Advertisement

BannerFans.com

Breaking News

20 millones de niños en el mundo sin vacunar cada año



Cada año se podrían evitar entre dos y tres millones de muertes en todo el planeta con un esquema de vacunación adecuado

Expertos del HCG recomiendan a toda la población estar atentos a la vacunación de sus hijos. Es gratuita y un derecho para todos

En el mundo, 20 millones de niños permanecen sin vacunar cada año o cuentan con un esquema de vacunación deficiente. Ello debido, principalmente, a la falta de acceso a servicios de salud, esquemas incompletos de vacunación de algunos países en vías de desarrollo, conflictos bélicos, desplazamientos y migraciones, así como grupos que se oponen al uso de vacunas.

De acuerdo con el doctor Antonio Luévanos Velázquez, médico adscrito al Servicio de Infectología Pediátrica del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde” y experto en vacunas, cuando existe un buen esquema de vacunación en los países, se puede llegar a evitar entre dos y tres millones de muertes en infantes de cero a cinco años de edad.

En México, la cobertura de vacunación varía en términos de grupos etarios; en el de niños menores de un año o de uno a cinco años, se miden cuatro o cinco vacunas. Para que haya una cobertura óptima, se requiere un 80% de población protegida, de esta forma se tiene la seguridad de que aquel niño, que por alguna razón no haya recibido las vacunas, esté también protegido, a esto se conoce como inmunidad de rebaño.

A nivel nacional, este porcentaje establecido se cumple sobre todo en la vacunación contra la poliomielitis, difteria, tétanos, hepatitis B, y BCG contra la tuberculosis. “En cuanto a sarampión, rubeola y paperas hay preocupación, porque a pesar de que sí hay buena cobertura, hay que reforzarlas con una segunda dosis en pacientes que están vulnerables a la enfermedad”, refirió Luévanos Velázquez.


Importancia de la vacunación
La vacunación adquiere una relevante importancia en los niños menores de 5 años de edad contra enfermedades que son severas y que ponen en riesgo la vida del menor y pueden dejar secuelas importantes.

El esquema básico de vacunación en México incluye la protección contra 14 enfermedades. Al momento del nacimiento hay que poner la vacuna contra la tuberculosis, que protege de formas severas de la enfermedad, como es la meníngea y la generalizada, además de la vacuna contra la hepatitis B.

A los dos, cuatro y seis meses de vida, las vacunas que deben recibir los bebés los protegen contra difteria, tétanos, tos ferina, influenza y enfermedades por haemophilus influenzae y neumococo, brindando protección contra neumonías graves, y una muy importante, que en México se ha logrado erradicar, que es la poliomielitis.  

Al año de nacido, el lactante debe ser vacunado contra el sarampión, rubeola y paperas, y adicionalmente la vacuna contra la varicela, y hepatitis A. Después vendrán los refuerzos de vacunas.

En la mujer embarazada es muy importante que se vacune contra influenza, difteria, tos ferina y tétanos porque no sólo está en peligro de contraer la enfermedad, también puede transmitirla al bebé, porque lo deja vulnerable. Vacunándose protege al bebé de adquirir alguna de estas enfermedades, afirmó el especialista.

La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) debe aplicarse a las niñas y niños a los 9 años de edad. Ésta ayuda a prevenir el cáncer cérvico uterino.

Todas y cada una de las vacunas son gratuitas para toda la población. Hay que acudir a cualquier hospital o centro de salud y seguir las indicaciones que se brinden. No importa si es IMSS, ISSSTE o de la Secretaría de Salud, se puede acudir a cualquier clínica y la vacuna debe ser administrada conforme a las especificaciones del médico o de la cartilla de vacunación.

Grupos “antivacunas”
Hay un grupo que preocupa a nivel mundial, sobre todo en redes sociales, que se dedica a desinformar a la población, al mencionar que enfermedades como el autismo son provocadas por algunas vacunas. “Esto está totalmente desmentido, las vacunas no tienen ningún efecto importante sobre el sistema nervioso central,  aunque sí pueden tener efectos colaterales a la hora de su aplicación como fiebre, dolor en el lugar del piquete o malestar general, que se eliminan de manera natural, pero en definitivo no ocasionan ninguna enfermedad ni a corto ni a largo plazo”, finalizó el experto.

No comments