Advertisement

BannerFans.com

Breaking News

Freddy Mercury de Queen y ¿el Pacto con el Diablo?

*Fantasía o Realidad? preguntan cantando

By Alberto Estevez Arreola

Freddy Mercury hizo pacto con el Diablo?...parece ser que así fue. Rhapsody Bohemian, es tema que alcanza la sublimación de la expresión por su composición que proviene de sonidos del Siglo XIX, todos y cada uno fascinantes e incluye aspectos esotéricos, espirituales. La canción es y será éxito por su contenido e historia oculta que sin embargo al escucharla provoca un sentimiento muy profundo.
Rhapsody significa “Canción ensamblada” y “Bohemian” es el nombre de una ciudad checa donde Goethe, escribe y crea un personaje llamado Dr. Fausto, quien hace un pacto con el Diablo, le pide ser rico y famoso a cambio de su alma. Este pasaje es ilustrado por una creación fuera de lo común, algo fuera de este mundo, por encantadora como ninguna otra del ambiente musical contemporáneo.
Así se fabrica lo que fue una Opera en 7 actos. El primero es “El pacto”. Consta de sonidos magistrales que dan paso a la historia donde el chico pobre cansado de ello, hace un pacto con el Diablo, dinero y fama a cambio de su Alma, porque está ya no le importaba.
El Segundo Acto, es titulado “Confesión”. En ese momento le revela a su madre que asesinó a un hombre y que no le importó ser tan joven y que ya tomó el camino equivocado arruinando su existencia con ese pacto cuya sentencia es la muerte que puede llegar en cualquier instante.
Un Tercer Acto, “La madre llora”. Es Totalmente delirante en música presenta a un Fausto, quien ya se despide de los suyos y dice a su madre “….no quiero morir, deseo no haber nacido, madre”.
Ahí la guitarra de Bryan May es maravillosa definiendo la tragedia irremediable con un “Solo” majestuosamente interpretado en sensaciones que llegan hasta el cerebro humano, un regocijo y pasión. Queen llega a lo sublime. Simplemente espectacular.
El Quinto Acto: hay una cruenta “Pelea entre Angeles contra Demonios”…en ese instante la música de Freddy y su maravilloso grupo Queen, suena más intenso, pues es nada menos que es el instante en que principia la entrada de la víctima hacia el Plano Astral.
Entonces la madre de Fausto pide clemencia al Diablo y la necesaria ayuda de Dios y su ejército de Angeles y entre ese derrotero Fausto irá hacia el cielo o hacia el infierno. El Hombre le dice a la madre “¡Para!”. Porque el Diablo ha puesto un Demonio al lado de Fausto para llevarlo a su terruño y quemarlo vivo.
El Sexto Acto, entra en una expresión musical tremenda pues envuelve las letras del “Reclamo del Diablo”, Ahí el temerario Lucifer reclama lo suyo y advierte “nadie puede liberarse de mi poder”…Pero los Angeles enviados por Dios luchan, ganan la batalla y hacen huir al Demonio.
El Séptimo Acto es “El Final” y es maravillosamente interpretado por la banda Queen con todo su poder recrea un pasaje musical en la confesión al Mundo por parte de Fausto de todo lo ocurrido, pues en Gloria a Dios, luego de tanta desesperanza y miedo, ha recuperado su Alma
Bohemian Rhapsody es una canción eterna. No es parte de una moda. Es realmente el Arte de la Música en toda su extensión y la muerte de Freddy es como un recuerdo constante para millones de fans que aún lo idolatran por ese grandioso talento que dejó para la heredad en esta “Bohemian Rhapsody” tema que converge en lo inusual, jamás igualado.
QUEEN EN PUEBLA MI ALMA EN UN SANTIAMEN
No es nada raro que la visita a Puebla de Fred Mercury y la banda Queen, fuera un ve4rdadero caos y a la vez el más maravilloso concierto que se haya hecho en México junto a los de la banda Kizz, por sus características cada cual. Pero hay 1ue decir que Mercury dejó todo en el estadio de Beisbol local Olímpico Zaragoza el 17 y 18 de octubre donde tuve la fortuna de estar presente y vivir intensamente la calidad de la banda.
Yo soñaba con ser reportero y mi sobrino Raul Villanueva Pérez, sociólogo destacado de la UNAM, me llevó. Era para mí como un hermano, vivía en mi casa. Fuimos en el ADO hacia Puebla, en el camino había policías y ejército deteniendo a docenas de chicos que querían ver a Queen. Estaban tirados en fila en la carretera. Ese fue un abuso. Se denotaba que la juventud mexicana no era del gusto de la autoridad.
Al fin Llegamos al estadio y la multitud daba ya una guerra teniendo como misiles unas Cuaguamas de cerveza dirigidas hacia la policía que trataba de evitar el “portazo”, pero ya la avanzada entraba de lleno al estadio. Los que llevamos boletos ni siquiera los utilizamos. Entramos empujados por las hordas de chavos rockeros muchos de ellos pubertos como yo era en ese momento. Entre aventones y zapes de la policía y algunos macaneados, por fin entramos. Entonces todo ese ajetreo valió bien la pena.
Mi sobrino y yo estábamos emocionados con ver a Fredd Mercury y Queen. Y así fue. Gozamos de los primeros sonidos del concierto y así fue durante dos horas hasta que llego “Bohemian Rhapsody” un regalo por lo sublime qu contiene. Yo hasta el día de hoy se cuál era su contesto esotérico y dramaturgo.
Fue un sueño ver a Freddy. Su voz era la mejor del mundo. Su talento inigualable. Toda una gran experiencia que hoy agradezco haber presenciado “en vivo y a todo color” y porque admiro aún a ese grandioso ser que al Sida se llevó a la tumba. La pregunta es Freddy ¿hizo pacto con el Diablo? Es una Fantasía o realidad? como cita la misma canción de “QUEEN” escrito con letras mayúsculas para la aternidad.

No comments