Conmemoran en el Senado 50 años de relación, confianza y compromiso, entre México y China.

  • Los nexos han presentado distintos retos, pero ha sido más grande el espíritu de colaboración y el deseo de trascender juntos, destaca la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero  

     

La presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero, refrendó el compromiso del Senado para que, después de 50 años, las relaciones diplomáticas entre México y China se mantengan saludables, e impulsen una nueva etapa de trabajo conjunto, que permita incentivar el dinamismo económico entre ambas naciones.  

 

Sánchez Cordero enfatizó que el Poder Legislativo cumplirá con sus obligaciones, para brindar certeza jurídica a las personas y empresas de todas las naciones que deseen invertir en nuestro país. 

 

Lo anterior, acotó la legisladora, en el marco de un Estado de Derecho que garantice relaciones bilaterales, de negocios justos y equilibrados, “que redunden en beneficios tangibles para la población de nuestros países y de nuestras naciones hermanas”. 

 

En la conmemoración de los 50 años de relaciones diplomáticas entre México y China, la senadora expresó que la solidez de los vínculos bilaterales es palpable, “lo que nos permite seguir profundizando en nuestros diversos intercambios, e incentivar el dinamismo económico que, tan sólo el año pasado, reportó cifras mayores a los 100 mil millones de dólares”. 

 

Durante cinco décadas, destacó, la relación entre los dos países ha presentado distintos retos, pero ha sido más grande el espíritu de colaboración y el deseo de trascender juntos, a pesar de las dificultades que han supuesto las crisis económicas y el paso a la globalización. 


Olga Sánchez Cordero subrayó que México y China tienen dos de los patrimonios culturales más impresionantes del mundo, y sus pueblos son el resultado de siglos de historia que hoy definen perfiles tan tradicionales como modernos.  

 

Es precisamente en ese intercambio, entre el pasado y el presente, lo que perfila el futuro de nuestra gente. “Por ello, debemos ver hacia adelante en nuestra relación diplomática, para conseguir el mayor beneficio posible para nuestra gente, para nuestros ciudadanos, para nuestras naciones”.  

 

Desde el Senado, enfatizó la presidenta de la Mesa Directiva, “mandamos un mensaje que refrenda la buena fe que persiste entre nuestros países, para que la relación diplomática con China se mantenga saludable y sea impulsada hacia una nueva etapa de trabajo conjunto”. 

 

“Estamos en camino de consolidar dicho intercambio bilateral por muchas décadas más, para fortalecer nuestra relación de amistad y seguir profundizando en el entendimiento y aprecio cultural recíproco”, manifestó.  

 

En su oportunidad, el vicepresidente de la Mesa Directiva, José Narro Céspedes, aseguró que es necesario fortalecer la relación bilateral y “caminar juntos” ante los retos que hay en el mundo, a efecto de salir adelante “y que nuestra gente tenga oportunidades de vivir con justicia, libertad y democracia”. 

 

Recordó que, en los últimos 40 años, en China millones de personas han salido de la “pobreza absoluta”, incluso, a pesar de emergencias como la actual pandemia. Se trata, agregó, de un logro, que difícilmente se puede explicar con modelos económicos occidentales. 

 

China, subrayó el senador, superará a Estados Unidos como la economía más grande del mundo para el 2032, por lo que México tiene que ver hacía el oriente y por ello es fundamental impulsar un acuerdo comercial y de inversión para abrirle espacio a esta nueva etapa de desarrollo de nuestro país. 

 

En tanto, la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico-África, Cora Cecilia Pinedo Alonso, refrendó la disposición del Senado para continuar, fortalecer y trascender en esta relación, porque “me gustaría que México alcanzará ese nivel de desarrollo que la República Popular de China tiene”. 

 

El embajador de China en México, Zhu Qingqiao, consideró que es necesario aprovechar al máximo el papel de la Comisión Permanente Intergubernamental, con el objeto de que la confianza política mejore, “además de apoyarnos para seguir un camino de desarrollo que se adapte a nuestras condiciones nacionales”. 

 

El diplomático chino señaló que la relación amistosa entre ambas naciones, ha demostrado que pueblos con diferentes antecedentes históricos, culturales y sistemas políticos, pueden coexistir en la armonía y lograr una colaboración beneficiosa.  

 

Confió en que las y los senadores mexicanos seguirán de cerca el desarrollo de China, y apoyarán la amistad entre los dos países, además de realizar mayores contribuciones a favor de las relaciones bilaterales. 

 

El director general para Europa de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Bernardo Aguilar Calvo, destacó que, gracias a la hermandad, fraternidad y colaboración, las relaciones entre México y China se fortalecieron más desde el inicio de la pandemia. 

 

“Veo con mucho optimismo el futuro, a corto, mediano y largo plazo, de las relaciones bilaterales y dejo mis mejores deseos para que fructifiquen y se cumplan otros 50 años”, manifestó. 

Post a Comment

0 Comments