Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

Luis G. Abbadie, presentó La singular aventura de la cueva del moro


Segunda parte
Por Héctor Medina Varalta


 Luis G. Abbadie (Guadalajara, Jalisco, 13 de agosto de 1968) es un escritor mexicano especializado en literatura de terror, paganismo, pseudobibliografía y paramitología, incluyendo cuento de terror y literatura fantástica, y ha contribuido con frecuencia a los Mitos de Cthulhu. Ha coordinado talleres e impartido cursos de estos temas. Becario del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Jalisco (1999-2000). Ha colaborado en antologías y revistas de España, Francia, Argentina y Norteamérica. Durante su formación literaria, participó en talleres coordinados por Flaviano Castañeda Valencia, Víctor Manuel Pazarín, Gabriel Gómez, entre otros. El último relato de Ambrose Bierce (1995) tuvo un reducido tiraje de 250 ejemplares. En 1996 se anunció una reedición, incluso se llevó a cabo una presentación de la misma, a pesar de que al parecer fue cancelada; en el diario El Informador (1/03/1996) se menciona que esta segunda edición sí fue publicada y se encuentra agotada.
Por otra parte, Desde 1992, Abbadie ha trabajado en su historia exhaustiva del Necronomicón, estableciendo una continuidad en su historia ficticia en el marco de los Mitos de Cthulhu. El Necronómicon: un comentario (2000) es una síntesis de su trabajo compilatorio hasta esa fecha. Sus diversos trabajos al respecto han hecho que se le considere un experto en el Necronomicón.  El grito de la máscara (1998) contiene El último relato de Ambrose Bierce, corregido y en versión ampliada.3 Ha sido reeditado por Cibermancia Editores retomando el título de El último relato de Ambrose Bierce (2007). Códice Otarolense (2002) lleva el subtítulo de Sumario de la historia de la formación del mundo y de los dioses y diablos de la Nueva España, con una exposición de las hechicerías y alabanzas de los indios naturales de esta tierra, hecho y recopilado por Fray Guillermo de Otarola y Guzmán, de la orden de San Francisco, en el mes de agosto del año de 1548, para el muy reverendísimo Señor Don Fray Juan de Zumárraga, Obispo de la muy leal y gran Ciudad de México. Este libro fue llevado a cabo con el Apoyo a Jóvenes Creadores, Subdivisión Literatura, del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes (FECA) del Estado de Jalisco, edición 1999-2000. Of Gods and Time (2007) es su primer obra en idioma inglés.

La Universidad Valencia de Montecruz aquella que tiene los manuscritos originales
Una concordancia de los mitos de Cthulhu, escrito por Chris Jarocha-Ernst en los años 90 en los Estados Unidos. Estas cosas le han hecho ver, no que Abbadie haya alcanzado alguna fama, sino la constancia y dedicación de los aficionados a la literatura fantástica, en particular a la afición lovecraftiana por buscar todo material relacionado y por documentarse debidamente; es una característica de todos los que siguen la mitología de Cthulhu. Todos tienen una dedicación a ampliar siempre las fuentes o bibliografía y aún las cuestiones del lenguaje no son barreras cuando les interesa y Abbadie no es el único. Si lo han contactado –dice- no es porque tenga un renombre en particular, sino que es un mérito de los lectores, quienes realmente se dieron a la tarea de llegar a sus trabajos y eso se los agradece. Su libro Necronomicón I: Los nombres de los perdidos, es acompañado por un cuaderno de trabajo de la publicación del Necronomicón, firmado por el doctor Bonifacio Andrade del Departamento de Publicaciones de la Universidad Valencia de Montecruz, que es aquella que tiene los manuscritos originales, de acuerdo a como se describe en el libro y Mandrágora Ediciones insistió en que se especifique a todos los lectores, que antes de leer el libro lean este cuaderno. “Tratando de quitar la formalidad al asunto”, explica Abbadie, “he dicho que este cuaderno es un poco como el equivalente literario del personaje de las películas de terror de los años 80 de cuando los vacacionistas van viajando al pueblo apartado o a las cabañas de Crystal Lake y sale un anciano en la gasolinera a decirles: “No deben ir ahí o va a pasar algo terrible”. Yo diría que este cuaderno es el equivalente.
Luchando con el lado escuro
Hay una serie de situaciones bastantes singulares, tanto a favor como en contra. Algunos dentro de la editorial insisten en que realmente hay fuerzas en contra de que se publique el libro, pero también fuerzas a favor en que se difunda. Ha habido varias circunstancias, desde fallos inexplicables en el equipo de la imprenta, el cual no se quería reconocer los archivos, no se podía realizar la impresión, los archivos desaparecían extrañamente en la editorial; el disco duro de Abbadie se destruyó en dos ocasiones a través de los años en que trabajó en este proyecto. En cambio, también, en el extremo opuesto hubo situaciones inexplicables. Una de ellas ocurrió al traducir el prólogo de Theodorus Philetas, en una versión completa, inédita en otras fuentes. Para traducir los textos en griego de este libro, Abbadie se apoyó, como todos los traductores lo hacen, en un traductor virtual para facilitar el trabajo para después corregir y ampliar el resultado, para agilizar el proceso. En el momento de introducir el texto principal de la introducción del traductor griego Philetas, justamente en la página final, se encontró con que el software de traducción intercalaba un renglón que no tenía nada que ver con el texto original.
Un estuche de monerías
Asimismo, buscó las palabras equivalentes en el original griego y no las encontró. Entonces, recordó algo; lo buscó en su biblioteca y lo encontró en la traducción italiana de Pietro Pizzari de lo que él dice que es el Necronomicón encontrado en la Biblioteca Vaticana; allí, en la primera página, hace una referencia a la introducción de Philetas, la que nuestro entrevistado se encontraba traduciendo; allí, el texto de Pizzari dice que en ella se menciona un pasaje bíblico: Recordad que no sabemos el día ni la hora, ¡y era justamente un parafraseo de ese pasaje bíblico lo que el software de traducción le estaba añadiendo al texto! Parecería que el traductor virtual estaba recordándole que ese pasaje debía ser restaurado cuando no estaba en el texto que Abbadie introdujo en el traductor. Ese momento le dio una pausa, pues sintió que todo se salió de sus manos.
Luis Abbadie tiene varios talentos más, por ejemplo, también es ilustrador, no trabaja mucho en ello, pero ha hecho trabajos de ilustración. Participó en Minerva Cómics, el primer cómic independiente en Guadalajara; también ha trabajado en El Círculo de Acuario, el cómic realizado por Heinzy A. Cruz, Alejandro Joya y Zoor Marte. Asimismo, ha realizado ilustraciones para algunas publicaciones. Incluso, en el extinto diario Ocho Columnas llegó a hacer varias ilustraciones para la sección “Enigmas” del ovnilogo Fernando J. Téllez. Era muy divertido ilustrarlo porque trataba de dibujar a todos los personajes mencionados en los artículos, buscar los retratos de John F. Kennedy, Harry Houdini, Jeane Dixon, etc., para ser lo más fidedigno posible y representar a la persona, no nada más un personaje ficticio.
Pasamos de decir ‘existimos’, a que realmente nos leemos, nos conocemos y estamos juntos.
“Seguimos adelante trabajando, pienso que el mismo hecho que estamos aquí presentes (en la FIL Feria Internacional del Libro, Guadalajara 2019), no solo con mis libros, es una gran prueba de que es un mito que no se escribe o se lee terror en México. Aquí mismo, en este stand con Proyección Literaria y Viento Azul, con los escritores independientes, tenemos dos estanterías completas de literatura de terror de autores tapatíos mexicanos, incluso una autora de origen venezolano. Hay otros stands en la FIL donde hay numerosos autores mexicanos de terror, con algunos he tenido la oportunidad de hacer contacto, así como de conocer, cuando menos un sello especializado en autores de terror en el Estado de Morelos, es una sorpresa muy agradable. Ha llegado el momento en el que pasamos de decir ‘existimos’, a que realmente nos leemos, nos conocemos y estamos juntos. El tercer tomo se encuentra en preparación, y en él se habla de las distintas razas, los pueblos antiguos: los mi-go, las criaturas de Yuggoth, la raza de Yith, los pueblos prehumanos que, según la mitología lovecraftiana, según el Necronomicón, habitaron la Tierra antes que nosotros, las guerras que tuvieron entre ellos, sus historias, sus características, las culturas que tuvo cada uno de estos pueblos míticos, y a su vez este libro va a tener sus ensayos introductorios y, si los editores lo consideran pertinente, irá acompañado por su propio cuaderno de trabajo describiendo el contexto de esta publicación.

Post a Comment

0 Comments