Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

LA FERIA DEL LIBRO DE GUADALAJARA 2019: UN OASIS O UNA ILUSIÓN


Por Juan Francisco Bascuñán, director de Planeta Sostenible

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FILG) es una experiencia superlativa, lo que se hace más claro si la comparamos con nuestra raquítica FIL Santiago -si es que aún existe-. Cientos de miles de jóvenes y adultos (se habla de un millón de personas) abarrotan los pasillos, haciendo a veces imposible caminar. Por otro lado, 20.000 profesionales del libro complementan la venta de libros al menudeo, constituyendo este encuentro un segmento fundamental para los acuerdos de compra y venta de derechos que implica, bien orientado, una posibilidad de intercambio cultural gigante. India, ubicada en la plaza central, aparece con todo su cine boliwoodense, su música y danza ancestral, un equipo de negociadores con cientos de años de experiencia en el intercambio de bienes y por supuesto una oferta de libros llenos de contenido y sabiduría.
Participamos en el salón del comic
En este escenario, Planeta Sostenible instaló su stand por primera vez en este evento editorial, seguramente el más grande de Hispanoamérica. Exhibimos nuestro catálogo completo, difundimos nuestros autores e ilustradores. Recibimos ofrecimientos para la compra de derechos de algunos de nuestros libros y empezamos a implementar un equipo editorial mexicano-chileno con periodistas, agentes de derechos, vendedores y distribuidores, para comenzar a coeditar en el país azteca. Con el apoyo de ProChile, participamos en el salón del comic, exhibiendo nuestros últimos libros ilustrados.  Presentamos oficialmente junto a dos editoras mexicanas el libro Lengua oculta, Doris y Gabriela de Rafael Rubio y Luis Almendra, una ficción basada en hechos reales que aborda con mucha compasión la relación amorosa entre la norteamericana Doris Dana y Gabriela Mistral.
Violencia de género

Durante la FIL Guadalajara tuvimos más de 30 entrevistas con medios escritos, radiales y televisión incluyendo Televisa y canal 22, el canal cultural de México. En la mayoría de estas entrevistas nos preguntaron sobre lo que estaba ocurriendo en Chile, lo que constituyó una excelente oportunidad para relacionar nuestro trabajo y el cambio global que está operando en Chile. El que los dos libros que presentábamos se vincularán de una u otra forma con la violencia de género permitió conectar la labor política del editor con los relevantes cambios políticos, sociales e institucionales que está viviendo Chile.
La desigualdad fue la que generó, a nuestro juicio, la violencia
Mención aparte hay que hacer respecto al libro Chile despertó. El estallido social contado por las murallas de la zona cero, de Sebastián Olivari, coeditado por Planeta Sostenible y S Editorial, que fue el más solicitado durante la Feria, pues en definitiva lo que querían saber los medios mexicanos era lo que había pasado en Chile, el país estrella, el país OCDE, y cómo un supuesto oasis se convertía en un “infierno”. Para esto nos dimos todo el tiempo para explicar nuestro punto de vista respecto a cómo la movilización social implicó que el poder constituyente volviera al pueblo, pues la constitución vigente era hija de la dictadura y por tanto completamente ilegítima. Además, que el modelo que ella plantea no ha permitido un crecimiento sostenible, es decir, con equidad social y protección ambiental. Tal desigualdad fue la que generó, a nuestro juicio, la violencia. Hablar de ello nos pareció una obligación mucho más importante que hablar de tal o cual libro que se exhibía o presentaba.
Apoyo firme de ProChile
Por otro lado, la FIL implicó acceder a cursos y talleres importantísimos para entender un poco más el proceso de internacionalización de un sello editorial independiente como Planeta Sostenible, un elemento clave para la subsistencia en un ecosistema sumamente frágil. En este contexto, habrá que seguir buscando soluciones para que la bibliodiversidad se mantenga; para no monodepender de las compras estatales; para descolonizar la mente; para que la entrada de libros extranjeros tenga como contraparte lógica la venta de libros de Latinoamérica y el Caribe hacia el Norte.
Crear alianzas editoriales sur-sur es una medida fundamental; internacionalizar las editoriales con el apoyo firme de ProChile es otra. Pero hay muchas más que habrá que seguir discutiendo en el marco de la Política Nacional del Libro. Pero este 2020 permitirá una discusión mayor, en el marco de la nueva Constitución que Chile se dará, como consagrar, por ejemplo, el Derecho a la Cultura entre las garantías constitucionales, entendido tal derecho como la garantía que se adoptarán y aplicarán políticas destinadas a proteger y promover la diversidad de las expresiones culturales, basadas en procesos y sistemas de gobernanza informados, transparentes y participativos (Convención sobre la diversidad cultural). Esperamos saber aprovechar esta oportunidad    

Post a Comment

0 Comments