By REPOR CHUPER

Estudiantes adheridos a la Confederación de Estudiantes Campesinos y Socialistas de México,  arribaron a la CDMX para denunciar que la violencia no cesa en su estado natal, por lo que urgieron  al gobernador del estado de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, un mesa de diálogo,  ya que aducen, que  constantemente son hostigados,  acosados y amenazados por la delincuencia organizada,   a la par para decir no al recorte de la matrícula de las nueve normales públicas y rurales, sobre todo los que participan en las protestas por la situación irregular en esas escuelas.

En rueda de medios detallaron ante la gravedad de la  situación, dieron a conocer que realizarán manifestaciones, en su lugar de origen y en la gran urbe,  para que se cumpla su demanda de que se modifique la convocatoria de asignación de plazas que recientemente se publicó, y advirtieron que sus protestas continuarán en tanto no tengan una respuesta positiva por parte de las autoridades estatales y municipales. a de prensa, a la par se sumaron  integrantes de la Confederación de Estudiantes de México,  alumnos de la Escuela Normal Rural “Vasco de Quiroga”, y el Centro de Derechos Humanos “José Revueltas”, quienes rechazaron  la convocatoria de la Unidad Estatal del Sistema para la Carrera de los Maestros y Maestras, (UESICAMM) para la asignación de plazas, emitida por derivada de la política educativa del Gobierno. Así mismo evidenciaron que el gobernador  Ramírez Bedolla pone en riesgo la existencia de las nueve normas públicas de esa entidad. No sin antes afirmar que  Ramírez Bedolla, miente al afirmar que los estudiantes piden negociar la venta de plazas y que no basta con tomar carreteras, como se hacía antes y que no se va a dejar presionar”. A la par destacaron “Nosotros no estamos pidiendo corrupción ni la supuesta venta de plazas como lo afirma el gobernador, sino que se respeten los acuerdos a nivel estatal y federal. Precisaron que la  Convocatoria del Proceso de Admisión en Educación Básica, correspondiente al ciclo escolar 2024-2025, emitida el 29 de enero de 2024 por la Secretaría de Educación de Michoacán, Gabriela Molina Aguilar, contraviene el compromiso del Presidente AMLO en el sentido  de garantizar trabajo a los egresados de las Normales de todo el país. El citado  compromiso, reiterado por el Titular del Poder Ejecutivo el 3 de agosto de 2021, en la conferencia matutina, fue uno de los fundamentos de la reforma al artículo 3 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, publicada en el año 2019. Por lo que en este tema, la  referida Secretaría de Educación, Gabriela Molina, el 3 de febrero pasado hizo pública la pretensión de recortar la matrícula de las citadas instituciones formadoras de docentes, lo que devela una política del Gobierno del estado de Michoacán, para debilitarlas o desaparecerlas a largo plazo. Asi las cosas, los integrantes del Comité de Solidaridad con las Normales y la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México, manifestaron que las mesas de diálogo no deben constituir una táctica dilatoria o de distracción, que posibilite el avance de una política educativa estatal anti-normalistas. Al final resaltaron retroceder en el reconocimiento de derechos laborales adquiridos, en perjuicio de los egresados normalistas, provocará un conflicto social en Michoacán, con riesgo a extenderse a otras entidades de la República. Por lo que los  normalista solicitaron una audiencia con la Titular de la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros, Adela Piña Bernal, y “hacemos un llamado a la candidata, Claudia Sheinbaum, para sostener reuniones con sus enlaces del sector educativo, con la finalidad de que en su plan de gobierno integre las acciones necesarias para garantizar el derecho al trabajo de los estudiantes normalistas, según la promesa de campaña de Andrés Manuel López Obrador”. Al final los jóvenes estudiantes informaron que hay mil plazas a egresados de las escuelas normales de Michoacán, ya completaron el proceso, y “aun así no se les ha otorgado ninguna plaza, un empleo como maestro”. Es decir pura palabrería como dice el mismo presidente Amlito, concluyeron.