Advertisement

BannerFans.com

Breaking News

La importancia del DHA, un nutriente emergente, en el desarrollo cognitivo de su bebé

Primera parte
Por Héctor Medina Varalta

En el marco del Congreso Latinoamericano de Nutrición, que se realizó el 13 de noviembre en esta ciudad, los expertos Alfonso Valenzuela (Universidad de Chile), Usha Ramakrishnan (Universidad Emory, en Estados Unidos), Cecilia García Schinkel (Universidad Ibero y American Express), juntamente con Héctor Cori (Ingeniero en Alimentos de la Ciudad de Chile), presentaron las evidencias científicas más actuales que comprueban por qué el estado nutricional del DHA  en la madre en las etapas pre-gestacional, gestacional y durante la lactancia representa un factor importante para el desarrollo cognitivo de su bebé. Es por eso, que en las últimas décadas, los investigadores se han enfocado en las funciones biológicas y requerimientos nutricionales del DHA (ácido graso omega-3 más abundante en el sistema nervioso central y periférico) por dos razones: la primera es porque el papel que el DHA   desempeña en el desarrollo y en la función del sistema nervioso, así como en el órgano visual tanto del feto como del recién nacido. La segunda razón es por el impacto que el DHA tiene en la nutrición de la madre, particularmente durante la gestación y la lactancia, y por consiguiente, la cantidad de DHA que provee la madre a su bebé.
DSM, genera información en nuestra sociedad
Cabe destacar que, DSM, es el único proveedor integrado de premezclas de vitaminas Omega-3 y nutracéuticos (compuestos o sustancias naturales que tienen acción terapéutica) que pueden crear y entregar formulaciones a la medida, basadas en los beneficios para la salud, que les interesan a los consumidores actuales.  DSM, se encuentra en Holanda y es una empresa de gran prestigio que fabrica vitaminas y nutrientes, es decir, han logrado producir las trece vitaminas, esenciales para la salud. Esta empresa además de colocar las vitaminas a la industria de suplementos nutricionales. Por lo tanto, cuando el médico prescribe vitaminas y ácido fólico a una mujer embarazada, esta acude a comprar sus suplementos de DSM. Lo mismo sucede con otros nutrientes. Por citar un ejemplo, con los lípidos nutricionales, los médicos nos recomiendan controlar su consumo, que nos hace engordar, sin embargo, hay lípidos que son esenciales como las vitaminas, ya que de la misma manera dependemos de los lípidos para tener un buen desarrollo, sobre todo, en la fase del embarazo, en los primeros mil días. Por esta razón DSM no tiene productos para los consumidores finales, pero, en cambio, sí generan información de estos nutrientes para este sector de la población.

La ingesta de DHA previene enfermedades graves
Héctor Cori, mencionó que, cómo ha cambiado la nutrición, una ciencia que empezó hace muchísimos años, es decir, siempre se describió cuando la gente estaba desnutrida. En el campo de la nutrición se habla de macronutrientes y micronutrientes. Macronutrientes son aquellos que necesita nuestro organismo para producir energía, fortalecer nuestros músculos, proteínas, carbohidratos, las grasas, las cuales que son muy especiales. Los micronutrientes, que son vitaminas y minerales. Anteriormente qué sucedía cuando no había vitamina A, cuando esto pasaba, un niño se quedaba ciego porque a falta de esta vitamina se le licuaba la córnea, pues padecía una enfermedad que se llama xeroftalmia o cuando a un niño era carente de vitamina D, se le arqueaban las piernas porque la vitamina D ayuda a que el calcio penetre en los huesos haciéndolos más fuertes y cuando un niño carece de esta vitamina, se le arquean las piernas o un niño no crece por falta de Zinc. Lo que queremos cambiar los que estamos en el campo de la nutrición es, qué pasa si la nutrición es perfecta; no solamente cómo impedimos que un niño sea raquítico y se le arqueen las piernas o cómo impedimos que un niño quede ciego,  sino que cómo logramos que un niño llegue a desarrollar todo el máximo potencial biológico que trae, pues cuando un niño es concebido, cuando se junta un esperma y un óvulo, ese niño, genéticamente, es perfecto, tiene todo el potencial para ser un Einstein, un Carlos Camarena o una Frida Kalo. Ese niño tiene todo el potencial genético para lograrlo. No obstante, desde el segundo día de embarazo de la madre si no está bien nutrida, ese niño va a empezar a perder posibilidades de llegar a ser todo lo que quiera hacer.
La teoría del Triage
Lo que nosotros queremos es salir de ese paradigma de la deficiencia grave y llevar a los pacientes a una nutrición óptima, aquella que va a permitir que ese niño llegue a desarrollar todo su potencial biológico. Esto se hace descubriendo lo que nosotros llamamos las Flechas nutricionales, que es la diferencia lo que una persona debiera estar consumiendo para tener una nutrición óptima y lo que realmente está consumiendo. Lo que tenemos en la actualidad, es una ciencia que muestra, que si bien, ya no tenemos ceguera por deficiencia en vitamina A o ya no padecemos raquitismo, aún existe una proporción significativa en nuestra población que no satisface sus requerimientos de micronutrientes. Incluso, en el mundo desarrollado, en Estados Unidos, el 90 por ciento de la población no llega a su ingesta de vitamina E, por lo menos según Einstein. Entonces, existe este señor Eims, quien desarrolló la teoría que él llamo el triage, una palabra que él tomó prestada de la medicina de emergencia o la medicina del campo de batalla, es decir, cuando un soldado estaba herido en el campo de batalla, primero se preocupaban de que no se muriera, deteniéndole la hemorragia, después le reducían-si la había-la fractura de la pierna para que pudiera caminar bien y por último, lo saturaban para que pudiese regresar a su casa y pudiera ver a la novia. Por lo tanto, el organismo fuerte funciona más o menos igual: con el poco nutriente el organismo asegura la vida, pero asegurarla implica que el organismo sacrifica la salud a largo plazo, eso es lo que desarrolló Eims, a partir de lo que hizo mucho antes Baker. Este mostró que había una correlación entre la mortalidad infantil y la enfermedad isquémica, es decir, en las poblaciones donde los niños eran desnutridos, los adultos padecían enfermedades cardiacas. Ahí empezó a elaborar toda esta teoría, que muestra que ya en el útero se determina toda la vida del individuo hasta que prácticamente muere.

72 por ciento del crecimiento cerebral en el niño
Si una madre no se nutrió bien mientas tenía a su hijo en su vientre, a la mejor, en la edad adulta,  será un adulto diabético o con una enfermedad cardiaca. Es por eso que DSM empezó a preocuparse desde temprano de este tema. Uno de los componentes más importantes es la molécula DHA, una materia grasa que proviene fundamentalmente de los pescados de agua profunda, pero originan en realidad de las micro algas que hay en el fondo del mar, que tienen una función extremadamente importante en el desarrollo del cerebro y en el desarrollo de la visión. Todo esto hay que hacerlo en forma temprana; no podemos establecer una buena nutrición de DHA cuando el niño nace. Ojalá y esa buena nutrición de DHA se produzca mientras el niño todavía se está gestando, pues va a tener más neuronas donde tienen que estar, porque estas no se originan en el mismo lugar del cerebro sino que emigran y se mueven hacia el lóbulo frontal, que es donde nosotros realmente las utilizamos en todo nuestro proceso de raciocinio. Desafortunadamente, as ingestas reales de DHA son insuficientes, pues la DHA en la leche materna también es insuficiente, ya que no está aportando todo lo que debiera y esto es extremadamente crítico porque un niño desde los cero hasta los dos años se produce el 72 por ciento del crecimiento cerebral. Si no se aprovecha esa ventana de oportunidad del desarrollo cerebral de ese niño, entonces se habrá perdido una oportunidad extremadamente importante.
Niños más sanos y más inteligentes
Hace algunos años se publicó cómo el DHA aumenta el peso y cómo aumenta la talla del niño al nacer, casi un centímetro más largo por la ingesta de leche materna de las mujeres suplementadas con DHA y cómo estas aumentan tres días el periodo de gestación; y tres días puede hacer la diferencia entre que un niño pueda ser prematuro o no. Cori destacó que hay un estudio realizado en Inglaterra de cómo los niños suplementados con DHA, con más dificultad para leer en el colegio, tuvieron un progreso muy importante en relación con los niños con la misma problemática que no recibieron DHA.  En el próximo capítulo se hablará cómo es la ciencia del DHA, cuál es la importancia, cómo funciona y también un poco, de cuál es nuestra situación actual y qué es lo que debemos hacer como países, como sociedades para hacer para poder apostar y tener generaciones de niños más sanos y más inteligentes.

No comments