, la 5G.

En días recientes, se dio a conocer una iniciativa de la SHCP para actualizar y establecer nuevas cuotas anuales por el uso y explotación del espectro radioeléctrico en las bandas de 600 MHz, 800 MHz, 1,500 MHz y 3.5 GHz. Precisamente, estas bandas son fundamentales para el desarrollo de redes 5G.

La propuesta de reforma a la Ley Federal de Derechos contempla un alza de 56.5% en las cuotas anuales aplicables a diferentes bloques correspondientes a la banda de 800 MHz y propone la creación de erogaciones para bandas que no estaban sujetas a este régimen de pago de derechos. Todo, por arriba de los estándares internacionales para las mismas bandas.

Recurso Esencial para los Operadores. De aprobarse esta iniciativa, se estaría encareciendo la estructura de costos para el despliegue de 5G para los operadores de telecomunicaciones móviles, quiénes ya desde hace mucho tiempo han denunciado como desmedida la política recaudatoria del Estado, por un insumo esencial para sus operaciones.

Incluso esta ha propiciado la devolución de espectro por parte de Movistar, quien han optado mejor por no contar con espectro y mejor adquirir capacidades de otros jugadores para proveer servicios.

No obstante, al ser parte de la función de producción, será inevitable para los operadores móviles desembolsar más recursos para hacerse de este recurso esencial y acceder a sus capacidades que se suma a la pesada estructura impositiva que tienen que enfrentar para ofrecer servicios en el mercado.

Consecuentemente, se anticipa un alza en los precios finales de estos, resultante del aumento en costos, a pesar de las eficiencias generadas por el despliegue de una nueva generación de redes.

Inelasticidad de la Demanda por Conectividad Móvil. En la actualidad, el uso intensivo que hacemos de conectividad móvil para fines sociales, profesionales, educativos, informativos, de entretenimiento y mucho más, resulta para nosotros, los consumidores en que nuestra función de demanda por estos servicios sea crecientemente inelástica.

Es decir que, ante aumentos en sus precios, no podremos bajar nuestra cantidad demandada de esos servicios. Las estadísticas muestran que, como usuarios, hoy preferimos recortar el gasto en otros bienes y servicios, que prescindir de nuestra conectividad móvil.

Este evidente acto de desesperación fiscal, resultará simultáneamente en afectaciones para los consumidores en términos de pérdidas en el bienestar social a partir del alza (injustificada) de precios de los servicios móviles, resultante del encarecimiento en términos de la estructura de costos de los operadores móviles para el despliegue de redes 5G.

Así, el gobierno actual ha entrado en una franca contradicción, al prometer mayor bienestar entre la población y acceso universal a las telecomunicaciones, a la vez que propone una onerosa política fiscal para la conectividad de nueva generación.

Si efectivamente el gobierno de la 4T busca alcanzar el escenario de cobertura universal, se requiere promover por todos los medios el despliegue y desarrollo de más y mejor infraestructura que alcance a todos los rincones del país, con mejoradas capacidades de conectividad para el aprovechamiento eficaz del acceso a sus herramientas y aplicaciones.

He aquí la promesa de 5G que hoy enfrenta barreras a su materialización al quedar supeditada a fines recaudatorios.

Espectro Encarecido para 5G

Read More

 

 
Gracias a las demandas de la era IoT, el mercado PoE se triplicará en todo el mundo para el 2025, de acuerdo a Grand View Research


Por: Ed Solís 
– VP Enterprise Caribe y Latinoamérica en CommScope

La realidad ha evolucionado y con ella, la manera en la que interactuamos y trabajamos, esto en gran parte se debe al impacto de las nuevas soluciones tecnológicas. Hoy en día nos encontramos ante un boom de uso de dispositivos IoT (Internet de las Cosas, por sus siglas en inglés) que cuentan con sensores e inteligencia artificial que automatiza procesos y promete innovar nuestros entornos sociales y de trabajo. Para poder adaptar y sacar provecho completamente de esta tecnología, es necesario tener una infraestructura lista para soportar sus necesidades y que permita un control preciso de ellas, como las redes PoE (Power over Ethernet).

La era de los dispositivos interconectados

Cada vez vemos más dispositivos IoT en todas partes, desde asistentes de voz, cámaras de seguridad, sistemas de iluminación, Puntos de Acceso (APs) inalámbricos, entre muchos otros; y parece ser que, en algún momento próximo, la mayoría de los dispositivos con los que lleguemos a interactuar contarán con tecnología IoT. De hecho, según pronósticos de la organización IDC Asia Pacífico, para el 2025, el 75% de los dispositivos en el mundo estarán conectados a través de la plataforma IoT, lo que representa más de 55 millones de dispositivos.

Para estar listos ante este escenario hay que asegurar las dos necesidades básicas de los dispositivos IoT: una alimentación eléctrica de al menos 30W (en la mayoría de los casos) y una conexión a internet que garantice estabilidad y cobertura para el tráfico de datos. Con el propósito de satisfacer estas necesidades, la infraestructura donde se quiera ubicar el dispositivo IoT debe habilitar su conexión a la red de forma sencilla, además de proporcionar una fuente eléctrica cercana, y muchos sabemos que este entorno no fue considerado en la planeación de la mayoría de las redes actuales.


Es en este punto es donde las redes PoE demuestran su superioridad ante los demás modelos. PoE básicamente consiste en transmitir datos y energía a través de un solo cable Ethernet. Esta solución retira la necesidad de una red eléctrica paralela y una arquitectura de cableado compleja, concentrando todo a través del mismo cable.

La simplicidad al momento de la instalación de esta tecnología la hace más fácil de controlar y mantener, además de que al final del día un cable es más económico que dos, lo que le convierte en una opción atractiva para edificios inteligentes y negocios que necesitan de una red con gran soporte para sus dispositivos IoT. Es por ello que Grand View Research ha estipulado que para 2025 el mercado mundial de PoE se triplicará, alcanzando los $3.77 mil millones de dólares.

PoE e IoT, una alianza poderosa

Por otro lado, la sofisticación de tecnologías IoT la ha llevado a requerir de cada vez más energía y una conexión más poderosa para asegurar un análisis y comunicación efectiva con otros dispositivos. Ante ello, una de las mayores ventajas de PoE es la escalabilidad y el desarrollo que tiene a la par de los dispositivos IoT. Actualmente existen instalaciones PoE que son capaces de proveer hasta 90W de energía basadas en el estándar IEEE 802.3bt, lo que asegura una red con mayor desempeño y eficiencia en instalaciones comerciales e industriales.

El boom del IoT encuentra en PoE su aliado ideal al simplificar la instalación y el mantenimiento de los dispositivos, además de ahorrar costos. Por este motivo, en conjunto también buscan facilitar la transición a ciudades inteligentes, que se sirven de la tecnología de extensores de la red PoE para brindar energía y conectividad a lugares cada vez más remotos, sin comprometer la estabilidad de los dispositivos o la red.

Herramientas para gestionar las redes PoE

Pero PoE plantea algunos retos, por ejemplo, la gestión de dispositivos y redes. Para esto existen soluciones de gestión de centros de datos adecuadas que hacen que el departamento de IT de las organizaciones obtenga más valor de sus redes. Estas herramientas ofrecen un monitoreo de la variable PoE en los switches y dispositivos terminales, permitiendo inclusive rastrear su ubicación, proporcionando visibilidad sobre dónde se pueden implementar sus servicios, y brindando una gestión exclusiva basada en estándares.



Por tal motivo, es esencial el desarrollo continuo de redes y cableado estructurado que se adecuen a las necesidades actuales, y que tomen como referencia las nuevas tendencias y posibles eventualidades para adaptarse a ellas. Así, con soluciones como el Sistema Energizado de Cable de Fibra Óptica, que puede ayudar a extender el rango de cobertura de su red y solucionar problemas de acceso a energía, junto con nuestros switches y cableado CAT 6A, las empresas como CommScope nos hemos preparado para esta expansión de dispositivos IoT y seguimos en constante búsqueda para mejorar aún más la experiencia de uso para todos los usuarios.

A medida que avanzamos en el desarrollo del Internet de las Cosas, avanzamos también en el desarrollo de herramientas que podrán agilizar su adopción, despliegue y administración, haciendo su manejo más amigable para los usuarios. Todo esto en mira a un futuro donde todo tipo de organización, sin importar su tamaño, pueda servirse de esta tecnología que promete revolucionar la manera en que vemos a las redes y nuestra interacción con ellas.

¿Cómo PoE redefinirá las redes del futuro para soportar la expansión de IoT?

Read More

por Charly de Balzac 3


El trabajo digital tiene que ser reconsiderado en la medida que está subvalorado por las instituciones culturales, coincidieron la curadora Gabriela Cepeda (Veracruz, 1985) y el artista digital Canek Zapata (Ciudad de México, 1985) al participar en el chat en vivo Estrategias de exposición en Internet, como parte del programa pedagógico de la 14 Bienal Femsa. Tal vez una pintura hecha en tres horas se cotiza en 10 mil pesos, mientras una página web elaborada en seis meses sólo alcanza mil pesos, ejemplificó Zapata.

En entrevista telefónica detallo mas tarde, para los expositores, corresponde a la comunidad artística no permitir esta devaluación, muy evidente actualmente con todas las instituciones culturales que piden contenidos gratis. Esta falta de valoración se extiende a los espacios digitales de la red misma, ya que refritean contenidos, apuntó Cepeda, también crítica de arte. En el futuro, continuó Zapata, las instituciones culturales deberán tener colecciones de obra digital. Algún museo por allí poseerá un par de piezas, aunque guardadas, ya que no saben cómo articularlas conceptualmente en el espacio físico. Además, suelen relacionarlas con la ciencia no obstante que permiten otra experiencia estética. Según Cepeda y Zapata, no hay por qué canalizar todo bajo un criterio pedagógico, simple y forzado. Una pieza digital tendrá algo científico porque es aplicable a la tecnología, aunque eso no implica que sea lo más relevanteLa actual pandemia, causada por el Covid-19, y la política de sana distancia, conllevan a una revisión de los modos de hacer las cosas. Los museos y las instituciones artísticas tendrán que reflexionar sobre la necesidad de tener exposiciones y actividades en línea. De trasladar sus actividades presenciales a Internet. Que no sólo se piense ahora durante la contingencia, sino que se den cuenta de que estas actividades deben dejar de ser concentradas de manera presencial en la Ciudad de México. El arte digital y las actividades en el mundo virtual también son una oportunidad para expandir las publicaciones, añadió Cepeda.  Zapata, por su parte, recordó que el arte digital no responde a las mismas preguntas o necesidades que las disciplinas más tradicionales: “No podemos decir que es una experiencia igual ir a un museo o ver una obra en forma digital. No sólo es tomar una foto a la Mona Lisa y subirla a Internet, sino generar nuevas experiencias, con nuevos objetos, con cosas que pertenecen a la red”, concluyeron.

Crisis sanitaria debe generar revaloración del arte digital ¡

Read More


En paquetes de doble y triple play izzi dará 10 Megas extra de velocidad por el mismo precio, o bien, un ajuste de precio a la baja por la misma velocidad que se tiene contratada.
Atendiendo las tendencias de consumo del mercado, ahora izzi ofrece paquetes con hasta 125 Megas de velocidad, para mejorar la experiencia del usuario al navegar y consumir contenidos de todo tipo en internet.

En el caso de nuevas contrataciones, izzi ofrece paquetes muy competitivos.
Adicionalmente, se mantienen vigentes las promociones de Portabilidad numérica con una bonificación en el estado cuenta, y de Domizzilia, en donde los clientes reciben Megas extra solo por hacer el cargo automático a su tarjeta de crédito o débito.
En los últimos años, izzi ha invertido de manera importante en todas sus áreas estratégicas de negocio en beneficio de sus clientes y sus familias, para ofrecer el mejor servicio de telefonía, una red más veloz de internet y miles de opciones en contenidos de izzi tv, en donde ya se ha consolidado como un integrador de contenidos importante a través de alianzas con programadores de nivel mundial.
Asimismo, izzi se encuentra comprometida con valores y acciones de sustentabilidad de Grupo Televisa, promoviendo un ambiente respetuoso de inclusión y equidad de oportunidades laborales, el cuidado del medio ambiente, el apoyo a causas que generen impacto positivo en la sociedad, e impulsando las mejores prácticas de gobierno corporativo.

izzi lanza sus nuevas ofertas comerciales

Read More


  • El 76.6% de la población urbana es usuaria de Internet. En la zona rural la población usuaria se ubica en 47.7 por ciento
  • De los hogares del país, 44.3% dispone de computadora y 92.5% cuenta con al menos un televisor
  • La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2019 proporciona información a nivel nacional, por ámbito urbano y rural y por estrato socioeconómico
El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en colaboración con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), publica la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2019.

La ENDUTIH capta, desde 2015, las respuestas directas de un usuario seleccionado de manera aleatoria en cada hogar, recogiendo su experiencia personal en el uso de las TIC, lo que permite una mayor profundidad y precisión en los usos que la población hace de estas tecnologías.

La ENDUTIH 2019 proporciona información a nivel nacional, por ámbito urbano y rural y por estrato socioeconómico y sus resultados son comparables con los proporcionados por el INEGI a partir de 2015.


INTERNET

En México hay 80.6 millones de usuarios de Internet, que representan el 70.1% de la población de seis años o más. Esta cifra revela un aumento de 4.3 puntos porcentuales respecto de la registrada en 2018 (65.8%) y de 12.7 puntos porcentuales respecto a 2015 (57.4 por ciento).

Se estima en 20.1 millones el número de hogares que disponen de Internet (56.4%), ya sea mediante una conexión fija o móvil, lo que significa un incremento de 3.5 puntos porcentuales con respecto a 2018 y de 17.2 puntos porcentuales en comparación con los resultados de 2015 (39.2 por ciento).

De los 80.6 millones de usuarios de Internet de seis años o más, 51.6% son mujeres y 48.4% son hombres.

Entre 2017 y 2019, los usuarios en la zona urbana pasaron de 71.2% a 76.6%, mientras que en la zona rural el incremento fue de 39.2% a 47.7% de usuarios, de 6 años o más.

Los tres principales medios para la conexión de usuarios a Internet en 2019 fueron: celular inteligente (Smartphone) con 95.3%; computadora portátil con 33.2%, y computadora de escritorio con 28.9 por ciento.

Las principales actividades de los usuarios de Internet en 2019 correspondieron a entretenimiento (91.5%), obtención de información (90.7%) y comunicación (90.6 por ciento).

Los usuarios de Internet identificaron como principales problemas al conectarse a la red la lentitud en la transferencia de la información (50.1%), interrupciones en el servicio (38.6%) y exceso de información no deseada (25.5 por ciento).


TELEFONÍA CELULAR

Según la ENDUTIH 2019, se estima que el país cuenta con 86.5 millones de usuarios de esta tecnología, lo que representa el 75.1% de la población de seis años o más y un incremento de 3.6 puntos porcentuales respecto de 2015.

Nueve de cada diez usuarios de teléfono celular disponen de un celular inteligente (Smartphone).

La proporción de usuarios que sólo dispusieron de un celular inteligente tuvo un crecimiento de 23 puntos porcentuales entre 2015 y 2019 (65.1 contra 88.1%, respectivamente).


COMPUTADORA

El 43.0% de la población de 6 años o más es usuaria de computadora (49.4 millones). La proporción es menor en 8.3% comparada con los usuarios que había en 2015 y menor en 2.0 puntos porcentuales respecto de los registrados en 2018.

La proporción de hogares que disponen de computadora registró un descenso marginal, al pasar de 44.9% en 2015 y 2018 a 44.3% en 2019, lo que significa una reducción de 0.6 puntos porcentuales.


TELEVISIÓN DIGITAL

El 92.5% de los hogares cuenta al menos con un televisor. Con respecto a 2018, se presenta una reducción de casi medio punto porcentual.

Respecto del tipo de televisor disponible en los hogares, 76.5% de ellos cuentan con al menos uno de tipo digital, lo que representó un aumento de 3.6 puntos porcentuales respecto de 2018.

El 96.0% de los hogares del país reciben la señal de televisión digital a partir de televisor digital, señal de televisión de paga o decodificador.

EN MÉXICO HAY 80.6 MILLONES DE USUARIOS DE INTERNET Y 86.5 MILLONES DE USUARIOS DE TELÉFONOS CELULARES: ENDUTIH 2019

Read More

Copyright © News Informanet | Designed With By Blogger Templates
Scroll To Top