Ticker

6/recent/ticker-posts

Header Ads Widget

Museo Palacio Ocampo, presenta la colección de Leonardo Da Vinci

 


By  Héctor Medina Varalta

Guadalajara, Jal, diciembre 2020. Ricardo Barbosa, director del Museo Palacio Ocampo, comenta que tienen cinco años establecidos en esta ciudad. Iniciaron con una exposición titulada “Asesinos en serie” y posteriormente fueron abriendo puertas; también presentaron “Instrumentos de tortura medieval”, una sobre vampiros. En esta ocasión contactaron un conjunto de amigos italianos que tienen la exposición de Leonardo Da Vinci. Barbosa explicó que desocupó el edificio y les hace saber que tiene el espacio y le prestan la exposición para exhibirla en el Museo Palacio Ocampo. Los italianos tienen la exposición iterando, empezaron en la Ciudad de Macharata, Italia, posteriormente visitaron varias partes dela república mexicana: en el Estado de México.

 

Precios accesibles

El edificio en el que se encuentra el museo, es una joya arquitectónica del año 1800; al parecer el inmueble perteneció a un hacendado, es la poca información que tiene del edificio, que actualmente se lo renta una persona de la Cámara de Comercio. Asimismo,  comentó que Luca Pianesi, director de “Exposiciones sin Fronteras” fue quien dio a conocer la exposición de “Instrumentos de tortura medieval.” En esa ocasión tenía una colección de 80 máquinas, el 20 por ciento eran reconstrucciones fisiológicas. Los precios son muy accesibles: la entrada general cuesta 80 pesos, los estudiantes pagan 50 pesos presentando su credencial de estudiante, al igual que los maestros y personas de la tercera edad, los niños menores de 6 años no pagan y de 7 a 13 años pagan el boleto de estudiante. La exposición estará abierta al público todos los días de las 10 am a las 18 horas, desde el 12 de diciembre hasta el 31 de enero de 2021.

 

Inventó el automóvil

La colección de 32 máquinas concebidas por Leonardo Da Vinci llegó directamente desde Italia. El material que presenta el museo es la interpretación estructural de los bocetos concebidos por el genio italiano de manos del escultor Giorgio Cegna, elaborados con materiales como cuero, madera, cuerda, pegamento y telas, entre ellas lino y algodón. Luca Pianesi realizó una rueda de prensa, en la que nos hizo visitara cada salón donde se encuentran réplicas de algunos de sus geniales inventos, los cuales tienen muchísima aplicación en la actualidad, son los que han abierto las mentes de los creadores modernos y los han convertido en realidad, por ejemplo, el automóvil que podemos disfrutar en la actualidad, Leonardo, ya lo había creado. Por supuesto, bastante rústico, pero dio pauta para convertirlo en realidad, por ejemplo, el modelo de automóvil construido por Carl Benz en 1885, considerado como el primer vehículo de la historia diseñado para ser impulsado por un motor de combustión interna. También inventó las poleas, un instrumento parecido a una báscula, pero era para medir las temperaturas. Además, también inventó la escafandra de buzo, diseñó el helicóptero, el paracaídas, un tanque anfibio; uno de los tantos que diseñó.

 

El tanque blindado

También realizó códigos como el Código Atlántico. Donde él escribía anotaba todos los temas y, como escritura invertida: no se sabe si fue para esconderlo de los demás o si era zurdo. Asimismo, creó el elevador de martillo (una especie de catapulta) para aplicarlo a la guerra, un encargo de los Medici, para poder lanzar como catapulta sin perder la velocidad y la fuerza. Entonces, manteniendo mucha energía. Los reyes le encargaban, sobre todo, sistemas de defensa y ataque para mejorar su ejército en las armas. Por consiguiente, Leonardo montaba sus máquinas que eran irrealizables con el propósito de que nunca fueran cómplices de alguna barbarie de alguna barbarie. Entre sus inventos, se encuentra el tanque blindado, movido por la fuerza humana, ayudado con poleas del mismo movimiento de la llanta, gracias al sistema de engranaje. En esa época, era la industria de fabricación de armas. Principalmente. Gracias a las poleas, se logró levantar pesas enormes para construir basílicas, fortalezas, castillos

 

 

 

 

Leonardo Da Vinci fue un hombre que nació fuera de su época, pues fue un gran visionario, pues además de ser inventor, también fue artista, arquitecto, inventor y científico, todo esto, describe al hombre más talentoso que quizás haya conocido la humanidad hasta ahora. Leonardo Da Vinci, nació el 15 de abril de 1452, en Vinci, Italia, fue hijo de un prominente abogado y de una joven campesina; los primeros años los pasó al lado de la familia de su padre. En este periodo fue influenciado por su tío que amaba la naturaleza y lo formó por un par de años.

 

Andrea del Verrocchio, su primer maestro

Más allá de la educación básica, lectura, escritura y matemáticas, Da Vinci no recibió mucha más educación formal. Reconociendo su potencial como un artista, su padre lo envía a la edad de 14 años a que sea aprendiz de un artista, escultor y pintor llamado Andrea del Verrocchio, ahí permaneció alrededor de seis años donde aprendió técnicas, como trabajo en metal o herrería, arte con cuero, carpintería, pintura y escultura, lo cual, gracias a sus habilidades se convirtió en miembro de la “Asociación de Salud” a la edad de tan sólo 20 años. Da Vinci estuvo con Verrocchio hasta convertirse en un maestro independiente en 1478. Fue en ese año cuando le comendaron el trabajo “La adoración de  los magos” para el monasterio de San Donato y Scorpeto, sin embargo, Da Vinci nunca terminó este trabajo, prefirió mudarse a Milán para trabajar como ingeniero, pintor, arquitecto y escultor para la dinastía Sforza; ahí trabajó en una estatua de un jinete en bronce en honor al fundador de la dinastía Francesco, pero debido a la guerra nunca terminó este proyecto, al igual que algunas pinturas y otros trabajos.

 

La “Mona Lisa, uno de sus trabajos más reconocidos

Cerca de 1490, Da Vinci comienza a trabajar sus pinturas, diseños arquitectónicos, mecánicos y anatomía humana. Estas anotaciones tienen una gran variedad de ideas tales como un plano de una máquina voladora, la bicicleta y dibujos de un útero en un vientre, además, del esqueleto humano, sus intereses e intelecto en diversas disciplinas le dieron el término de “Hombre renacentista”, que significa “un hombre que es bueno haciendo muchas cosas.” Siendo Leonardo Da Vinci el último hombre considerado renacentista, la “Mona Lisa”, es sin duda, uno de sus trabajos más conocidos. Algunos historiadores aseguran que la mujer de esta pintura es Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, un prominente mercante. La pintura se encuentra detrás de un vidrio a pruebas de balas en el Museo de Louvre en París; otra de sus famosas obras es la “Última Cena”, la cual trabajó de 1492 a 1498; fue pintada en la pared de la sala principal del monasterio de Milán “Santa Maria delle Grazie, la pintura relata el dramático momento en el que Jesús dice a sus apóstoles que será traicionado por uno de ellos.

 

Los años finales de Da Vinci fueron muy tristes y solitarios

Da Vinci, eligió pintar directamente en el muro, como resultado, la pintura se a deteriorado durante el paso de los años y ha sido restaurada intensivamente. Otra de sus famosas obras es el dibujo del  “Hombre de Vitruvio” o Estudio de las proporciones ideales del cuerpo humano es un famoso dibujo acompañado de notas anatómicas de Leonardo da Vinci realizado alrededor de 1490 en uno de sus diarios, basándose en las notas del arquitecto romano Vitruvio; otros diseños y obras famosas, incluyen en un autorretrato llamado “El hombre en rojo” y alrededor de 1510, cuando tenía 58 años. Esta obra se usa actualmente en una moneda italiana. Por otra parte, muchos de los viajes de Da Vonci están recopilados en 13 mil páginas de sus observaciones del mundo y dibujos y diseños como helicópteros, máquinas de guerra, instrumentos y muchas otras cosas están ahí documentadas. Da Vinci, posteriormente se interesó en la ingeniería civil y diseño un puente para cruzar el río Bravo. Además, de barricadas que protegerían la ciudad en caso de un ataque. Leonardo Da Vinci dejó Italia en 1516, cuando el rey francés, Francisco 1 le ofreció la oportunidad de pintar y dibujar el lugar donde él vivía: Chateau de Clos, una casa de campo cerca de Avon, Francia. De acuerdo a Francesco Melzi, su asistente, indica que los años finales de Da Vinci fueron muy tristes y solitarios, sólo pasó tres años en Francia y allí murió el 2 de mayo de 1519. Sólo alrededor de quince de sus pinturas se conocen en la actualidad. Lo cierto es que, las grandes y maravillosas obras de Leonardo Da Vinci, han perdurado han perdurado en el tiempo y seguirá siendo así.

Post a Comment

0 Comments