Advertisement

BannerFans.com

Breaking News

El surgimiento de enfermedades mentales, ¿genes, ambiente o ambos?


Por Héctor Medina Varalta

• 17% de personas en México padecen un trastorno mental y 30.5% ha presentado depresión, según cifras de 2018 y 2019.
Los individuos somos la mezcla de lo que nos dieron (genes), lo que vivimos y lo que hacemos con lo que vivimos, así lo describe la Dra. Lorena Reyes Santos, psiquiatra, médico cirujano y docente del Doctorado en Psicoanálisis de la Universidad Intercontinental, al explicar qué determina la aparición de las enfermedades mentales.
El  17% de las personas en México presentaba un trastorno mental
En todas las enfermedades hay un juego de genes y ambiente, pero son los factores ambientales los que permiten echar a andar mecanismos que protejan o predispongan a los trastornos mentales, el peso de cada uno dependerá de los antecedentes”, señaló la también maestra en Ciencias de la Salud. La salud mental es un fenómeno complejo determinado por múltiples factores sociales, ambientales, biológicos, e incluye padecimientos como la depresión, ansiedad, demencias, esquizofrenia, trastornos del neurodesarrollo, entre otros, algunos de los cuales se han agravado en los últimos años. Datos de la Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión (INCyTU), arrojan que en 2018 el 17% de las personas en México presentaba al menos un trastorno mental, y de acuerdo a prevalencias e incidencias, una de cada cuatro lo padecerá como mínimo una vez en su vida. Sin embargo, de las personas afectadas, sólo una de cada cinco recibe tratamiento.
La OMS recomienda invertir entre el 5 y el 10%
En 2019, INEGI reportó que 30.5% de los mexicanos ha presentado depresión a lo largo de la vida, de los cuales sólo el 4.9% ha recibido tratamiento. Asimismo, la tasa de suicidios aumentó en los últimos años, al registrarse 6,559 defunciones en 2017, lo que equivale a más del doble de las cifras registradas en 1994. Del presupuesto en salud en México, alrededor del 2% se destina a salud mental, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda invertir entre el 5 y el 10%. Además, el 80% del gasto en salud mental, se emplea en mantener hospitales psiquiátricos, y lo mínimo se destina a detección, prevención y rehabilitación.

El trastorno mental puede presentarse a pesar de no tener un antecedente familiar
La crianza y el ambiente son elementos fundamentales para la aparición de trastornos mentales.
Una crianza adecuada, que cubre las necesidades físicas y emocionales del bebé, aunado a un ambiente propicio, permiten el desarrollo de mecanismos más adaptativos y de herramientas suficientes para enfrentar las problemáticas de la vida diaria. Por el contrario, si la crianza no cubre dichas necesidades, el individuo se mantiene en un estado de alerta constante que conlleva a cambios neurobiológicos los cuales pueden culminar en algún trastorno mental. “La negligencia o abuso en la infancia, las experiencias traumáticas, las carencias físicas y emocionales, las pérdidas a lo largo de la vida pueden propiciar el trastorno mental a pesar de no tener un antecedente familiar previo. Esto no es consecuencia de la aparición de un factor único, sino de la acumulación de factores a lo largo del tiempo, hasta que llega un momento en el que no es posible contenerlos y culminan en algún trastorno mental”, ahondó.
Los genes hacen a las personas susceptibles a ciertas enfermedades físicas o mentales
La docente de la UIC mencionó como ejemplo el caso de una persona con antecedente de depresión en varios miembros de la familia: Si se desarrolló en un ambiente adecuado con herramientas para la resolución de conflictos, ante una pérdida importante puede presentar un episodio depresivo menos severo y más corto; en cambio con un ambiente desfavorable y sin dichas herramientas, ante un estímulo aversivo el episodio depresivo puede ser grave, de mayor duración y peor pronóstico. Los genes hacen a las personas susceptibles a ciertas enfermedades físicas o mentales, sin embargo, no significa que por "portarlos" las tendrán. Por ejemplo, un  individuo de padre y madre con diabetes tipo 2, muy probablemente tendrá el gen que lo haga susceptible a esta enfermedad, sin embargo, al conocer este riesgo, puede optar por una dieta balanceada, hacer ejercicio regularmente y al final no desarrollará la enfermedad. Algo similar ocurre con los trastornos mentales.
El estigma y falta de información son factores que dificultan la detección y manejo oportuno
La también especialista en Biología Molecular, Genética y Psiquiatría, resumió que todo gen necesita cierta señal que lo eche a andar; frecuentemente estas señales provienen del ambiente. La genética y el ambiente no son deterministas, sino que interactúan para generar susceptibilidad o protección para estos padecimientos. La doctora Reyes quien expondrá sobre este tema en el grupo de Neuropsicoanálisis de la Ciudad de México que periódicamente se da cita en la UIC, refiere que “el estigma y la falta de información son factores que dificultan la detección y manejo oportuno de los trastornos mentales, por ello la genética psiquiátrica busca un panorama más amplio para acercarse a la comprensión de la mente humana que es sumamente compleja”. Al respecto explica: “Si bien, existen sistemas de clasificación de enfermedades mentales, nos quedamos cortos tratando de dar explicaciones biológicas deterministas enfocadas en un solo neurotransmisor, en un solo síntoma. Se trata de buscar relaciones, no solo de síntomas, sino entre enfermedades, entre rasgos, entre vivencias que comparten los diversos trastornos mentales”.
El funcionamiento de la oxitocina
Algunas características comunes entre estos son: el abuso en la infancia (sexual o físico) que se ha relacionado con la presentación de enfermedades como trastorno límite de personalidad o trastorno neurológico funcional. A pesar de ser enfermedades muy diferentes, los rasgos en común pueden tener cambios genéticos compartidos, por ejemplo en el funcionamiento del sistema de oxitocina que sucede por el evento adverso ambiental y en la edad adulta puede presentarse como una u otra enfermedad.
La UIC, una institución educativa
La Universidad Intercontinental (UIC) cuenta con 43 años de historia durante la cual han egresado más de 22 mil estudiantes. Su filosofía apunta a una formación de excelencia educativa, con valores basados en el humanismo cristiano y el servicio a la comunidad. La oferta educativa del Campus Sur consta de bachillerato matutino y vespertino, 16 licenciaturas presenciales, 10 maestrías, 7 especialidades, 3 doctorados y más de 30 diplomados que alternan su apertura. La institución educativa, ha creado para atención del público y la práctica estudiantil las clínicas de odontología, nutrición, autismo, atención de maltrato infantil, psicopedagogía y psicoterapia psicoanalítica. La UIC forma parte del grupo 2 del programa de mejora institucional de la SEP. Es una universidad no lucrativa, con un campus ubicado al sur de la Ciudad de México en medio de 14 hectáreas de áreas verdes, y otro plantel en la Colonia Roma, que ofrece 6 licenciaturas para ejecutivos, 3 posgrados, idiomas y es sede del Instituto de Desarrollo

No comments