Exposición de pintura Colectivo Extraños en Guadalajara - Agency

Breaking

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Sunday, September 15, 2019

Exposición de pintura Colectivo Extraños en Guadalajara


Por Héctor Medina Varalta

 Efrén Alonso Ozomatzin director del Colectivo ExtrañosEl Colectivo Extraños tiene inicio desde hace 12 años, se inició con cuatro o 5 personas y se ha incrementado el número de expositores. Los expositores como tal, manejan diferentes técnicas como la pintura, la escultura, música, poesía, lo que es el grabado; prácticamente las diferentes obras de arte son las que abarcan en este colectivo. El colectivo, no tiene un lugar donde puedan reunirse, pero están haciendo obras, tanto en el Estado de Jalisco como fuera de este. Tienen varias exposiciones como tal.


La exposición se está realizando en el Congreso del Estado proyectando la exposición La niñez en el arte, aludiendo como el niño tiene influencia  tanto en el modelo, también como influye en la parte creativa del niño desde sus inicios a temprana edad, hasta ya que son adultos y puedan hacer una manifestación artística como la pintura o cualquier rama del arte. El colectivo a lo que más se ha dedicado es precisamente a difundir el arte en diferentes facetas a todo el público en general.
Están en las redes sociales
Estamos abiertos a cualquier persona. Tenemos que evaluar la técnica, el trabajo, la trayectoria para que se puedan acercar a nosotros y, en un momento dado, pueda participar con nosotros en las exposiciones. Tenemos una cuenta en Facebook, que se llama Extraños y ahí vienen los datos de nosotros. En la actualidad, estamos abriendo cuentas en otras redes para que también nos puedan seguir, estamos trabajando en ello. En YouTube, nos pueden encontrar como Colectivo Extraños donde nos puedan seguir y comunicarse con nosotros-comentó Efrén Alonso
Pintor y poeta
En esta muestra participaron nueve pintoras y pintores; tienen óleo sobre tabla y también un área de fotografía, que son cinco muestra de tres compañeros de El Colectivo Extraños, en diferentes formatos: pequeño formato, mediano y gran formato, es decir, lo que va desde una obra de 30 por 30 centímetros, hasta la más grande con la que nuestro entrevistado participa, que es de 2 metros por 1 metro 30 centímetros y con otra que es de un metro 20 centímetros por un metro. En el primer cuadro de su autoría titulado, Mi niño interno, se aprecia a un niño parado en una silla con varios libros que le sirven para alcanzar a observar su mundo a través de la ventana, tratando de alcanzar un tintero, un reloj de bolsillo, una vela y un libro, alrededor del niño se encuentran esparcidos varias hojas de papel algunas escritas y otras con dibujos. Cabe destacar que Ozomatzin también escribe poesía. Referente a esa obra, maneja siempre elementos que vienen siendo la maleta, los libros y los aviones de papel junto con hojas con los poemas que él escribe, alusivo a todo lo que es el cambio, el viaje, la transición del niño.
Niñez y creatividad van de la mano
Es mucha simbología lo que Efrén Alonso maneja en su obra: el tintero que el infante quiere alcanzar para seguir escribiendo y en la mano izquierda tiene un pincel con el que quiere seguir pintando también; es como el alcance, que cada día estamos, valga la redundancia, queriendo alcanzar. Efrén Alonso considera que tenemos mucha cultura, pero estamos en una época en que nos vamos mucho en las redes sociales. Además, considera que a los niños les tenemos que influirles mucho en su crecimiento es todo lo creativo y que haya menos celulares, menos tabletas, menos televisión y dedicarles más tiempo a las cosas creativas, que ellos puedan realmente desarrollar, ya que los niños los traen nato, pero desafortunadamente, de grandes se nos van yendo esa capacidad creativa. Es prácticamente eso, que los niños visiten el colectivo la exposición, vean las obras, la proyección que tienen ellos ante la parte creativa como la del modelo y que se puedan arriesgar a hacer más cosas artísticas.
Pintora desde los dos años
Por su parte, María de Lourdes de la Torre Guevara, creadora del cuadro Infancia normal, comenta que, es un niño que está haciendo alfarería, en el cuadro se ven las manos de su maestro que lo van guiando, para terminar una obra de alfarería perfecta. Nosotros somos responsables de llevar a los niños por el buen camino y que tengan una vida sin maldad. El niño, en realidad, está haciendo una obra de arte a la perfección.  A María de Lourdes desde la temprana edad de dos años le ha gustado el dibujo y la pintura. En lo particular, ella no tiene la escuela del arte, sino que desde niña le gustó. Uno de sus cuadros se titula El arte de amar, son una niña y un niño de la calle, son huérfanos, pero ellos como hermanos siempre están juntos, como el niño es el más chico, su hermanita lo protege, sin embargo, la mirada de los niños está llena de tristeza y cansancio. María de Lourdes estuvo de interna en el Instituto Cabañas en donde cada aniversario los ponía a participar en lo relacionado al aniversario del instituto. María de Lourdes participó en dibujos referente al internado como El hombre de fuego, en algunas ocasiones le gustó a la gente, eso la motivó a seguir dibujando y pintando. Nuestra entrevistada además de dibujar y pintar, es comerciante. Referente a los modelos, la artista los escogió al azar.
La infancia: la niñez en el arte
Asimismo, entrevistamos a la hermosa pintora Araceli Santana, agregó que son diez integrantes, pero en esta exposición participaron nueve: cinco fotografías y nueve piezas al óleo, unos sobre tela, otros sobre madera y la exposición está girada a la infancia, a los niños como realizadores de la obra plástica: los niños como fuente de inspiración o al niño interior de los artistas plásticos. Araceli expuso la obra ¡Jugamos?, de acuerdo a sus palabras: “En realidad mis obras son como un poco apáticas; el tema es: La infancia: la niñez en el arte, quise irme por la parte no tan obvia: como niños felices: jugando y pintando. Entonces, Mis dos piezas con las que participo es todo lo contrario: una niña rodeada de juguetes, seria, no sonríe y no quiere jugar. Esa es la personalidad de mi hija, por esa razón no hubo dificultad para hacer  la pintura. Es en pequeño formato, es óleo, me gusta mucho lo figurativo y me gusta la primera intención, es pincelada espontánea primera intención.
Infancia feliz
Lo curioso del caso es que mis dos piezas, es reforzar las cosas no tan relacionadas con la infancia, pero que son muy fuertes. Por ejemplo, en mis hijas, creo que esa cosa contraria a los niños, es impresionante, por ejemplo si le digo: “sonríe”, me dice: no quiero sonreír, no me gusta sonreír y súper seria, pues le digo que juegue  responde: “No, esos son juegos de niños”, es todo lo contrario a como son los niños. Y la quise resaltar en estas fiestas septembrinas: fondos oscuros, miradas serias, mi hija, que me sirvió de modelo, no estaba enojada, pero es una mirada que no está relacionada con la infancia; parte de mi infancia la tienen ahí. Araceli nos mostró su cuadro titulado Infancia feliz, es una alberca llena de pelotas debería ser lo máximo e ideal del niño. No está posando en el cuadro, mi hija está feliz pero súper seria, pero súper seria e inexpresiva, así disfruta la vida mi hija. Es un fondo súper oscuro contrastado con muchísimo color.
El maravilloso mundo de la imaginación
Es que no todo es felicidad en la infancia. La pintura está relacionada con una escena post mortem de una escena de los angelitos y, al mismo tiempo, pelotas y color. Parece ataúd en la que está acostada la niña, pero en realidad es una alberca inflable; es como la fotografía de los angelitos: pálida ella en un entorno colorido. Esa es otra etapa de la infancia, no tan feliz. Otra de sus pinturas se titula: “Un gran avión”, es decir, un niño está corriendo con los brazos extendidos, jugando en su imaginación que es un avión. Está obra está inspirada en la fascinación de uno de sus hijos por los aviones, pues cada vez que veía a algún avión comenzaba a cantar una canción que Araceli le enseñó. Además, lo que Araceli trata de recrear aquí, es un ambiente de juego: las pelotas, los colores y mostrar esa parte de la emotividad de un niño ante todo juguete que se encuentre y además, a lo mejor el avión quizá no es un juguete, pero para ellos así lo es en su maravilloso mundo de la imaginación.
El arte como terapia
Araceli Santana empezó a pintar alrededor del 2012, su esposo también es pintor, él la ayudó, es su maestro. La artista plástica empezó a pintar en un momento en el que perdieron un bebé; la pintura fue como una terapia y comenzó a pintar, a expresar, a experimentar, esa tranquilidad, esa gratificación que le provoca pintar. Fue una terapia de salida
La exposición está desde el viernes 6 de septiembre hasta el viernes 20 de septiembre, de 10 a 18 horas en el Congreso del Estado, en Avenida Hidalgo 222, Centro Histórico de la Ciudad.

No comments:

Post a Comment

Post Top Ad

Responsive Ads Here