Advertisement

BannerFans.com

Breaking News

El libro de Urantia, un fraude espiritual


Por Héctor Medina Varalta

Existen varios libros supuestamente inspirados por Dios: Joseph Smith aseguraba  que el ángel Moroni le entregó unas planchas de oro que tradujo en El libro de Mormón; a Roque Rojas también se le apareció un ser angelical y lo inspiró a escribir El libro de la Vida Verdadera; Joseph Greever, un ex sacerdote católico que se convirtió al espiritismo, tras una canalización escribió la Traducción del Nuevo Mundo de las Sagradas Escrituras, que utilizan los testigos de Jehová; Mary Baker Eddy supuestamente inspirada por Dios, escribió Ciencia y Salud con clave de las Escrituras, entre otros. Esta vez, analizaremos El libro de Urantia [LU], un texto traducido a varios idiomas y que se está traduciendo a otras lenguas. De acuerdo, a los autores de este libro, este fue canalizado por supuestos seres espirituales. La mayoría de estos individuos intermediarios, también llamados >>canalizadores>> o >>canales>>, son charlatanes, dispuestos sobre todo a sacar dinero a todos los crédulos seguidores de la Nueva Era.

Antecedentes
De acuerdo al libro, Urantia, ¿Revelación divina o fraude espiritual? De Martin Gardner, Hasta 1955, el libro sagrado más voluminoso de un movimiento religioso del que se decía había sido escrito por seres no humanos era Oahspe, que llevaba el título de A Kosmon Bible in the Words of Jeovih and His Angel Embassadors. El autor de este extraño volumen-de casi mil páginas-fue John Ballou Newbrough, un dentista de la Ciudad de Nueva York, que afirmaba resueltamente que los ángeles controlaban sus dedos mientras escribía a máquina. El libro fue escrito en 1881, publicado por el propio Newbrough en 1882 y seguido por varias ediciones modificadas en 1891. Inspiró una secta denominada Faitismo. Sus miembros se radicaron en Shalam, una colonia de New México, y publicaron un periódico llamado The Faithist Messenger.

Libro dividido en cuatro partes
El record de Oahspe de ser la mayor <<Biblia>> dictada palabra por palabra por inteligencias superiores fue hecho añicos por el LU, un voluminoso tomo de 2 mil 97 páginas que pesa cerca de dos kilos. (…) No aparece ningún autor en la cubierta azul del Libro de Urantia. Su contenido consiste en 196 >>Documentos>>, que así se llaman los capítulos, cada uno de ellos, supuestamente escrito por un ser celestial. Estos >>Reveladores>> tienen nombres tales como Consejero Divino, Perfeccionador de la Sabiduría, Mensajero Poderoso, Jefe de los Arcángeles, Brillante Estrella Vespertina, Melquisedec y un Sin Nombre y Sin Número. Los Documentos se dividen en cuatro partes: 1. El Universo Central y los Superuniversos; 2. El Universo Local; 3. La Historia de Urantia y 4. La Vida y las Enseñanzas de Jesús.

Libro “canalizado por 33 seres celestiales
La historia del origen del LU implica a varias personas que vivieron en Chicago durante la primera mitad del siglo XX, pero los dos máximos responsables del supuesto libro divino fueron dos ex adventistas del Séptimo Día, el doctor William Samuel Sadler (1875-1969), un famoso psiquiatra de Chicago, y su cuñado Wilfred Custer Kellog (1876-1956), un hombre de negocios tímido, humilde y neurótico. Supuestamente, el LU fue canalizado por treinta y tres seres celestiales a un grupo de personas en la ciudad de Chicago en la década de los años 30 del siglo pasado, supuestamente este grupo ha quedado en el anonimato, al parecer por sugerencia de los autores celestiales. De acuerdo a la información proporcionada por la fundación que lleva su nombre, “mientras no haya especulaciones, los lectores del Libro de Urantia, no encontrarán respuestas autorizadas.

El vidente durmiente
Ante este panorama, vale la pena mencionar que, los reveladores son siempre honestos y directos, ya que aclara una y otra vez, que ellos dieron la instrucción de ocultar la información sobre el origen de los papeles, así como la identidad de los individuos que lo recibieron y las técnicas concretas de recepción. Esto se hizo para evitar una atención excesiva hacia los seres humanos y las circunstancias temporales.” Más adelante, mencionan que el doctor William Samuel Sadler, se convirtió en la cabeza visible de un grupo conocido como la Comisión de Contacto; este pequeño grupo fue el custodio inicial de los documentos de Urantia. Sus miembros hicieron el juramento de no revelar la identidad de la personalidad de contacto-el ser humano por el cual se transmitieron los documentos de Urantia y de no revelar los detalles de transmisión. Con esto evitaban buscar que las generaciones futuras veneraran a la personalidad de contacto, a la Comisión de Contacto o a los dos. Cuando se recibía un documento se leía a los miembros del foro, un grupo que se reunía en casa del doctor Sadler los domingos por la tarde para tratar libros de ciencia, filosofía y religión. En 1906 o 1911, el doctor Sadler entró en contacto e intentó tratar un paciente que tenía una condición de sueño anormal.

La Fundación Urantia
En ciertos momentos del sueño, dicho paciente hablaba dormido afirmando que era un  extraterrestre, el doctor pasó largos años estudiando la condición de este paciente, tan particular, en un esfuerzo por tratar de explicar el fenómeno. Finalmente determinó que el hombre no tenía una dolencia mental. Durante más de una década, el doctor Sadler, que en sus tiempos libres se dedicaba a encontrar explicaciones racionales a los fenómenos espiritistas de su época. Sin embargo, se mantuvo escéptico sobre el origen y contenido de los documentos recibidos a través de ese sujeto dormido, hasta que finalmente concluyó que era de origen sobrehumano y se convirtió en un estudioso y promotor de la revelación de Urantia en torno a las comunicaciones surgidas en torno a este sujeto durmiente y junto con otros amigos y ex pacientes se formó lo que llamaron el Foro, el cual surgió la Fundación Urantia, que fue la encargada de publicar en 1955 los documentos recibidos. De este modo, los miembros se convirtieron en los primeros lectores de los documentos de Urantia.

Cartas comprometedoras
Harry J. Loose, amigo de Harold Sherman, un apasionado investigador de los poderes de la mente le escribió: >>La verdad es que creo que Sadler está mentalmente enfermo. Es un paranoico con un complejo de poder religioso, que se aferra febrilmente a ejercer un mayor control sobre las mentes de todos… ¡Si la doctora Lena viviera! ¡Qué diferente sería todo! Sadler siempre evidenció un sadismo mental, aunque mucho tiempo latente y activado en estos últimos años, que está claramente reconocido y definido como sadismo físico>>. Asimismo, Sherman estaba convencido de que Sadler, después de haber fallecido su esposa Lena, se había vuelto paranoico con una mente “perversa y trastornada”. Tanto él como su hijo Bill, escribió Sherman >>mentirán e incriminarán a cualquiera y [harán] lo que sea para llevar a cabo sus propósitos. En una carta fechada el 10 de septiembre de 1942, escribió Sherman: >>No guardo ningún rencor hacia él [Sadler]. No me estoy olvidando del gran servicio que ha prestado, pero es lamentable contemplar cómo ha caído>>.

Sedler investido de poder
En la misma carta Sherman escribe que cada vez que se celebraba una reunión de urantianos descontentos en casa de Dent Karle, Sedler declaraba ante los miembros del Forum que los seres superiores le habían autorizado a estar presente astralmente en la casa de Karle para poder ver y escuchar todo lo que allí se decía, sin embargo, Elsie Baumgartner un miembro del Forum le confesó a Martha Sherman que eso era mentira. Fue el urantiano Albert H. Dyson, afirmó Elsie, que se encontraba también en la reunión, quien informó a Sadler de todo lo que había sucedido. Es esencial comprender que la principal razón de Sherman para desencantarse de Sedler era que el doctor ya no se comportaba como el >>guardián de los documentos>>. Creyéndose él mismo el contacto directo con  los seres intermedios, se sentía investido de poder para >>autorizar>> todo lo que deseaba de los documentos.

Urantia, un nuevo culto religioso
En cartas a Loose fechadas el 7, 10 y 28 de septiembre, y el 2 y 22 de octubre de 1942, Sherman menciona otro ejemplo de la disposición de Sadler a mentir para reforzar su teoría de que el matrimonio Sherman se encontraba bajo la influencia de Caligastia y de otros caídos seres celestiales. Dijo a los miembros del Forum que antes de que los Sherman llegaran a Chicago, un ser intermedio identificado sólo como >>DEF>> le había advertido de la llegada de un matrimonio desconocido al que le permitiría entrar en el Forum y que causaría una infinidad de problemas. Por otra parte, a los urantianos no les gusta que a su secta sea llamada >>secta>>, al igual que a los adventistas, mormones y miembros de la Ciencia Cristiana tampoco les gusta ser llamados sectarios. Sus objeciones carecen de fundamento ante el hecho de que la Brillante Estrella Vespertina de Nabadón (LU 965-966) llama culto religioso al primer cristianismo, y alienta a los urantianos a reemplazarlo con un nuevo culto “religioso” destinado a ser la “verdadera religión” del futuro.

No comments