Advertisement

BannerFans.com

Breaking News

29 de mayo, Día Mundial de la Enuresis

Salud, belleza & fitness

Por Héctor Medina Varalta

Enuresis es el término médico para la emisión incontrolada e involuntaria de orina durante el sueño (orinarse en la cama). Se considera que a partir de los 5 años de edad el niño no debe orinar la cama. Desde los 5 años de edad, el orinarse en la cama, cuando menos una vez al mes, durante 6 meses o más, de manera involuntaria, cuando no existen enfermedades urinarias, anatómicas o neurológicas y cuando se trata de una micción normal, es considerado como enuresis. Si este fenómeno ocurriera durante el día, estaríamos hablando de incontinencia diurna. También llamada enuresis nocturna, es la micción involuntaria de la vejiga durante el sueño. Esta condición afecta aproximadamente del 8-15% de los niños de 6 años, 2% de los adolescentes y se estima que 1% de los casos pueden persistir hasta la edad adulta, esto puede tener un grave impacto en el desarrollo de los niños. En su comportamiento, pérdida de la autoestima, dificultades sociales, problemas cognitivos, y otros problemas psicológicos.

La enuresis puede ser hereditaria
El Dr. Eduardo Reynosa Stenner, pediatra neonatólogo del Hospital General de Occidente 110 del IMSS de la Ciudad de Guadalajara, comenta que, La enuresis es un problema que afecta tanto a niños como a las niñas pudiendo desarrollarse hasta la adolescencia. El médico indicó que los padres de familia deben de ocuparse, si el niño, a partir de los cuatro años sigue mojando la cama, pues puede tratarse de enuresis.  En general, es el mismo niño quien pide ayuda de distintas maneras pero suele estar en relación con el comienzo de la edad escolar y su mayor exposición social. Por lo general, el niño sufre bullyng en la escuela cuando sus compañeros descubren que moja la cama; por consiguiente, este tipo de abuso afecta su autoestima y rendimiento intelectual. Asimismo, indicó que para el diagnóstico de la enuresis se le hace al niño un examen general de orina para así descartar infecciones de las vías urinarias o también se le hace un ecosonograma para descartar malformaciones congénitas u orina residual. Incluso, la enuresis puede ser hereditaria, ya que se ha encontrado que a las madres tienen un 45% de probabilidades de que su hijo o hija tenga enuresis y si ambos padres padecieron esta enfermedad, sus hijos tienen hasta un 75% de padecerla.

Entrenamiento para la retención
Es un tratamiento que por sí solo es bastante limitado ya que pocas veces soluciona el problema sin embargo, en combinación con otros métodos puede resultar muy beneficioso. Estos ejercicios sirven para aumentar la capacidad funcional de la vejiga y que pueda contener la orina durante ciertos espacios de tiempo antes de orinar. Con el “Calendario Miccional” el médico puede detectar con facilidad los días problema. Una visión rápida del registro de episodios le permite ver los progresos o la falta de ellos y mostrar claramente al niño y a la familia cuándo y por qué debe hacerse una modificación en el tratamiento (dosis, horarios, dieta, etc.). El “calendario miccional” es esencial para realizar cambios y encontrar la dosis óptima y adecuada a cada caso. En cualquier caso sea cual sea el tratamiento y los resultados, lo más importante es seguir las indicaciones del médico y mostrar al niño todo el cariño y comprensión que merece. Asimismo, para elevar la autoestima del niño, se debe hacer un calendario mensual y palomear los días que el niño no moja la cama y premiarlo. Esto es muy importante, pues influye mucho en sus relaciones interpersonales.

Si su niño se hace pipí en la cama, infórmese, la ayuda es gratuita
Por la misma razón, estos niños tienden a aislarse, pues sufren mucho cuando los invitan sus amiguitos a dormir en casa de algún amigo,  una piyamada  o a un campamento; tienden mucho a rechazar estas invitaciones, porque saben que si van a dormir a casa de algún amiguito se va a hacer pipí y todos se van a dar cuenta y se pueden burlar de él. Por esa razón, se aíslan, no quieren dormir fuera de su casa. En ocasiones, la enuresis les puede provocar dolor de cabeza debido a la ansiedad, pero pueden ser muchas causas, pues también pueden tener parásitos. Aquí, lo principal, es que el niño aunque no lo quiera se hace pipí en la cama. En el caso de que los lectores de este medio informativo tengan un hijo o una hija con enuresis, se les recomienda que entren al sitio web www.pipienlacama.net para saber si realmente el niño o niña tienen enuresis. Ahí encontrarán conferencias y todo lo relacionado con la enuresis, ahí pueden contactar con profesionales de la salud y darles tratamiento. Lo principal, es que hay un medicamento, el fármaco contiene la hormona antidiurética. Esta hormona hace que los riñones conserven agua mediante la concentración de orina y la reducción de su volumen. La falta de ésta se puede administrar de manera farmacológica aunque la dosis debe de ser ajustada por el médico según cada caso y por periodos de revisión generalmente de 3 meses, la retirada tiene que ser paulatina puesto que el niño puede recaer.

Esfuerzo tanto del niño como de sus padres
El medicamento es una pequeña oblea que el niño toma antes de dormir y empieza a dejar de orinarse en la cama y al niño le empieza a subir su autoestima; controla mejor su esfínter, por consiguiente deja de mojar la cama. Es una solución para este problema. El fármaco se puede comprar sin receta, pero lo ideal es que lo precriba un profesional de la salud para que descarte que no haya alguna infección de las vías urinarias o malformaciones, si el niño padece enuresis se le da el tratamiento para controlar el problema; mínimo son cuatro meses el tratamiento y poco a poco el niño se va controlando hasta suspender el tratamiento. El primer paso hacia el tratamiento adecuado de la enuresis es la consulta con el médico especialista (pediatra, o urólogo pediatra) quien realizará una evaluación clínica completa del estado del niño y apoyará para dar solución al problema que devolverá la tranquilidad a la familia y permitirá a los niños llevar una vida normal. Acabar con la enuresis requiere un esfuerzo tanto del niño como de sus padres que deberán guiar y motivar a su hijo durante el tratamiento para que su resultado sea exitoso. Para evitar que el niño moje la cama en las noches, los padres deben dejar que beba líquidos beba líquidos dos horas antes de dormir y que vacíen su vejiga antes de acostarse-puntualizó el Dr. Reynosa

No comments