Laura G. Miranda, una novelista romántica contemporánea - Agency

Breaking

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Friday, August 7, 2020

Laura G. Miranda, una novelista romántica contemporánea

Primera parte
Por Héctor Medina Varalta

Mar de Plata, Argentina, agosto de 2020. V R Editora recién acaba de publicar Después del abismo, de la escritora Laura G. Miranda. La entrevista se realizó vía whatsapp que, más que entrevista fue una amena charla. De acuerdo a la atractiva autora,  la trama se desarrolla en San Rafael, Mendoza, Argentina, un anochecer que anunciaba una inminente lluvia. San Rafael es una ciudad de la provincia semiárida de Mendoza en Argentina, que limita con Chile por los Andes. Las calles bordeadas de sicomoros convergen en la Plaza San Martín, rodeada de cafés y la Catedral San Rafael Arcángel de estilo neorromántico. El río Diamante, que fluye en la ciudad, y el río Atuel al sur permiten practicar el descenso de rápidos en el verano. Alrededor de la ciudad hay famosas bodegas de vino que producen malbecs y otros vinos tintos.

Escribe desde la adolescencia
Escribir es el modo que encuentro para reinventar la vida. Contar historias, ser un poco todos los personajes que concibo y a la vez, ninguno de ellos es una manera de darle sentido a mi imaginación. Escribir un poema en un instante de inspiración es sublimar el silencio. Escribir es un alivio, siempre lo es. Jamás desisto de mis sueños, compartir lo que escribo es uno de ellos convertido en realidad. Desde que recuerdo, escribo desde la adolescencia: algunas composiciones, después escribí poesía, luego me aparté de la escrituraLuego decidí escribir una novela, ese fue un gran propósito, porque quería ser publicada y la poesía no lo es, eso es una realidad. Por consiguiente, con mi propio estilo que tanto me gusta, es decir, de la simbología y de las metáforas, lograr una prosa que pueda construir una novela-comenta con satisfacción.   

Le encanta leer los clásicos
Por otra parte, tal vez, sin quererlo, impuso su propio estilo, dentro de la novela romántica contemporánea- Para esto, se embarcó en un camino que no tenía idea que era tan difícil. Además, tiene un esposo y en ese entonces sus dos hijos estaban pequeños y es abogada, en ese tiempo ejercía la profesión. En ningún momento fue más lejos de ser publicada y jamás supo que el camino  era en realidad, es o terminó siendo. Por supuesto ha ido cambiando en este proceso: lograr tres publicaciones en una editorial grande fue increíble, pero resultó, todavía mejor su presente: ver el sello editorial, que hoy representan sus novelas. Por otra parte, a nivel certámenes le ha ido muy bien, pues ha tenido mucho reconocimiento, mucha satisfacción y muy buenos momentos con la poesía, ya que además de escribirla la lee; le encanta leer los clásicos.

Tiene una conexión muy profunda con el mar
La lectura de la poesía no es como una novela, hay que tener el momento, el estado de ánimo. Miranda siempre tiene un libro de poesía en su mesa de luz; pero no siempre estoy en condiciones de leerlo. Asimismo, se siente muy privilegiada vivir en Mar de Plata, una ciudad costera dentro de la provincia de Buenos Aires, pues ahí nació, creció, se educó y vive en esa ciudad; lo que hace más maravilloso todo lo que le pasa, porque con el apoyo de la editorial los libros han trascendiendo los límites de su ciudad, pero siempre está en su ciudad de origen. En ocasiones, viaja a Buenos Aires a una feria.  Laura G. Miranda tiene una conexión muy profunda con el mar. De hecho, en verano por las mañanas, desayuna muy temprano frente al mar
 
Después del abismo, es tocar fondo
Miranda compartió que sus novelas son contemporáneas, pues tienen una fuerte dosis de romance, pero que en realidad plantean la vida misma; no son novelas puramente románticas, en el sentido de la novela perfecta, sino que plantean una mujer y un hombre llenos de imperfecciones, muy reales y muy verosímiles. Lucio, uno de los protagonistas, es muy machista, casi rayando a una época pasada. Por dicha razón, este libro quiere revindicar el rol de la mujer frente a estas situaciones. De hecho, el sello editorial Ve Ra ha roto les permiten a los autores bucear en situaciones nuevas. Por ejemplo, Salvadora Quinteros, es una madre sumisa, que todo lo permite, incluso, su esposo Lucio, la castiga sexualmente, pues la castiga con esta necesidad básica en todos los seres humanos, negándole satisfacción sexual. El libro conductor Después del abismo, es tocar fondo, que casi a todos nos ha sucedido, al menos una vez en la vida, y ya no nos queda lugar para que no nos vuelva a suceder.

Los Madison y los Noriega terminan cruzados por una línea del pasado
Todos los personajes, en Después del abismo llegan a ese momento, donde tocan fondo y el mensaje del libro que es esperanzador, que lo importante no es lo que nos pasa, sino lo que decidimos hacer con lo que nos pasa. En esa inteligencia, tanto Salvadora como sus hijos: Solana y   Wenceslao y Alondra, que no es tan buena, pues como su padre, pues hace lo que quiere. Todos ellos pelean contra la adversidad y logran salir adelante. Aunque cabe resaltar, que Salvadora estuvo en Tunuyán, hogar Casa del Niño, un lugar de adopciones; ahí nacieron dos hermanas, que esta situación se revela después; Salvadora termina siendo hermana de una de las protagonistas principales, es decir, las familias, los Madison y los Noriega, que en un principio no tienen nada que ver son versiones opuestas de clases sociales, que después terminan cruzados por una línea del pasado, que unen justamente a Salvadora y a Victoria.

Los hermanos abandonan su casa
Por otra parte, Alondra tiene una mirada fría, es ventajosa y altanera, sus valores morales están en crisis o no coinciden con el de las demás personas; ella elige una relación sentimental con un hombre casado, es ni más o menos con el padre de su amiga. Además, Alondra ensucia a su hermana y a su hermano y tergiversa todas las situaciones frente a su padre. Ella es quien le da a ese padre machista lo que este quiere escuchar, pero en realidad no es la verdad, sino lo que ella le muestra. Alondra es falsa, mentirosa. En cambio, Wenceslao, el hijo menor, es quien para el padre quien tiene que continuar con la tarea y no es así. En una pelea familiar, Wenceslao, se la juega con su hermana Solana y se va con ella de la casa. Ambos toman distancia de una madre que no los defiende de un padre que los ataca; en busca del sueño de la hermana, que quiere ser doctora. Solana quiere estudiar, pero el padre no quiere que estudie. En una discusión que tienen, los dos se marchan de la casa y el hermano le brinda todo su apoyo y trabaja para que su hermana pueda estudiar. De tal forma, que se abre un vínculo muy importante. Después del abismo muestra no sólo el amor de pareja sino también el amor de hermanos.

El sello Ve Ra, publicó su tercera novela


Como mencioné, desde adolescente siempre quiso escribir, pues escribía poesía y participa en certámenes, pero no fue que a mis 40 años que me animé a escribir una novela y a buscarle un lugar, sosteniendo dos convicciones: si era suficientemente buena iba a aparecer alguien que lo quisiera y si no, no pasa nada; no quería auto publicar mis novelas, quería ver si valían en sí mismas. Fue un camino difícil, porque las editoriales tardan mucho en responder y la mayoría de las respuestas es un no. Finalmente, dos años después de terminar mi obra recibí el ofrecimiento de un contrato por mi primer novela titulada “Amuleto contra el vacío”; tengo tres novelas con otra editorial y después de eso, ya no quise dejar de hacerlo: escribir es lo que más me gusta hacer, de tal forma que dejé la profesión de abogada para dedicarme de lleno a la escritura. Ahora, después de Volver a mí,  R M Editoras, que tiene su casa en México, a través del sello Ve Ra, se publicó mi tercera novela; me siento muy cómoda, siento que esta editorial es mi lugar en el mundo. Por otra parte, “Volver a mí”, es la historia de una mujer que tiene 45 años, está casada desde hace muchos años, tiene tres hijos, es profesionista, no tiene problemas económicos, es decir, en un principio no tiene nada, por lo que está mal, tiene todo para ser feliz, pero se mira al espejo y no lo es-complementó.

No comments:

Post a Comment

Post Top Ad

Responsive Ads Here