Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

Ciudadana agredida por supuestas indicaciones de "Pepe Toño", regidor de Zapopan


Por Héctor Medina Varalta


De acuerdo a la ciudadana Delia Guadalupe García Navarrete, ella ha presentado varias veces sus quejas de un vecino que desde hace varios años le está haciendo la vida pesada, dicho individuo se llama Ramón Antonio Rodríguez García, maestro de la Escuela Panamericana de la carrera de abogacía  quien se dice ser compadre del regidor de Zapopan José Antonio de la Torre Bravo “Pepe Toño”, quien en su toma de protesta dijo: “El ser Regidor en Zapopan es para mí una gran oportunidad de servir a la ciudadanía.” El problema que presenta la señora Delia Guadalupe García  Navarrete, se debe a una  CASA NUEVA de una finca que tiene en la calle Leo # 4169 colonia Juan Manuel Vallarta. Todo se ha hecho con licencia y en regla de los lineamientos que exige Obras Públicas de Zapopan; el susodicho con otros vecinos han querido bloquear la ampliación de su vivienda, no pudieron hacerle nada porque todo está en orden.
18 largos años de ser acosada
El vecino, causante del conflicto, apoyado, supuestamente, por su compadre, “Pepe Toño”, le bloquearon el trámite para la habitabilidad en el Cabildo; siendo, que el regidor de Zapopan, no tiene injerencia ni poder en eso, lo hacen para molestar a la C. García Navarrete para que pierda tiempo y le cueste dinero. Además, la esposa de Ramón Antonio Rodríguez García, la señora Guadalupe Rodríguez, se comporta con la denunciante de una manera prepotente y grosera, sobre todo, es muy agresiva, corriente y vulgar. García Navarrete complementa que cuando a ella acuda a la corte o haga una denuncia, el magistrado le va a decir a “Pepe Toño”: “¿Por qué le bloqueas a la señora García este trámite si tú no tienes ninguna injerencia aquí,” Por supuesto, que Pepe Toño no va a decir que todo lo hace con el afán de molestarla, por lo tanto, el magistrado la va a desbloquear. A la hora del desbloqueo, su permiso se le va a validitar inmediatamente, pero necesita pagar abogados. Ya son 18 largos años en que la ciudadana está siendo acosada.
Domicilio de una de las acosadoras
Cierto día, Samuel Rodríguez, hijo del matrimonio conflictivo se estacionó afuera de la casa de la señora García Navarrete, ubicada en Leo 4169, sabiendo que ahí guardaba su vehículo, aun cuando estaba sin terminar la finca, sabiendo que es cochera y que tiene puerta eléctrica, se estacionaron. La señora García Navarrete, amablemente les pidió que quitaran el carro para poder meter el suyo y luego que se volvieran a estacionar, pues ya no iba a salir sino hasta el siguiente día, sin embargo, dijeron que el carro no era de ellos. Minutos después, llegaron sus padres de la calle, la ven que está batallando con el portón, esperando que saliera el supuesto vecino que dejó estacionado su carro. No fue sino hasta las dos de la mañana que llegó Tránsito, sale la señora Guadalupe Rodríguez, gritando a los vecinos que se iban a llevar la grúa el carro estacionado, el dueño sale de su casa y como llegó Tránsito y la grúa, la empezaron a atacar verbalmente.
Samuel Rodríguez Rodríguez, cometió allanamiento de morada
Para evitar in mayor conflicto se metió a su casa. La denunciante le dijo al personal de tránsito, que los esperaba ahí, les enseñó la credencial del IFE, de ese entonces, para que tomaran los datos y vieran, efectivamente que ella es la dueña del inmueble, que lo único que quería era meter su vehículo y les dijo que los esperaba adentro de su casa, pues, la señora Guadalupe Rodríguez es muy agresiva. Cabe destacar, que salieron todos los vecinos y la empezaron a atacar porque Rodríguez los alborotó, además, Samuel se metió detrás de García Navarrete y un primo hermano de Samuel, era el dueño del automóvil causante del conflicto, además de ser primo hermano de Lord Café. A mí me amenazaron, sabiendo que en ese momento estaba sola, Samuel Rodríguez Rodríguez se metió a mi finca, cometiendo allanamiento de morada y me amenazó de muerte: que no me la iba a acabar y que no me imaginaba ni cuándo ni cómo.
Tatiana  Esther Anaya Zúñiga, otra presunta
Curiosamente, hace unos meses me acaban de asaltar afuera de mi domicilio, quitándome mi vehículo, con pistola en mano. Yo hago responsables de este hecho a esa familia conflictiva. Por otra parte, le envié una carta al señor “Pepe Toño” y no le ha importado nada: me siguen agrediendo en complicidad con la vecina Luz María Pagaza, que se la pasa todo el día en Obras Públicas, pues cuando he ido a realizar mis trámites o cuando estaba mi permiso autorizado, todas las veces que he visitado Obras Públicas ahí está esa señora. Mi hijo, ahí hizo su servicio social y un día me dijo: “Madre, esa señora viene aquí todos los días; al principio creí que era una empleada”. Por consiguiente, el regidor de Zapopan “Pepe Toño” está presionando a la directora de Inspección y Vigilancia de Obras Públicas, maestra Tatiana  Esther Anaya Zúñiga para que me mandara hasta tres veces a la semana a los inspectores- destacó.
Rodríguez García es tío del famoso “Lord Café”
En los días que  venían los inspectores,  median milimétricamente el desarrollo de la obra; estaban más enterados los vecinos que yo cómo iba mi obra, no encontraron nada para clausurarme, salvo que un día, se sacaron de la manga que mis trabajadores no tenían chalecos ni cascos. Es inconcebible que una obra de una casa que no tiene más de tres pisos se necesite mayor seguridad. Ese día pagamos la multa de aproximadamente 900 pesos, al llegar a mi casa, los vecinos se burlaron de mí, pues estaban en la calle hechos bolas congregados y aplaudiendo. Al otro día, se abrió la obra, pero la maestra  Tatiana Esther Anaya Zúñiga, la directora de Inspección y Vigilancia de Obras Públicas le siguió enviando a los inspectores hasta tres veces por semana, cuando en ese entonces había once obras en la colonia y nada más a mí me estaban hostigando; los mismos inspectores me dijeron, “si no venimos y si no inspeccionamos la obra y si no encontramos un pretexto o motivo para clausurarla perderemos nuestros empleos, pues qué le hicieron a sus vecinos  esta obra es muy conocida por tanto conflicto.
Lady Fisgona

Todo, supuestamente, por obra de “Pepe Toño” que ni me conoce, pero su compadre Ramón Antonio Rodríguez García, este último es hijo de la dueña de la Cenaduría “La Gorda” y tío del famoso “Lord Café”. Así son de prepotentes y la esposa de este señor, la reitero, la señora Guadalupe Rodríguez, es una persona muy vulgar y muy majadera. Yo ya dejé de salir a barrer la calle afuera de mi casa.  Estas Personas Están aliadas con los vecinos: Juan Briseño, dueño de un taller, Gabriela Ulloa y también y con Efrén Jiménez.  Estos últimos, vecinos ubicados frente a mi finca, y se la pasaban tomando fotos y revisando por su ventana; mis albañiles me comentaron que la señora los incomodaba mucho, pues no podían ni hacer del baño porque ella, hasta en el baño les tomaba les seguía tomando fotos con la cámara.
Siempre han tenido consciencia de lo que están haciendo
No les he hecho nada, al contrario, les he hecho favores a la señora Luz María Pagaza, pues cada que tenía visita de México venía por mi mobiliario, manteles, mesas, sillas, es una doble cara.    Los hijos de Efrén Jiménez, quien trabaja en Teléfonos de México, se metían a mi propiedad, se robaban los juguetes de mis hijos, lo que tenía en la alacena, porque como no tenía protección arriba se metían por la cochera. Asimismo, le ponían trampas en la cochera, al abrir el portón, como abre por afuera entraban muy fácilmente. Hasta que un día hablé con el señor Efrén Jiménez: “si se descompone mi sistema automatizado del portón, usted me lo va a apagar, pues no es un motor normal, son brazos hidráulicos que van en el portón.” Medio los aplacó a los chiquillos. En la actualidad, son adultos y ya no los veo, incluso, ya ni me asomo.
A pa’ vecinitos
Cuando se iba a venir a vivir a su casa, el señor Ramón Antonio Rodríguez García, no le daban la habitabilidad, qué curioso, lo mismo que a mí, pero a él no se la daban porque le faltaban los planos de todos lotes de la manzana para indicar cuál era su lote donde había fincado, pero que iba a gastar un dineral en ingenieros civiles y topógrafos para sacar las medidas y números de lotes de toda la cuadra. Actuando de buena fe, le dije que yo tenía el plano, y se lo ofrecí, sin más interés que brindar ayuda a quien lo necesita, las escrituras de mi casa de Leo 4169,  ya que tenía los planos que él necesitaba. Días después, regresó muy contento con mis escrituras y me dijo que con eso se había solucionado el problema, en seguida se mudó a su casa. Asimismo, le mandé decir con su ingeniero que se habían metido a su casa a grafiteársela, ya terminada la casa, pintada y con cortinas. También, en otra ocasión, le avisé que la vecina de enfrente, le ponía la basura en su aljibe, como no tenía reja, yo llegué ver a la señora que cruzaba la calle y aventaba la basura en el aljibe.  También me han secado, cortado y arrancado varios arbolitos y me lo ponían en la puerta para burlarse de mí. Las palmas han sobrevivido de milagro.
Denuncia civil por este medio
García Navarrete, ignora qué cosa desató ese odio, son 18 años de estarlos tolerando y estar con miedo. Esa parte de mi casa era una terraza familiar, en donde les hacía fiestas infantiles a mis hijos, pero cada vez que mis vecinos me veían que estaba regando la terraza o barriendo, alguna vez que tuvo necesidad de asolearse por órdenes del médico, la espiaban, pues tenía la escalera puesta arriba para observarla; con esto, ya no me sentía segura en mi propia casa. Nuestra entrevistada ignora porque razón se desató esa furia contra ella. Ha llegado a pensar que si sus vecinos quieren el terreno, que se lo digan, que le hablen con claridad y se los vende, pero bajo mis condiciones. Su esposo fue hablar con ellos y el señor Ramón Rodríguez le dijo: “contigo no tenemos nada mi Doc., “u esposa es a la que no soporto.” Además Amenazó a mi esposo: “de mi cuenta corre que no hagan nada, aunque me cueste dinero; tengo un amigo regidor que me hace el paro”. Luego investigamos que es compadre de José Antonio de la Torre Bravo, quien se hace llamar “Pepe Toño.”
¿Servidor público o abuso de autoridad?
García Navarrete, ya realizó una denuncia civil de la familia Rodríguez  vecinos de Leo 4173, el hijo de la dueña de la Cenaduría La Gorda y su nuera. Denunció todos los acosos que ha recibido, que le ha afectado mucho en su salud, economía y seguridad. Además, en las juntas de colonos acuden amistades de García Navarrete y le comentaban que lo único que se trataba en las juntas, cuando ellos eran representantes de colonos, se abordaba su caso, es decir, atreverse a fincar. Lo más grave del asunto, es que presuntamente,  el mentado “Pepe Toño, que ni    ella  lo conoce ni él a ella, ni tampoco entiende cómo un funcionario público de su categoría, es decir, de servir al pueblo,  La sigue bloqueando. “Por consiguiente, le hiso llegar una carta a “Pepe Toño” del partido del PAN, al parecer no le importa nada. A eso se le llama nepotismo, porque “Pepe Toño” le está haciendo el favor a su compadre y amigo. 
La finca de la discordia



Mi obra se estaba llevando a cabo con otro ingeniero, durante el servicio del maestro Fernando Espinoza de los Monteros de la Parra, quien era Director General de Inspección y Reglamentos en 2013, quien llevaba amistad con Ramón Rodríguez García y no sé si económicamente lo convención de que me amedrentara por mi ignorancia, en ese entonces, de no saber  que mi permiso estaba en regla, ya que no entendía de esos trámites e hizo que parara la obra. Ahora entiendo que fue abuso de autoridad y, lo repito, tal vez pagada, como le dijo Ramón Rodríguez a mi esposo, quien pagaba en el periódico Mural para publicar mi finca como caso perdido o de acción ciudadana. Los inspectores llegaban entre las 7 y 8 am, a la hora en que yo salía a llevar a mis hijos a la escuela, tiempo que aprovechaban para tomar fotografías de la fachada de mi finca, junto con el maestro Fernando Espinoza de los Monteros de la Parra. Me di cuenta porque familiares y amigos leyeron la noticia y me hablaron para preguntarme qué cosa prohibida estaba fincando en ese lugar, es decir, la finca de la discordia. Por consiguiente, como ciudadana y porque las leyes me amparan, quiero que se investigue este caso del que han hecho poco o nulo caso y se castigue a los responsables civiles y servidores públicos por abuso de autoridad.

Post a Comment

0 Comments