Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

VACUNA CONTRA EL COVID-19: ¿ESTÁ LISTA LA INDUSTRIA LOGÍSTICA PARA SU DISTRIBUCIÓN?


Distribuir una vacuna en la escala temporal y geográfica que el COVID-19 implica no será tarea fácil, dada su fragilidad y alterabilidad ante la exposición al ambiente, analizan Expertos CETYS

Por su naturaleza, al ser productos destinados a generar inmunidad contra determinada enfermedad, mediante el estímulo a la producción de anticuerpos, las vacunas poseen características que requieren de una logística especializada para su distribución, en pro de conservar sus cualidades. 

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, la mayoría de las vacunas deben conservarse en una temperatura con un rango de variación máximo permitido entre los 2 ºC y 8 ºC, desde su elaboración hasta que es administrada al paciente. 

Lo anterior, aunado a la urgencia de prácticamente todos los países del mundo por frenar los contagios, obliga al planteamiento, ¿está lista la industria logística para enfrentar el reto de la distribución de la vacuna para prevenir el COVID-19, una vez que se autorice una fórmula para su distribución masiva?

“En primera instancia la respuesta implica una reflexión no tan favorecedora, pero esta coyuntura representa un reto que ha forzado y seguirá forzando la transformación de las industrias implicadas tanto en los procesos de fabricación para las empresas farmacéuticas, como para los actores en la industria logística que sirven como interfaces con el mercado”, apuntó el Mtro. Sergio Robles Mejía, Coordinador y Académico de la Licenciatura en Logística Internacional de CETYS Universidad Campus Internacional Ensenada.

Al acelerado proceso de producción del fármaco capaz de detener la propagación del nuevo coronavirus, le sucederá la necesidad de un proceso de distribución igual de rápido y eficiente. 

Distribuir una vacuna en la escala temporal y geográfica que el COVID-19 implica, añadió el experto CETYS, no será tarea fácil, se trata de un producto frágil y alterable en sus facultades inmunizantes ante la posible exposición a temperaturas variables. 

El reto logístico final será el de colocar la vacuna donde pueda ser suministrada a las personas, atravesando por los desafíos particulares que tienen la red de distribución y la cadena de frío involucradas. 

De cara a la aparentemente cercana aprobación de una vacuna capaz de ponerle fin a la pandemia, los sistemas de salud de América Latina y Estados Unidos deben implementar diversas medidas de control y reforzamiento de los procesos de coordinación entre sus actores públicos y privados, para garantizar el éxito de los esfuerzos logísticos, consideró el académico.

“Las buenas prácticas y las alianzas serán vitales. Abundará la necesidad de certificaciones de inocuidad, logística con bioseguridad, filtros y recursos humanos profesionalizados y con alto conocimiento en protocolos que aseguren la confianza en los procesos de entrega-recepción, por lo que también deberá haber alta vigilancia con enfoque en la preservación de la cadena de frío, y en todo el proceso hasta que  la producción se normalice, considerando que cada incidencia de error o sospecha de falla en el mantenimiento de la temperatura podría generar grandes desperdicios, pérdida económica, o de vidas humanas si se retrasa su distribución” apuntó Robles Mejía. 

Las cadenas de frío jugarán un papel fundamental en el cumplimiento de las medidas de preservación de la vacuna durante su distribución, desde su lugar de fabricación hasta el sitio donde las personas serán vacunadas.

Para que estas cadenas sean exitosas deben mantener la continuidad, por lo cual debe resaltarse que los sistemas logísticos conllevan varios puntos de transferencia, y que una falla en alguna de sus operaciones puede comprometer la efectividad de las vacunas, coincidió la Dra. Bertha Martínez Cisneros, Coordinadora y Académica de la Licenciatura en Logística Internacional en CETYS Universidad, Campus Mexicali.

Por lo tanto, con miras a la próxima obtención de la vacuna contra el COVID-19, los entes involucrados deben trabajar en preparar la infraestructura necesaria para asegurar la cadena de frío en el proceso de almacenaje y distribución.  

“Sabemos que algunos países no cuentan con la capacidad de transporte y conservación de estas vacunas; es por eso que contar con carreteras, aeropuertos, almacenes, instalaciones eléctricas y personal capacitado para el manejo de las cadenas de frío son retos a los cuales el sector logístico se tendrá que enfrentar en algunas partes del mundo”, detalló la Coordinadora, agregando que algunas de las tecnologías que permiten tener un mejor control de las cadenas de frío, y que podrían ayudar a superar los desafíos anteriores, son: 

  • Blockchain: impide que la información sea modificada o borrada, ayudando a mantener la veracidad de los registros de temperatura
  • Información en tiempo real: recibir los registros de temperatura en tiempo real es una forma confiable y asequible para asegurar que las vacunas no pierdan sus propiedades durante el almacenamiento y transporte, controlando de manera más precisa las condiciones del medio ambiente del producto. 
  • Sistemas de codificación (trazabilidad); permite conocer el histórico, la ubicación y la trayectoria de las vacunas a lo largo de la cadena de frío, e identificar dónde está cada pieza de cada lote para recuperarla en caso de ser necesario. 

“Una vez que la vacuna se encuentre lista para su producción masiva, llegará el reto de la comercialización y distribución, en el que cada país tomará las decisiones correspondientes. En el caso específico de México, el gobierno federal tendrá que realizar las gestiones de aprovisionamiento en el mercado internacional para obtener la vacuna COVID-19". 

Estas negociaciones serán la pauta para saber cuándo y cuántas dosis de vacunas estarán disponibles para distribuirse en México. Con esos datos y los lineamientos sobre el plan de vacunación que emita la Secretaría de Salud, podrá trazarse el proceso de logística y distribución”, concluyó la Dra. Martínez Cisneros.

Post a Comment

0 Comments