INFORMANET

BannerFans.com

Breaking News

Entrevista a los padres y a un niño sobredotado


Por Héctor Medina Varalta

El Centro de Atención al Talento (CEDAT) - Guadalajara recientemente cumplió su quinto año de trabajo en esta entidad, brindando atención psicopedagógica de excelencia a favor de los niños más inteligentes de Jalisco y algunos estados circunvecinos: "Hasta el momento hemos diagnosticado 2 mil casos de menores que provienen de varios municipios del estado y de entidades como Guanajuato, San Luis Potosí, Michoacán, Nayarit y Colima. Se trata de una cifra sin precedentes en esta región de México y, para beneficio de esta minoría, ya está funcionando el exitoso el Programa de Potenciación Intelectual - en sus modalidades intensivas y extra escolares - con lo cual cumplimos con los objetivos trazados en 2016", explicó el Dr. Andrew Almazán Anaya, director de Investigación y Psicología del CEDAT.
De niño genio a psicólogo y médico
El Dr. Andrew Almazán Anaya “el niño genio mexicano”, según Discovery Channel, tiene ahora 25 años. Nació el 16 de octubre de 1994, en la Ciudad de México y al ingresar a los 12 años a la universidad, se convirtió en el universitario más joven de México y entre los más jóvenes del mundo, con la particularidad de haber cursado previamente los estudios obligatorios de educación básica, media y media superior, con excelencia académica. Actualmente ya es médico, psicólogo, hizo una Maestría en Educación con Acentuación en Desarrollo Cognitivo, un Master en Business Administration (MBA) y un Doctorado en Innovación Educativa en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) donde trabaja en un nuevo modelo educativo para los niños sobredotados en México. Posteriormente realizó estancias y trabajo de posgrado donde obtuvo tres maestrías en Yale University (Advanced Management), Harvard University (Psycochology) y University of Connecticut (Educational Psychology of Gifted).
Sus maestros no entendían su ansia de saber
A los dos años y medio, comenzó a dar muestra de su interés cultural, de su avidez de conocimientos. Paralelamente adquirió el gusto por la música clásica, pues el primer músico que le interesó fue Bach y sus conciertos de Brandenburgo y luego Vivaldi, Mozart, Chopin. Es la única música que escucha. Más adelante, recibió de regalo un esqueleto de plástico y jugado se aprendió de memoria todos los huesos del cuerpo, más tarde le fue obsequiado un microscopio y empezó a internarse en un mundo invisible a los ojos. Todas estas revelaciones de su excepcional capacidad de aprendizaje ocurrieron antes de que supiera leer, por lo que tuvio que memorizarlas. Cuando ingresó a la primaria escolarizada ya sabía más de lo que podrían enseñarle de geografía, música, anatomía, mundo microscópico, geología, entre otros temas. Daba muestras de un interés renacentista. A los 4 años y medio le pidió a su padre médico que le consiguiera un corazón de vaca para poder “operarlo” y, en efecto, lo abrió para encontrarse con otro universo que desde entonces le atraería y le procuraría, por una parte, satisfacciones. Pero, por otra, contrariedades con sus maestros que no entendían su ansia de saber, sus inquietudes intelectuales, a las que confundieron con “Déficit de Atención.” (…) Andrew fue invitado a escribir y depositar una carta suya (la única de un niño mexicano), en la Caja del tiempo que será abierta en 200 o 300 años. Es uno de los pocos escritores que tienen asegurado que se les leerá en el futuro. Se le presentó en la ceremonia como “el niño prodigio mexicano”.

Es traumático sacar a un niño sobredotado de su ambiente educativo
El programa de esta institución es de Estados Unidos, cuando llegaron a México en el 2010, se vieron en la necesidad de no depender de subsidios o factores de gobierno porque en cada sexenio o administraciones que cambian podría ocurrir que se perdiera el apoyo. El peligro que podría existir, es que si el niño terminó la primaria o la secundaria, ya no podría continuar con sus estudios porque ya no hay ningún subsidio. Esto puede ser muy injusto para un niño, porque ya se acostumbró a un sistema. Además, el sistema para niños sobredotados es lo mejor, sobre todo si se toman la clase con niños como ellos. Sin embargo, si hay interrupciones durante el proceso, el niño no se va a quedar sin hacer nada, pues sus padres lo pueden mandar a una escuela tradicional y, esto, después de haber probado un sistema enriquecido, es más traumático, que incluso nunca haberlos llevado a un centro especial. Lo que se ha visto, es que depende de la consciencia social y de las tendencias políticas actuales o previas.
La inversión en un niño sobredotado rinde tres veces más
La administración anterior en la Ciudad de México, fue un programa de becas, pues CEDAT realizó un convenio con el gobierno de la Ciudad de México y se abrió en 2014, más que de atención y reitera, para manutención de niños sobredotados en condiciones de pobreza. Como hace falta mucha consciencia social, todavía muchas personas creen que los niños sobredotados no existen o que cumplen un cierto paradigma. También algunas personas consideran que los niños sobredotados sólo se dan en el primer mundo, que sólo se ven en Estados Unidos o en la Comunidad Europea. Por supuesto, si México no los apoyara, nunca llegará a ser un país de primer mundo que deseamos. En CEDAT, lo más relevante, cuando se habla de programas públicos es que esta institución cuenta con primaria, secundaria y preparatoria. Por otra parte, la inversión en un niño sobredotado rinde tres veces más que en un niño promedio, es decir, si se invierte un dólar en un niño sobredotado va a dar un retorno de tres dólares. Por lo general, un niño promedio va a dar un dólar punto 4 o un dólar punto 5. Es una buena inversión para el Estado, pero a largo plazo.
Entrevista al niño Luis Gabriel Tirado
Mis clases son más avanzadas de las que deberían ser y eso me gusta porque puedo tener mi mismo ritmo, el que yo quiera para terminar más rápido la primaria y cumplir mis sueños. Esta escuela me ayuda a avanzar lo que más pueda para terminar más rápido la universidad. Voy a estudiar veterinaria. Me gustan los felinos y quiero ayudarlos para que no se extingan porque están en peligro de extinción. Tengo 7 años de edad y estoy en quinto grado de primaria. Me enseñan matemáticas y español; me gusta porque cuando trabajo me siento muy bien. Las materias que más me gustan son: matemáticas, geografía y ciencias naturales, pero la que más me gusta son las matemáticas. Lo que más me gusta hacer es estar con mi familia, mis padres me educan bien y son muy buenos padres.
Entrevista a los padres
El niño empezó a tener problemas en el kínder, pues tenía muchas quejas de que era muy travieso, no ponía atención, quería leer, pero que no tenía la edad y la maestra le dijo que, por favor, lo desmotivaran. Además, su madre, de entrada, no sabía cómo enseñarle porque en la época de los padres del niño, se enseñaban las letras P, T y que en el presente se enseña diferente. Que lo ideal para el niño, es que cada vez que él preguntara, que cambiaran el tema y que siguiera avanzando, pues los números siempre le han gustado mucho. Además, con el tiempo ya sabía leer. Por consiguiente, las maestras no sabía muy bien con quien estaban tratando; su madre siguió las indicaciones que en esa escuela les dieron. Al final de ese curso me dijeron que ya no podían seguirlo atendiendo. En sí, no lo corrieron o expulsaron de esa escuela, pero sí nos aconsejaron que buscáramos otra. En ese entonces, les dijeron que el niño tenía Déficit de Atención, pero estaba muy pequeño. Entonces, empezamos a preguntar y una doctora nos dijo que el niño no tenía Déficit de Atención, al contrario lo encontró bastante inteligente, que buscaran hacerle una prueba, para saber cómo se encontraba el niño y decidir la escuela que quisieran que estudiara y saber si los podían ayudar o no. Fue así como llegamos al CEDAT, ahí nos explicaron que si el niño tenía deseos de aprender, que lo dejaran, que a ellos no les hubiera gustado que quisieran aprender algo y no les hubieran apoyado en ese tema. Desde que le hicieron la prueba ha estado en el CEDAT muy contento-comentó Paola Mares, madre de Luis Gabriel.
Hay que acercarse al lugar ideal
Encontré a esta institución navegando en Internet, porque como el niño estaba muy chico, no hallé otro lugar donde pudieran hacerle las pruebas. La verdad, es que llegamos al perfil del niño sobredotado, vimos unas cosas que tenía parecidas, hicimos una cita donde le hicieron el estudio. A los padres de un niño con la misma problemática que el de Luis Gabriel, que no les de miedo; al principio, cuando creemos que nuestro hijo puede ser diferente, nos da miedo y  de entrada nos da miedo ser papás, pues no sabemos cómo tratar a una persona y no siempre se debe tratar igual a todas las personas. Nuestro hijo es sobredotado, lo queramos o no, nada más podemos tener las armas (conocimientos) y acercarnos a los lugares donde nos puedan ayudar.
Esas quejas que recibe de su hijo, pueden indicar  que es un niño sobredotado
Por lo tanto, si vemos cosas como que nuestros hijos están siendo diferentes a otros niños: que están recibiendo muchas quejas: haciendo muchas travesuras, que se aburren rápido. Entonces, recurrir a las personas que sin especializadas, que en este caso, nosotros acudimos al CEDAT y ellos nos han ayudado a resolver todas las dudas de entrada y cómo piensan ellos.  La verdad, es sin miedo, pues nuestro hijo es como el aprende. Quitarnos el miedo a “tener un hijo diferente,” son niños que aprenden diferente, pero a fin de cuentas siguen siendo niños como cualquier otro y que también necesitan estar con niños como ellos, tener amigos como ellos, que nadie los trate mal por todas las preguntas que realizan y aceptar dónde estamos parados y que podemos hacer lo mejor para ellos-puntualizó.


No comments