Advertisement

BannerFans.com

Breaking News

Luis G. Abbadie, el maestro de terror, presentó El último relato de Ambrose Bierce Primera parte

Por Héctor Medina Varalta

De acuerdo a Wikipedia: Ambrose Gwinett Bierce (Meigs, Ohio Estados Unidos, 24 de junio de 1842-Chihuahua, 1914?) fue un editor, periodista, escritor y satírico estadounidense. Escribió el cuento An Occurrence at Owl Creek Bridge («Una ocurrencia en Owl Creek Bridge») y compiló el léxico satírico, el Diccionario del Diablo. Su vehemencia como crítico y su visión sardónica de la naturaleza humana que mostró su trabajo le ganó el apodo de «Bitter Bierce» («El amargo Bierce»).​ Bierce empleó un estilo distintivo de escritura, especialmente en sus historias. Su estilo a menudo abarca un comienzo abrupto, imágenes oscuras, vagas referencias al tiempo, descripciones limitadas, eventos imposibles y el tema de la guerra. En 1913, Bierce viajó a México para adquirir experiencia de primera mano de la Revolución mexicana. Se rumoreaba que viajaba con tropas rebeldes, y no se le volvió a ver.
Bierce iba como corresponsal con las tropas de Pancho Villa
El prestigiado escritor del género de terror, Luis G. Abbadie, presentó en la Casa Museo López Portillo de esta ciudad su más reciente obra El último relato de Ambrose Bierce; la trama empieza con una especie de narración constituida por un escrito atribuido al escritor norteamericano Ambrose Bierce, quien lo habría escrito antes de desaparecer en 1914. Bierce aseguraba que iba como corresponsal con las tropas de Pancho Villa, aunque le escribió a su familia que no tomaran en serio sus declaraciones hechas a los medios de comunicación de ese entonces. No se sabe qué fue de él. En un pueblo del Estado de Chihuahua se encuentra una tumba que se le atribuye, puesta ahí en 2004, pero que sólo se basa en especulaciones y no hay nada concluyente. Se ha especulado mucho acerca de su destino. Carlos Fuentes hizo su versión de éste en su novela Gringo viejo, que fue producida en cine con Gregory Peck.
La sombra blanca 
No obstante, Abbadie plantea una versión distinta que refleja los intereses y los temas que mostró Bierce en sus obras, su interés en lo fantástico y en la ciencia especulativa. Asimismo,  su interés en las desapariciones misteriosas se refleja en su propia desaparición, pues él hablaba de portales dimensionales como una posible causa para algunas desapariciones inexplicables. Este posible manuscrito atribuido a él ofrece lo que podría ser una respuesta. Ahora bien, este primer texto junto con el cuento que le sigue: “La sombra blanca” fue publicado en Ediciones Plenilunio por Carlos Bustos en 1995 en una edición de 200 ejemplares nada más, con una portada de Javier Campos Cabello. Poco después se hizo una segunda edición que presentó Arturo Suárez, pero sin que hubiera un solo ejemplar de la segunda edición presente, lo que desconcertó a los asistentes. El autor dice al respecto: “En las páginas del periódico El Informador se me acusó de haber traducido mal a Ambrose Bierce y se mencionó que la segunda edición ya se había agotado, sin embargo, esta segunda edición de 250 ejemplares no se encontró en ninguna parte”.
El terror, una manera de entender la realidad
En estas páginas se plantea una posible explicación para esto, en la segunda mitad del libro que es una especie de continuación, titulada “El grito de la máscara”, que completa el volumen expandido, el cual fue publicado en el suplemento Ágora de El Diario de Colima, y más tarde como libro con el sello de Minerva con el título El grito de la Máscara, en 1998. “La sombra blanca” y “El grito de la máscara” hablan de sucesos paralelos a la publicación del manuscrito, así como de lo que ocurrió con aquella segunda edición, y giran también en torno a una serie de sucesos en el Panteón de Belén.  “Yo viví 13 a dos cuadras del Panteón de Belén. Eso me dio oportunidad de enterarme como muchos vecinos, de algunas cosas que ocurrieron ahí y que nunca trascendieron a los medios y esas historias las aproveché para desarrollar esta historia. La versión completa fue titulada El grito de la máscara, pero se ha retomado del título original El último relato de Ambrose Bierce para la publicación bajo el sello Paraíso Perdido, debidamente corregida”. Al preguntarle a nuestro entrevistado el porqué del gusto por estos temas, contestó: “Estoy de acuerdo con Stephen King cuando le hacen la misma pregunta, él responde: ¿y qué te hace pensar que puedo elegir? Cuando alguien escribe y dice que escribe lo que le es conveniente escribir, no está escribiendo desde el corazón, no está escribiendo de manera sincera. Está maquilando. Está forzándose. Yo creo que hay que escribir lo que viene de adentro; si mucho de lo que escribo se enfoca en la visión del terror, es una manera de entender la realidad. Esto no quiere decir que vea la realidad como algo terrorífico, aunque, por supuesto hay mucho de esto en nuestra vida, pero es una manera de aceptar esa parte de la existencia, de entenderla, de asimilarla, de comprenderla y también de sublimarla. Una historia de terror nos permite a través de la metáfora o de lo fantástico enfrentar esas emociones que son muy reales, no a través de los hechos literales.

No comments