Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

Mujeres que hacen historia

Julia Mora, ex Miss Salvador, ahora empresaria y psíquica
Su filosofía de la vida
Segunda parte
 Por Héctor Medina Varalta

Julia Mora es una ex modelo y actriz que fue coronada Miss El Salvador en 1985, seguida de competir como representante de El Salvador en el concurso Miss Universo, donde Miami Herald fue descrita como ′′ una belleza en guerra”. Julia Mora posee un gran talento para la creatividad y la autoexpresión, típico de muchos escritores, poetas, actores y músicos. Ella también es ingeniosa, optimista y domina la resistencia para superar muchos contratiempos. Gracias a su regalo por la autoexpresión, ella puede ser la vida de la fiesta, y el centro de atención. Cuando se usa constructivamente, el talento de Julia para la auto expresión puede ser una gran fuerza de inspiración en el mundo, edificando a los demás, y trayendo mucho éxito y felicidad a ella. Sin embargo, Julia Mora podría haber desperdiciado fácilmente su talento convirtiéndose en una mariposa social, pero no lo hiso.

Es sanadora
En la primera parte de esta interesante entrevista, Julia Mora había mencionado que es sanadora y les explica a la gente que quiere escuchar, que no hay nada de malo en sí, sino depende del uso que se le dé, es decir, si ella toma unas cartas del tarot no hay nada malo, pero si las conjura y tiene un pacto o un enlace con un espíritu, que no sea de luz, se le da otro sentido a la tirada de cartas. Además, hay muchas cosas que los brujos han tomado de la Biblia, por ejemplo, el uso de la sal para varias prácticas es bíblico, sin embargo, los brujos han leído mucho la Biblia y la han tomado. Entonces, los cristianos que no la leen y no están informados piensan erróneamente que eso es brujería, cuando en realidad, los brujos han tomado el uso de la sal de la Biblia. Hay mucha confusión en la gente; Julia Mora le explica a quien quiera saber todo lo relacionado con la sanación y el uso de la sal porque ha leído la Biblia de principio a fin. Durante la guerrilla del Salvador Julia leía la Biblia acostada en su cama; estaba muy jovencita y empezó a entender muchas cosas de la Biblia y Dios le habló mucho a través de sueños de la Biblia y de visiones.

Hay que ser humilde de corazón
Por consiguiente, considero que tengo un poco de autoridad espiritual para explicar lo que yo sé. Hay gente que nunca lo va a entender, pues todo le parece mal, pero ellos son los que están mal. Van llenando bancas de una iglesia todos los domingos y en su casa no tienen amor por el prójimo; hacen una obra de caridad, por ejemplo, y sólo les interesa su familia, y mientras su familia esté bien, el resto del mundo puede rodar y morirse. Eso es falta de amor y misericordia. Dios va a hacer una separación y esta gente nunca se ganaría el reino de los cielos. Algunas personas se dicen que son católicos, cristianos o de otras denominaciones religiosas, creen que son mejores que los demás y ya se ganaron el reino de los cielos y es todo lo contrario. Uno tiene que ser humilde de corazón, no hay que bajar la cabeza ante nadie, pero hay que ser humilde de corazón, pues la esta se lleva en el corazón. No obstante, a veces algunas personas se comportan mal porque sus padres así los enseñaron o vieron malos ejemplos.

Cuando Jesús vino, le dio su lugar a la mujer
Sin embargo, la persona ya nace con un espíritu diferente a los de sus padres, porque si nos remontamos a la Biblia al Antiguo Testamento con Adán y Eva; Caín y Abel eran sus hijos y uno mató al otro. Abel era bueno: bendecía a Dios y le ofrecía las mejores ofrendas y Caín era malo, pero nadie le enseñó a tener ese comportamiento. Pasando a otro asunto, tengo un hermano que está escribiendo un libro acerca de algunas interrogantes que van surgiendo al estar leyendo la Biblia, pues considera que un Dios de amor no puede inspirar ciertas cosas como los incestos, crímenes, adulterios que narra el Antiguo Testamento. Mi hermano cree en Dios, ama a Jesucristo, pero me dice que, ciertas cosas que parecen no encajan, por ejemplo, a unas personas las pudo inspirar Dios, como en el caso de Juan, que tuvo que irse a la isla de Patmos y escribió el libro de Revelación o Apocalipsis. Sin embargo, hay otros pasajes como el del apóstol Pablo que dice: “Yo no le permito a la mujer hablar en la sinagoga, en público o enseñar los conceptos de Jesucristo.” Eso no es inspirado por Jesucristo, porque cuando Él vino, a la mujer le dio su lugar.
 
Dios está en todos lados
Pablo antes de convertirse al cristianismo perseguía y mataba a los cristianos. Nunca cambiamos totalmente; Dios nos va limpiando y limando asperezas, pero siempre conservamos nuestra personalidad y tal vez Pablo era muy rígido y no creía en la igualdad entre la mujer y el hombre; Pablo hablaba de su propio entendimiento. Dios podría haber hecho cabeza al hombre, pero tampoco era para decir que la mujer fuera tan sumisa, que no se le permitía ni hablar. Yo no asisto a la iglesia, nací en el catolicismo y mi abuela por parte de mi papá, siempre rezando el rosario, mi otra abuela era católica, pero se convirtió a otro credo cristiano, pero cuando crecí me fui dando cuenta de varias cosas que no me parecieron, pues si de verdad fuera una religión de amor si comportarían de otro modo. Jesucristo no hiso las religiones; Él sólo llamó a la gente al arrepentimiento, pero las divisiones las hace el ser humano. En ocasiones, un católico no puede ver a un evangélico y los evangélicos igual. En el Salvador visitaba una casa de oración cuando era jovencita. En una ocasión, criticaron a una feligrés porque había ido a una fiesta que se realizó en casa de una católica y los católicos criticándolos porque los consideran herejes. Por consiguiente, no pertenezco a ninguna religión y no asisto a ninguna iglesia porque Dios está en todos lados.       

Los talentos de Julia Mora
Su talento para las artes expresivas es tan abundante que Julia bien podría haberse sentido atraída por convertirse en artista cuando todavía es muy joven. Sin embargo, estas habilidades artísticas sólo pueden mejorarse mediante la disciplina y el compromiso con el verdadero desarrollo de su talento. En otras palabras, la creatividad es el regalo que puede darle a Julia Mora la comodidad y el lujo que desea, pero no sin un enfoque y disciplina continuos. Julia Mora es emocional y vulnerable. Ella puede ser generosa con una falla, pero cuando la herida, se retira en una nube de silencio, eventualmente emergiendo de su reticencia con chistes y risas que cubren sus verdaderos sentimientos. Julia Mora tiende a ser bastante adaptable, y le resulta fácil encajar en la mayoría de los establecimientos sociales y los campos vocacionales. No hay virtudes particulares que puedan causar un desequilibrio en la personalidad y la vida de Julia, pero tiene que trabajar duro y persistentemente para desarrollar esas fortalezas especiales que desea alcanzar. Aprender a ser sabiamente asertivo es una gran lección que Julia Mora debe tomar a lo largo de su vida.

En armonía con el infinito
Julia Mora tiene sabiduría más allá de sus años. Incluso cuando era niña, su comprensión de la vida era considerable, aunque probablemente no fue reconocida por otros. Julia es una pacificadora nata. Ella está impulsada por el deseo de resolver conflictos y crear armonía. Mora es una sanadora y una visionaria. Ella anhela hacer del mundo un lugar mejor, y no puede descansar hasta que haya dedicado su vida a una causa valiosa. El reino de Julia Mora es de ideas y filosofía. Ella se siente atraída por el mundo de la energía más que por los planos mecánicos o materiales. La filosofía, la religión y las formas menos tradicionales de curación están entre sus especialidades. Julia está obsesionada con la búsqueda de la iluminación. Ella es extremadamente sensible y posee un alto grado de intuición. Los mensajes sutiles y sentimientos de los demás no escapan a su atención. Julia Mora es poderosamente consciente de los pensamientos y sentimientos de los demás. Su conciencia puede ser tanto un regalo como un problema, porque Mora desea profundamente agradar a los demás y mantener la armonía en su entorno.

Mora es una persona romántica, idealista, pero algo poco práctica
Muchos 11 nacieron en familias extremadamente hostiles o turbulentas. Esto a menudo resultó en dolor psicológico, falta de confianza y timidez durante la infancia. De alguna manera, el niño con un número de alma 11 y Deseo del corazón reconoció las fuentes del problema de su familia. Esto creó un conflicto interno, que naturalmente amaba a los padres problemáticos, pero no podía hacer frente al comportamiento de los padres. Por lo tanto, muchos años 11 tienen cicatrices al principio de la vida. Comprenden los sufrimientos de los demás y buscan ser de alguna manera. Esta es, de hecho, la manera más fácil de que Julia se cure a sí misma y encuentre su mayor satisfacción. Julia Mora entiende la importancia de las relaciones cercanas y amorosas. Por lo tanto, ella es selectiva al elegir a sus amigos y cónyuge. Mora es una persona romántica, idealista, pero algo poco práctica. A menos que tenga otras características de equilibrio, es prudente hacer equipo con un socio más práctico y realista.
Los muchachos siempre me preguntaban: " Julia, es que no te das cuenta de lo bonita que eres???. Parece que " te vale" ser bonita. No eres orgullosa!.  Y yo pensaba: SI ME DOY CUENTA! Y TAMBIEN ES VERDAD QUE ME VALE!!!  Es que cuando una NACE bonita, NO tiene necesidad de probar que lo es. Sin embargo yo preferí cultivar mi inteligencia, porque comprendí que era un tesoro cultivarla. La belleza ABRE PUERTAS, pero la inteligencia te da las LLAVES para abrirlas  y cerrarlas a tu antojo. Una mujer bella y vacía NO vale nada-puntualizó.

Post a Comment

0 Comments