• Presentan el libro “El Valor Universal Excepcional de las Ciudades Mexicanas del Patrimonio Mundial”

 

En el Centro Cultural Casa Nuestra se presentó la obra que da a conocer los atributos más importantes de las ciudades mexicanas que forman parte de la lista del Patrimonio Mundial, de acuerdo con los criterios de evaluación aplicados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

 

Se trata del libro “El Valor Universal Excepcional de las Ciudades Mexicanas del Patrimonio Mundial”, una obra de la casa editorial Letra Capital del Municipio de Querétaro.

 

En ese evento, el doctor Andrés Morales, representante de la Unesco-México, manifestó el interés de este organismo internacional para trabajar de la mano con la Asociación de Ciudades Patrimonio, a fin de tener urbes más sostenibles.

 

Sin embargo, dijo que para lograr este objetivo es necesario superar los desafíos a los que se enfrentan estas metrópolis, tales como el cambio climático y la sequía, fenómenos en los que hay que poner una particular atención.

 

En la Antigua Casona de Xicoténcatl, el especialista destacó el papel que ha tenido México en la Lista de Patrimonio Mundial, en la que ocupa el primer lugar en América Latina, junto a Brasil, y el cuarto a nivel mundial.

 

De igual forma, consideró que dicha asociación representa un espacio ideal para discutir estos desafíos y plantear conversaciones sobre buenas prácticas, así como comparar las de otras ciudades.

 

Un ejemplo de lo anterior es Venecia, que tiene una serie de desafíos a partir del cambio climático, en temas de hundimiento y de inundaciones.

 

Por su parte, el doctor Jaime Font Fransi, coordinador de este libro, comentó que este texto surgió por la iniciativa del municipio de Querétaro y la colaboración de la UNESCO.

 

Era necesario, explicó, que existiera un documento que hablara de las 14 ciudades mexicanas consideradas en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO y cuáles fueron los valores que este organismo mundial reconoció y por qué se nombraron así.