Innovación para la Recaudación por el Uso del Espectro Radioeléctrico

 


Ernesto Piedras 

En días recientes, se dieron a conocer dos propuestas que buscan contribuir al desarrollo de la cobertura, asequibilidad y calidad de los servicios de telecomunicaciones.
 
En primer lugar, la publicación del Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2023 contempla en el Proyecto de Reforma a la Ley Federal de Derechos (LFR) la no actualización de los costos del espectro radioeléctrico para las frecuencias utilizadas para la provisión de telecomunicaciones móviles.
 
Se publicó también una iniciativa de reforma a la LFD de diversos senadores del Partido del Trabajo (PT) que propone un esquema alternativo que busca ajustar a la baja los derechos de las bandas para uso de 5G, modificar la estructura de cobro de derechos de las bandas de 800/850 MHz, así como incorporar un esquema de acreditamiento de erogaciones en materia de cobertura social.
 
SHCP Sensible a Impactos en Precios de Servicios. Con la propuesta de no aumentar las cuotas del espectro radioeléctrico con base en la inflación, la SHCP reconoce no sólo que esta generaría presiones adicionales sobre los precios de los hogares, sino que impactaría más a aquellos menos favorecidos, que se encuentran en esquemas de servicios móviles de prepago y que destinan un mayor porcentaje de sus ingresos para acceder a estos.
 
Por ello, propone mantener los derechos por el uso, goce o aprovechamiento de frecuencias relacionadas con la prestación de servicios de telecomunicaciones, a los valores del año pasado.
 
Iniciativa Novedosa para Recaudación por Uso del Espectro. La Iniciativa de Reforma a la LFD de los senadores del PT, recogió propuestas como las emitidas por el IFT, The Competitive Intelligence Unit (The CIU) y la GSMA, basadas en los manifiestos y reiterados altos costos por el uso del espectro radioeléctrico en el país.
 
Con el fin de impulsar la cobertura móvil en el país y la transición a servicios de nueva generación, propone ajustar a la baja los costos de bandas de frecuencias que aún no se asignan o que aún no se autoriza su uso y que son óptimas para dotar de conectividad de quinta generación (5G). Estos son los casos de las bandas de 600 MHz, banda L y la porción del espectro de 3.3-3.45 GHz y de 3.45-3.6 GHz.
 
Asimismo, contempla la modificación de la estructura de cobros de derechos en la banda de 800/850 MHz, con base a los niveles económicos de la zona a cubrir y no por las 9 regiones celulares definidas. Su objetivo es incentivar la entrada de nuevos operadores a nivel local, que hoy encuentran una barrera económica artificial para dotar de servicios a zonas de menor dimensión geográfica y densidad poblacional.
 
Adicionalmente propone promover la inversión en localidades que carecen de cobertura de servicios móviles, a partir de incorporar un esquema de acreditamiento de erogaciones en materia de cobertura social contra el pago de derechos por el espectro radioeléctrico.
 
Ambas propuestas buscan detonar la disponibilidad y asequibilidad de los servicios móviles en el país y se contraponen a la trayectoria alcista y onerosa que registran los costos del espectro radioeléctrico en México.
 
Reconocen que el aumento en los costos del espectro presiona al alza los precios de finales a los consumidores e impacta en mayor magnitud a aquellos en la base de la pirámide.
 
Amerita un reconocimiento este esfuerzo innovador en el campo fiscal, para impulsar el desarrollo de las telecomunicaciones en nuestro país, como un paso previo a la revisión a la baja los derechos de bandas ya asignadas.
 
Implícitamente, reconocen que los tan necesarios ingresos fiscales, deben recaudarse a partir del uso efectivo de los servicios de la conectividad, no de la asignación del recurso esencial que constituye el espectro radioeléctrico.

Post a Comment

0 Comments