Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

MORENA Y MANUEL VELASCO ADMINISTRAN LA VIOLENCIA EN CHIAPAS CONTRA CAMPESINOS E INDÍGENAS: CNPA MN


 (CODICS).- La Coordinadora Nacional Movimiento Plan de Ayala- Movimiento Nacional, consideró insuficiente la detención de los asesinos intelectuales de líderes sociales en Chiapas pues alertó que en el estado se puede generar más violencia y muerte de indígenas y campesinos con el amparo que tienen los paramilitares por parte del Partido Morena y del gobernador del estado, Rutilio Escandón Cadenas.
Denunciaron que son constantes las amenazas que existen hacia representantes de las comunidades que hasta el momento siguen organizando al pueblo de Amatán, Chiapas donde en 2019 fueron asesinados dos líderes sociales.
Señalado que bajo el cobijo del partido político MORENA, han amenazado con volver a secuestrar y debido a ello cabe la posibilidad de la desaparición o el homicidio de algún compañero más a manos de un grupo que ya ha demostrado su capacidad armada y de ejercer violencia.
Por otra parte, la CNPA-MN recodó que queda pendiente aún la agenda social, pues las promesas de acabar con el rezago no solo han sido del propio Presidente de la Republica, Andrés Manuel López Obrador, que se comprometió a la habilitación del hospital que dejó en el abandono el ex gobernador, Manuel Velasco Coello y la pavimentación de los caminos rurales siguen siendo una necesidad, el agua; la energía eléctrica; los servicios sanitarios; los puentes; el mantenimiento de los caminos entre muchas necesidades que requieren la atención de este municipio que por más de 15 años estuvo en manos  de los procesados hermanos Carpio Mayorga.
De tal suerte que, aseguró, la justicia tiene que pasar no solo por la detención de todos los responsables de la muerte de los líderes sociales sino también atender la desarticulación del grupo paramilitar heredado por Manuel Velasco Coello y Eduardo Ramírez Aguilar.
Así es que las detenciones de los caciques Carpio Mayorga, Manuel de Jesús y Wilber, son solo unos pasos pues habrá que esperar una sentencia condenatoria.
Sin embargo, la tardanza que se ha dado en todo este proceso, ha permitido que se manifieste la impunidad no solo para los ahora detenidos, sino para todo un grupo de corte paramilitar que ha venido reactivando sus acciones y recuperando presencia en el municipio de Amatán.
El clima permanente en la cabecera, en los caminos y en las mismas comunidades es de permanente inseguridad pues es recurrente observar la presencia de pequeños grupos armados.
Sumando a ello están las amenazas hacia representantes de las comunidades bajo el cobijo del partido político MORENA.
Es por ello que calificó la detención de Wilber Carpio Mayorga, por la fiscalía del estado de Chiapas, por el homicidio de Noé Jiménez Pablo y José Santiago Gómez, como una acción tardía que requiere más acciones.
Durante más de 19 meses, tras el ataque armado policiaco- paramilitar a los miembros del Movimiento por la paz, la justicia y el bien común de Amatan, la demanda de justicia es una constante por lo que en este caso no habrá descanso hasta lograr dicho objetivo. 

Post a Comment

0 Comments