Advertisement

BannerFans.com

Breaking News

Festival Fóbica, presentó: Umbral, Antología de Horror

Segunda parte
Por Héctor Medina Varalta

El 31 de octubre en Donato Guerra # 6, con la presentación del libro Umbral, Antología de Horror se abrió  Fóbica Festival del Terror, un evento en el que se reúnen exponentes y amantes del terror en todas sus representaciones,el escritor Jorge A. Lozano, coautor del libro Umbral, Antología de Horror, comenta que ha escrito siete libros, el más reciente se titula Cirque du grotesque, cazador de talentos, son diez relatos. Antes de este libro escribió El fantástico y maravilloso Cirque de Grotesque de la señorita Loreta, la segunda parte es Cirque du grotesque, cazador de talentos. Al igual que su predecesor, en este caso son trece relatos, en los que los personajes se meten en situaciones que no deben de meterse y por eso terminan mal. Loreta, es una presentadora, que va mostrándole al lector esa parte del circo y cómo se van recolectando estas historias para poder mostrárselas al público, de esta manera el lector se hace partícipe de la misma obra al momento de entrar a este mundo.
Lozano se contactó con el grupo de escritores, en un chat de Internet, ya que coincidieron Alessa Gil, Luis G. Abbadie y él, preguntándose cuántos escritores de vampiros conocían; recién Lozano acababa de entablar una charla con Adolfo y les dijo que sabía que Adolfo escribía temas de horror, pero no de vampiros. De ahí surgió la idea de juntarse una tarde para organizar una tertulia, quedando de organizar otra reunión, en la cual, Alessa y Abbadie decidieron escribir un libro de forma individual, acerca de la mitología de vampiros que cada uno tiene su idea o concepto, que son muy diferentes. A pesar de que, los vampiros son de la misma especie, la mitología con la que se crea cada uno de estos seres, a los libros de cada uno de los escritores, es muy diferente. De ahí surgió la idea de hacer una antología de relatos, en donde cada uno haga una especie de spin off de su propio libro para presentárselos al público y que este los conozca a través de los relatos y se interese en la obra que escribieron posteriormente.
El gobierno apoya al fútbol, más no así al artista en las diferentes disciplinas
A partir de esa ocasión, ya nos empezamos a juntar más formalmente, en la cual quedaron  los ocho escritores y empezamos a generar los spines off de cada una de nuestras obras y los juntamos dentro de este grupo, en el cual Alessa ha tenido la suerte de soportarnos durante tres o cuatro meses. En lo particular, yo sabía que era complicado reunir ocho egos, pues los escritores somos megalómanos por excelencia, pues, cómo poder reunir a esos ocho autores, hacerlos entrar en acuerdos que se apeguen a un calendario y que sean disciplinados.
Lozano resaltó que, por fortuna-esto último lo digo yo-, este gobierno que está a punto de salir, apoya al fútbol, pudiendo ayudar a otras disciplinas, tanto del arte como de alguna otra situación. Asimismo, que funcionen bien las becas y los concursos, que las editoriales independientes, que sufren a la par con el escritor para vender, promocionar, publicar y demás, se le diera un apoyo para poder seguir ejerciendo este oficio para crear nueva literatura en México. Es curioso, porque el género de horror no es muy leído en nuestro país cuando se buscan autores mexicanos. Obviamente, siempre van a buscar a un Stephen King e infinidad de autores extranjeros, pero cuando se trata de horror, muy difícilmente buscan a un autor mexicano. En ocasiones, tienen que escribir con seudónimos o recortar los nombres para que se escuchen más rimbombantes, es como un gancho, pues cuando el lector descubre que el libro que está leyendo lo escribió un mexicano, se da cuenta que escribe bien y empieza a leerlo.

La SEP abortó un semillero de escritores
Ha sido una lucha desde el 2010 a la fecha poder encontrar un mercado. El problema en cuestión de lectura, es que es muy difícil convencer al lector que lea a un autor nacional. Usualmente, se imaginan a un nacional que escribe como Rulfo, Agustín Yáñez, Arreola; cosas de pueblitos, de personas que trabajan en el campo, es decir, lo que está acostumbrado el realismo mágico, sin embargo, actualmente tenemos una oferta muy grande y muy rica de autores que se han dedicado a escribir, tanto de horror y de ciencia ficción y que sus escrotos están muy bien elaborados. En lo particular, me tocó llevar un taller en la secundaria para crear un semillero de escritores y, al igual que todo tipo de proyectos en la SEP, Tan sólo duró un año, ya no nos dieron oportunidad de participar en el otro año: se salió el director que estaba participando en este proyecto, se salió uno de los maestros que estaban dando mucho apoyo al proyecto, uno porque se jubiló y el otro porque lo cambiaron, y a los que llegaron ya no les interesó porque era un proyecto de otro. En este proyecto, leí cuentos muy, muy buenos; hubo un cuento que me hiso dudar si lo escribió una chica o lo leyó en otra parte, me tomé la libertad de investigarlo en Google con palabras clave del mismo escrito, nombres y razas de los personajes, lugares, situaciones, de qué estaban hechos los personajes, pues eran unas figuritas de porcelana. Al momento de leer el cuento con la misma frase, el primer párrafo, me di cuenta de la capacidad artística con la que ese escritor toma al lector y lo transporta a un mundo ficticio dentro de un desván y cuando el lector se da cuenta que está en ese desván, en una bola de cristal, que usualmente aparenta tener nieva, ahí habitan esos personajes.
La mayoría de los escritores lo hacen gratis
Lo empecé a leer y ya no lo pude soltar. Era tal la capacidad literaria con la que había sido el cuento, que pensé que pensé, “está chica se lo “pirateó” de algún libro; no puede ser posible que una chica de 12 años escriba con esa expresión, con esa capacidad de colocar sentimientos en seres ficticios, me haga hecho trasladarme a ese lugar, me haga hecho sentir el miedo a romperse que tienen esos personajes y cómo tienen la capacidad de tener el valor para escapar de esa burbuja de un mundo agresivo para ellos. No conforme con mi investigación, confronté a la chica y resulta que ella vivía con sus abuelos en el campo y en el desván tenían una burbuja de New York. Un día pensó que sería muy divertido que, en esa burbuja, hubiera un pueblito con muchas casitas y hubiera gente que habitara en él. Dice la chica que duró germinando ese cuento en su mente durante muchos años, hasta que se presentó la oportunidad de manifestarlo en un cuento. Desgraciadamente, la SEP no promueve eso. Yo llevé este proyecto a otra secundaria y la directora me dijo: “lo que nos interesaba es buscar lectores, no un Premio Novel. Ese es el problema que tenemos en México: no tenemos promoción, se acerca la Feria Internacional del Libro (FIL) para que esa secundaria y otras, además de las preparatorias, busquen a esos autores, hagan un micro FIL en sus planteles y consigan los libros a estos autores y los vendan, pero principalmente nos den la oportunidad de acercarnos al público y decirles: “Yo soy fulano y escribo esto.” La mayoría de nosotros lo hace gratis, pues es parte de la promoción y nos acercan a los lectores potenciales que van a comprar el libro. Realmente existe una falta de apoyo muy grande para que los escritores noveles empiecen a promocionar su obra, los acerquen al público, de ese público se conviertan el diez por ciento en lectores y ya pueden ir avanzando, pero desgraciadamente, eso no hay, es una lástima porque hay autores muy buenos-puntualizó.

No comments