Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

PRODUCCIÓN NACIONAL DE ALIMENTOS PARA RESISTIR “SHOCK” ECONÓMICO ASÍ COMO ALZA DE MAÍZ Y TORTILLA



            (CODICS).- Para resistir el “shock” económico y su impacto en la producción de alimentos durante los próximos meses propiciado por COVID-19, proponemos la creación del Consejo Nacional Alimentario como organismo de opinión e interlocución de organizaciones de productores agropecuarios del sector social, privado y público ante la urgencia de fomentar la producción de alimentos agropecuarios nacionales e impedir el alza de precios en el mercado interno como ya sucede con el maíz, blanco, la tortilla, el azúcar, el pollo, el frijol, entre otros, planteó Isidro Pedraza Chávez, integrante del Movimiento el Campo es de Todos.

Ratificó su demanda, hecha desde febrero pasado, al Gobierno Federal de frenar la especulación en precios de alimentos sobre todo en medio de la pandemia Covid19 que vive el país pues ya se habla de otra alza en el precio del kilogramo de la tortilla que ya sobrepasa los 20 pesos por kilo en algunas zonas del país.

En febrero pasado, recordó Isidro Pedraza Chávez, denuncié el surgimiento de mercado negro en la compra-venta de maíz blanco por parte de intermediarios y “coyotes”. Esta semana el intermediarismo se apoderó del mercado y los “coyotes” han incrementado hasta en 32% el costo del grano.

En febrero se pagaba 4 mil 800 pesos por tonelada y en la primer semana de abril, ya comercializan el grano básico en 6 mil 350 pesos por tonelada, de acuerdo a denuncias de productores de tortilla. El precio por kilogramo de tortilla varía en cada región del país, pues fluctúa entre los 14 y los 22 pesos; en la Zona Metropolitana del Valle de México se vende entre 14 a 17 pesos.


Los alimentos de la canasta básica, precisó, muestran síntomas de encarecimiento en México, en el primer trimestre de 2020. El empleo registra la pérdida de casi de 347 mil empleos formales, entre el 13 de marzo y el 6 de abril, mientras que las fuentes de trabajo en la agricultura que ocupan alrededor de 5.9 millones de jornaleros estarían en riesgo ante el cierre de la frontera para exportar alimentos a Estados Unidos.

En este marco de incertidumbre, los diversos sub-sectores agroalimentarios viven efectos encontrados. Por una parte, el tipo de cambio que beneficia a las cadenas agroexportadoras impactará a los importadores de materias primas.

Isidro Pedraza Chávez mencionó que en el primer trimestre de 2020 principalmente aumentaron su precio al consumidor el huevo, la pechuga de pollo, la chuleta de cerdo, el frijol negro, el azúcar y el arroz.

Los productos avícolas han sido los más afectados hasta el momento ya que el sector importa un 18.5 % de lo consumido en el país, con lo que ha padecido la situación de un peso mexicano al alza con respecto al dólar; el huevo registra una subida en el precio de un 29 % respecto al año pasado; el azúcar la producción se ha recortado hasta el momento un 17.4 % y su precio se ha elevado un 8.4 % en los últimos diez días en los mercados mayoristas.

El precio al consumidor del azúcar ha subido hasta un 18.7 % frente a las mismas fechas de 2019; El arroz el kilogramo se ha encarecido 4 pesos en las últimas semanas, lo que implica un alza del 18 %.

Otro alimento básico para la población mexicana es el frijol, la sequía golpeó también la producción nacional de frijol negro, cuya importación se estima un 70 % mayor este 2020 mientras su precio ha aumentado un 26.8 %.

Se requieren alrededor de 20 mil toneladas de semilla para los principales estados productores de frijol que son: Chihuahua, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí.

“La crisis de la pandemia del COVID-19 nos demuestra que fue un gran error no priorizar la producción nacional específicamente de granos básicos que son los que nos permitirían resistir los meses que vienen de fuerte crisis económica”, sentenció el también Presidente de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina.

Por ello, insistió en que es urgente un Pacto Nacional por la recuperación económica y la productividad, porque tenemos incrementos a los insumos como forrajes y alimentos para ganado; en la manutención de las unidades de producción pecuaria y agrícola por los costos de producción.

El sector pecuario y agrícola nacionales son ejes primordiales que deben ser fortalecidos para garantizar que nuestros alimentos lleguen directo a la mesa, resaltó.

“¿Qué espera el Gobierno, qué se encarezcan los costos de producción y les resulte más fácil importar y, como siempre, ser dependientes de otros países de granos y semillas? y que ahora también no lo dudo –comentó- habrá incrementos en precios si consideramos que la paridad peso dólar ha mostrado volatilidad en las últimas semanas, cuestionó el dirigente de pequeños y medianos agricultores.

Una alternativa es la red de abasto de alimentos popular como mercados públicos, tianguis, mencionó Isidro Pedraza Chávez.

Post a Comment

0 Comments