Advertisement

BannerFans.com

Breaking News

QUINTO PUESTO PARA MATHIAS SOLER-OBEL EN SU DEBUT EN LA F3 AMÉRICAS

* También fue su primera visita al Barber Motorsports Park.
* En su primera calificación se adjudicó el segundo puesto.

En su debut en la F3 Américas Powered by Honda el bogotano avecindado en la Ciudad de Atlanta, Mathias Soler-Obel obtuvo un quinto sitio luego de rodar por primera vez en el Barber Motorsports Park, una pista difícil y muy técnica de 3.829 Km (2.38 millas) longitud.
Esto significó una adaptación no sólo a su nuevo monoplaza Ligier F3 con motor Honda, sino también al trazado y desde las primeras prácticas demostró ser competitivo, mientras que en la primera calificación se adjudicó el segundo puesto.
Las acciones comenzaron desde el jueves con prácticas no oficiales que se desarrollaron con clima seco, infortunadamente el transpondedor (transmisor que se utiliza para tomar los tiempos electrónicamente) no funcionó en las dos sesiones.
“Con los tiempos que tomó mi equipo Velocity Racing Development (VRD) nos dimos cuenta del problema con el chip transmisor y comparado con los tiempos de los otros pilotos, siempre estuve entre los tres primeros”, mencionó el piloto del auto marcado con el No. 14 Equidem/Presta Fácil.
“El segundo día hubo prácticas oficiales. Llovió en la mañana llovió y de nuevo falló el transpondedor. Estuvimos entre los primeros lugares. Luego se me pinchó la llanta delantera izquierda y ya no pude mejorar. Después salieron los Indy Cars y con el caucho que dejaron cambió la pista. Cuando volvimos a rodar el auto se sintió diferente. Pedimos al equipo algunos cambios al auto para el día siguiente y yo también modifiqué mi manejo para acostumbrarme al hule que dejó la IndyCar”, aseguró Soler-Obel.
“El sábado por la mañana tuvimos la clasificación, quedamos en segundo para la primera carrera que se disputó esa tarde. En la largada casi se me apagó el auto. Perdí unas tres o cuatro posiciones, pero pude pasar a algunos carros y cuando trataba de hacer mis vueltas rápidas para el lugar de partida de la siguiente carrera, mis cambios se dañaron. El compresor dejó de cargar y los cambios dejaron de funcionar. El auto se quedó en el cuarto cambio en toda la vuelta, así que entré a pits y ya no terminé la justa”, dijo Mathias, quien estuvo en sexto casi todo el tiempo y quedó colocado en 11º.
En una pista en la que no es fácil de rebasar, además de ser rápida y muy compleja, Mathias marcó el quinto mejor tiempo de la carrera y con eso obtuvo el derecho de arrancar desde ahí en la segunda competencia del fin de semana.
El domingo amaneció la pista mojada, no se logró secar para la carrera y se tomó la decisión correcta de largar con neumáticos para superficie mojada. De hecho, los seis o siete primeros autos en la formación salieron con esas llantas, los de atrás se la jugaron con ‘slicks’.
“No tuve un buen arranque y perdí dos posiciones que después recuperé. Ya no pude escalar más puestos porque los de adelante se habían alejado. Venía con un buen paso, me acercaba al cuarto sitio, pero vino la bandera amarilla unas tres vueltas antes de la bandera a cuadros y ya no se pudo hacer algo más”, añadió el joven piloto de 16 años de edad, quien tiene en dos semanas su siguiente compromiso en su pista de casa: Road Atlanta.

No comments