EL SABIO TRASHUMANTE.-OLIVIA OLIVO adicta a los patanes, A POCO NO.

*Por Charly de Balzac

Seguramente muchos de ustedes recuerdan con nostalgia la serie de dibujos animados Popeye que se transmitía en la pantalla chica allá por la década de los 70 en México y que mas tarde volvería por la década de los 80s, sin duda un icono de la cultura pop de aquel entonces, en donde nuestro amigo un simple marinerito se volvía un súper héroe si comía espinacas, sobre todo cuando se enfrentaba al villano de la serie Brutus, para defender su amor una flaca llamada Oliva Olivo. Quizá lo que pocos saben es que recién cumplió 90 años el legendario personaje surgido en una tira cómica  por el año de 1929. Por lo que mucho televidentes piden a los estudios Universal que vuelva la singular historia que marco a varias generaciones. 

Un amor platónico entre ambos personajes. Por cierto amigos lectores quien no ha vivido esta bella experiencia, les narro brevemente la mía en mi época de bachillerato. Resulta que al Bachilleres tres, arribo una flaca muy especial llamada Sandra, la que cautivo a todos los muchachos todos querían con ella, no era porpiamente una belleza o un cuerpo de tentación, pero en lugar de tener por novio a un fortachon de fut americano como se esperaba, tenia a una amiga que me robo el corazón, se llamada Ana Celia, pero en su casa le llamaban la Vivis, nunca supe porque. 
Lo que si supe es que me cautivo de inmediato a pesar de ser bajita y cara redondita , con sus cabellos trenzados, pero con un carácter endomoniado. Pero el destino se encargo de alejarla de mi, pues sus padres eran divorciados y por ende dejo la unidad habitacional donde vivía, antes descubrió su vocación ser músico del contrabajo, desde entonces la añoro en cualquier concierto de música clásica y espero verla algún día. Vaya que fue mi amor platónico.  Pero eso es otra historia, todo  esto viene a cuento por que se estreno este jueves , el espectáculo cabaretero: Oliva Olivo adicta a los Patanes, a  cargo de la  compañía Regordt Cabaret   como parte del ciclo: Nosotras somos memoria, del 31 de marzo al 10 de abril en el FORO A POCO NO.
Vale detallar que la actriz interprete Paulina Guisa cumple con su cometido, hacer reír al respetable, aunque a ratos se observa sobrada en su papel, pero suda con creces para desquitar el boleto. Si bien el genero le queda grande, porque no es tan completa como quisieramos, ya que en la actuación se defiende, así como en su expresión corporal, pero no así en el canto, pero junto con su comparsa músico salen avantes durante el montaje. Eso si se nota el trabajo de la directora 
 Andrea Maliachi, la autora. Pero sobre que versa dicho monologo,  Guisa hace una aguda crítica al mundo de las sanaciones exprés y las redes sociales. 
Así las cosas, la  propuesta aborda temas como las conductas nocivas, el acoso sexual, el mal uso de las llamadas redes sociales y cómo éstas afectan psicológicamente a hombres y mujeres, a través de la historia de Oliva, que después de varias relaciones amorosas fallidas, acepta que es adicta a los patanes. En un acto de valentía, Oliva decide fundar un grupo de ayuda para aquellas personas adictas a las relaciones tóxicas e implementa “un tratamiento de sanación emocional”. 

Un espectáculo interactivo en donde el  público será partícipe de una sesión de grupo de personas adictas a relaciones tóxicas, donde fungirá como el quórum asistente y Oliva, será la coach de este grupo, creando así una atmósfera de confesión, motivación y sanación, que involucra directamente al espectador. Se suma la  música en vivo del destacado músico oaxaqueño Christian Navarro, quien también realizará el papel de “El Teclas”. El cual al parecer tiene mas carisma que la propia actriz ya que le roba parte del show. Por ende no queda mas que recomendarla, dicha obra se presenta de jueves a domingo en el recinto ubicado en República de Cuba 49, Col. Centro, consulten cartelera.* poeta periodista y promotor cultural 

Post a Comment

0 Comments