Advertisement

BannerFans.com

Breaking News

La Lobera, novela de terror basada en los Altos de Jalisco

Primera parte
Por Héctor Medina Varalta

Inspirado por una historia verdadera de una mujer enjuiciada por la Santa Inquisición por supuestamente ser bruja, el periodista Joseph Treviño anuncia y celebra la publicación de su primera novela en español, publicada en México por Amazon Kindle México.

Los Ángeles, California, noviembre de 2019. Las historias y películas de brujas y hombres lobos siempre fascinaron en su infancia al periodista Joseph Treviño. Nacido en California de padres mexicanos, el reportero creció viendo filmes de monstruos de Santo El Enmascarado de Plata y escuchando relatos de espantos. Ahora es el turno de Treviño de contar una historia de terror. Ana María García, La Lobera se desarrolla en la bella región mexicana de Los Altos de Jalisco e involucra a cowboys norteamericanos y mexicanos y a una bruja con una armada diabólica. Publicada originalmente en inglés con el título The Wolftress, esta novela de terror western llega justo a tiempo para la temporada de Halloween y el Día de los Muertos.
La Lobera emigra a la Nueva España

De acuerdo a nuestro entrevistado, la novela es una historia real de una bruja-le llamaban La Lobera- del siglo XVII, que se desarrolla en los Altos de Jalisco, era una bruja muy temida según los anales de la inquisición, acusándola de bruja y satanista, curiosamente ella acepta que lo es y acepta que puede mandar a los lobos y que practicaba la magia negra, pero como dato curioso no la sentencian a muerte, La Lobera fue liberada después de haber tomado algunos cursos de cristianismo. Después de eso, Ana María desapareció. La Inquisición la sentenció por ser bruja y satanista, pero La Lobera fue liberada después de haber tomado algunos cursos de cristianismo. Después de eso, Ana María desapareció.  Sin embargo, en la novela de Treviño en 1627, la Lobera emigra a la Nueva España, lo que en la actualidad es México, que en ese entonces pertenecía a la corona española. Los españoles rurales del norte que solían ir a la Nueva España, les gustaba emigrar a los Altos de Jalisco porque se parece mucho a la tierra de ellos. Treviño ha estado en Asturias y  en el norte de España; a los Altos de Jalisco llegó una gran migración de dicha región de España: de Asturias, la Rioja, País Vasco, Galicia, entre esa migración se encuentra la Lobera.
Los Altos de Jalisco, una región fascinante
También aparece el clásico cow boy norteamericano, un muchacho nativo-milenio-de Arizona que está harto de jugar con su celular y quiere ser un vaquero de verdad, sin embargo, para hacer tal hazaña, decide ir al lugar donde nacieron los vaqueros auténticos, donde surgió toda la cultura del oeste, que es en los Altos de Jalisco. Al encontrar un trabajo con un ranchero en Jalisco, se topa con una serie de asesinatos y algunos habitantes piensan que algo tiene que ver con la leyenda de La Lobera. De ahí le nació la idea de comercializar La Lobera, es decir, se basó en un caso de la vida real y la revivió en los Altos de Jalisco, pues, para Treviño, es una región fascinante y única de México, con sus leyendas, tradiciones, su gente y su cultura.
Visité los Altos de Jalisco hace diez años, me encantó el área, su cultura, su gente; soy periodista, pero siempre quise escribir una novela de terror. Después de algunos años de pensarlo se me ocurrió escribir una novela de hombres lobos. Es una novela de dos géneros: un terror sobrenatural y, a la vez, tiene mucho del género de western o del oeste, porque el género de los hombres lobo, de los nahuales –resaltó. - .
El poderío de los hombres lobo
Por otra parte, cuando se escribe una novela de terror como La Lobera, quise que el género de oeste de regreso a la cultura del oeste: vaqueros y rancheros, de todo lo encuestre. En México, para ser exacto, en los Altos de Jalisco, se originó la cultura del oeste, estoy hablando de los charros, que son los caballeros encuestres modernos de México. De ahí surgió todo lo vaquero que se fue al norte de México y los norteamericanos les aprendieron de los rancheros mexicanos todo lo que saben, por lo tanto, el cow boy es descendiente cultural directo de los charros de los Altos de Jalisco; el charro mexicano, es visto como el máximo símbolo de la gallardía, es como un caballero moderno. Cuando hablo de charros, me refiero no solo a hombres y mujeres de esta cultura, se les ve como aquellos que llevan la bandera de la valentía: la honradez, servir a los débiles. Que mejor si ese charro se enfrenta a un mal tan terrible a este horror sobrenatural con el poderío de los hombres lobo, tenía que tener un rival muy fuerte, que mejor que los charros mexicanos. Y de la Lobera, lo hizo porque es ideal para un escritor crear un lugar aislado
Novela inspirada en San Miguel el Alto y en Jalostotitlán
Treviño intentó regresar a las raíces, pues en nuestra época nos hemos ido con la finta del antihéroe, un personaje en la que su moralidad no está bien definida, es decir, un malo que la hace de bueno y ese concepto a predominado en los últimos 40 años. Por esa razón, quise regresar a las raíces, pues tengo muchos personajes en los Altos de Jalisco, tratando de obtener el derivado de las raíces de los Altos de Jalisco, pues está lleno de personajes heroicos y valientes que han marcado una diferencia en la historia de México. Por esa razón, Treviño escogió esta región de Jalisco para escribir su novela, porque cuando los protagonistas se enfrentan a un mal muy fuerte, donde las tradiciones y creencias mexicanas han surgido. Por consiguiente, La Lobera, es una novela de terror, basada en la leyenda de esta bruja española, que resurge en los Altos de Jalisco. Muy pocas personas saben que en los Altos de Jalisco recibió una influencia muy fuerte del norte de España; hay muchas similitudes entre la cultura de los Altos de Jalisco y la cultura del norte de España, de Asturias precisamente, que es donde surge esta leyenda. Para fin de inspirarse, el autor visitó San Miguel el Alto. Asimismo, menciona en la novela a Jalostotitlán. La novela ocurre en un pueblo ficticio llamado San Miguel de la Sierra, un pueblo pequeño que se ve aislado mientras surge el terror de los hombres lobo, es algo muy común en la literatura de terror. El autor se inspiró en San Miguel el Alto y en Jalostotitlán.
51 años de trayectoria periodística
Pariendo de la ficción de Los Altos de Jalisco hacia la realidad, tiene mucho que decir y que ofrecerle esta novela al resto de México; mucho se ha centrado en los últimos días violentos que hemos tenido en varios estados y se ve directamente centrado en la Ciudad de México como el centro del país, pero el autor considera que se ha olvidado un poco a lo que antaño se consideraba provincia. En este caso, Treviño cree que hemos dejado pasar todo lo que nos tiene que ofrecer el Estado de Jalisco, principalmente, las virtudes que tienen los Altos de Jalisco; su cultura, su gente, sus paisajes; hay algo distinto: un orgullo de ser alteño, que separa a los alteños del resto de los jaliscienses. El autor considera que los Altos de Jalisco es una región que tenemos que visitar. Por otra parte,   Treviño es un reportero de larga trayectoria, 51 años para ser exacto, ha trabajado para diarios como Los Ángeles Times y Dallas Morning News, el semanario L.A. Weekly y medios en español: el diario La Opinión y la cadena televisiva Telemundo. Además, también escribe sobre política, colaboró para la prestigiada revista Proceso y para el periódico Reforma, ha realizado sus investigaciones policiacas y de política. Uno de los grandes trabajos de investigación que ha realizado fue un reportaje gigantesco de la secta religiosa brasileña, Iglesia Universal del Reino de Dios, mejor conocida como Pare de sufrir. Joseph Treviño asegura que este trabajo de investigación en Los Ángeles y en varias partes de Estados Unidos, le tomó casi un año para poderlo finalizar. Este género de las sectas y de lo seudo sobrenatural le inspiró a escribir la novela de terror. Siempre quiso escribir esta novela, pero el trabajo de investigación realizado en esta secta es parte de la inspiración de La Lobera..

No comments