Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

Rechazo unánime del Senado a la discriminación de las mujeres; defienden la dignidad humana

El Pleno se pronunció en contra de la campaña de difamación, desprestigio y actitudes racistas en contra de la senadora Minerva Citlalli Hernández Mora, y de cualquier persona.

Los Grupos Parlamentario del Senado de la República (Morena, PAN, PRI, PRD, PT, MC, PVEM y PES) se pronunciaron en forma unánime en contra de la discriminación de las mujeres, de las y los senadores, y en defensa de la dignidad humana.

Esto, en principio, por la campaña de difamación, desprestigio y actitudes racistas en contra de la senadora Minerva Citlalli Hernández Mora, de Morena, realizadas a través de las redes sociales, incluso por personal del Senado de la República.

La presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa, rechazó y condenó las descalificaciones en contra de la legisladora, a quien –dijo- le brinda su solidaridad ante lo ocurrido.


“Invito a los senadores a construir un mejor país, un mejor Estado, y no permitamos que la agresión y la violencia contra las mujeres, en ninguna modalidad, sea un hecho cotidiano. Esta presidencia ratifica este rechazo y condena las descalificaciones en contra de la senadora Minera Citlalli Hernández Mora”.

La senadora Ana Lilia Rivera Rivera, de Morena, solicitó a la presidencia de la Mesa Directiva exprese una disculpa pública a la senadora Hernàndez Mora y se sancione al personal interno del Senado de la República que haya apoyado la campaña en su contra.

“Solo pido dos cosas: una, que en nombre de todas las mujeres parlamentarias y de todas las mujeres de este país, se exija una disculpa pública a quienes han emprendido esta campaña de descalificación en contra de una de nuestras mejores representantes por su capacidad intelectual. Y también que, si hubo personal de este Senado que utilizó las redes sociales o cualquier otro modo para descalificar a nuestra compañera senadora, se inicie un proceso inmediato para que sea despedido”, advirtió.

“Nosotros no podemos permitir que nadie, con recursos públicos, que trabaje en el Senado, lo utilice para discriminar, manipular la opinión pública y descalificar a una senadora, como el caso de Citlalli Hernández, quien es una digna representante de las mujeres de Morena en el país”, manifestó.

La senadora Indira de Jesús Rosales San Román, del PAN, afirmó que su Grupo Parlamaentario se une a esta condena y, a pesar de que tienen ideologías distintas, respetan totalmente a su persona, por ser una mujer de causas y políticamente firme en sus ideas.

Su compañero de bancada, Damián Zepeda Vidales, menciona que se presentó una queja hacia el trato denigrante que recibió la senadora Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz, también panista, por parte de un trabajador del Senado. Subrayó que ni un legislador, ni ciudadano deben recibir ese tipo de tratos por parte de los servidores públicos.

La senaodra Beatriz Elena Paredes Rangel, del PRI, se suma al reclamo en defensa de la dignidad de Hernández Mora, y planteó brindarle todo el respaldo de la Cámara Alta:

“Las sesiones pueden tener momentos de tensión muy graves. Lo ideal en este Congreso es que la dinámica fuése en el marco del diálogo, por enérgico que éste sea, pero de ninguna manera comparto que se desalifique a nadie ni por su opción personal y mucho menos por su físico y, en ese sentido, me sentiría igualmente descalificada. No se vale ser agresivo por razones que no corresponden a una visión de respeto democrático”, señaló.

La senadora Dora Patricia Mercado Castro, de MC, dijo sumarse al apoyo expresado por el senador Martí Batres, de Morena, en apoyo de Hernández Mora, al subrayar que nadie puede ser discriminada o discriminado por su apariencia física.

“Hay que poner un alto a la campaña de desprestigio y difamacón en contra de la senadora Citlalli Hernández. En este Congreso paritario, las mujeres y los hombres estamos aquí para defender nuestras posiciones políticas y de eso somos responsables, pero no podemos permitir que se nos descalifique por nuestro físico, por nuestro cuerpo o por nuestra vida personal”, afirmó.

El senador Juan Manuel Zepeda Hernández, de MC, subrayó que es necesario erradicar las agresiones, físicas y verbales del debate. Aseguró que el trabajo de Citlalli Hernández es loable, por lo cual convoca a preferir el diálogo ante la violencia.

“Son válidas las diferencias polìticas. Lo que no debemos fomentar ni dejar pasar son esas expresiones de discriminación y de ofensa por el físico, por la persona o por el color y hacer un exhorto para quienes somos actores polìticos y tenemos opinión, podamos, a través de nuestras expresiones, convocar a que estas situaciones las vayamos superando. Hoy el país requiere diálogo y que nos vayamos reencontrando como mexicanos que somos. Te reitero Citlalli mi solidaridad en contra de esos ataques injustos”, manifestó.

En el mismo sentido se pronunciaron las y los senadores Martha Lucía Mícher Camarena, Antares Vázquez Alatorre, Bertha Alicia Caraveo, Martí Batrres Guadarrama, todos de Morena; Nancy de la Sierra Aramburo, del PT, y el senador sin grupo Emilio Álvarez Icaza Longoria.

Post a Comment

0 Comments