INFORMANET

BannerFans.com

Breaking News

El zapatismo movimiento insobornable de México, De Parres ¡

por Carlos Garcia de Balzac

Para el fotógrafo mexicano  y docente en antropología social, Francisco de Parres, a veintiseis años del levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), es decir a más de un cuarto de siglo , " aquel acontecimiento en el sureste de México no ha dejado de ser un parteaguas y un hito en la historia del país", por lo que sentencio: "El zapatismo movimiento insobornable de México, de Parres", la víspera.

En entrevista para conocida agencia noticiosa, el también  maestro en antropología social por parte de la Universidad Veracruzana y licenciado en comunicación social por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). indico que  ha dedicado gran parte de su quehacer artístico a retratar, justamente, las comunidades zapatistas. Su obra ha sido exhibida en distintas exposiciones como Zapata incontenible / Imágenes de un héroe transnacional en el Museo del Palacio de Bellas Artes; Emiliano Zapata: 100 años, 100 fotos en el Museo Regional de Guadalajara y en diversas universidades de América Latina, Estados Unidos e Inglaterra; Un mundo donde quepan muchos mundos, Arte Zapatista en Casa de las Américas en La Habana, Cuba; entre otras. Por ende   De Parres dijo  conoce las raíces del zapatismo, su forma de vivir, y ha ido desentrañando a lo largo de los años su manera de comprender el mundo. Por tal motivo, concede esta entrevista a Notimex para ahondar en la cosmovisión y la estética zapatista, no sin antes dar un breve repaso de lo que fue y sigue siendo este movimiento social indígena que cautivó al mundo. Sobre este movimento de resistencia detallo: El zapatismo hoy en día no sólo representa una parte importante de un proceso histórico en México, también es uno de los bastiones fundamentales de lucha no sólo para América Latina, sino para la resistencia mundial. Rceordo, cuando el gobierno federal de aquel entonces (  Carlos Salinas de Gortari)anunció el 1 de enero de 1994, con bombo y platillo, la entrada de México al primer mundo, cuando se anunciaba desde la visión de una política de desarrollo y asistencialismo hacia la población  los zapatistas lo desmintieorn y demostraron que no era así. Asi las cosa, secundo .   Hoy en día existen personajes, tanto del sector civil como del político, de derecha y de izquierda, que alegan que el zapatismo ya no es lo mismo que antes, que su discurso está caduco y que sólo quedan unas cuantas personas afiliadas a él. Pero, para De Parres, estos argumentos son totalmente falsos. Resalto cuando uno va a territorio zapatista se da cuenta que no es cierto. Ha habido desarrollo de infraestructura, cuentan con su propio sistema educativo y de salud al margen del Estado, con sus propios trabajos colectivos y de distribución de la riqueza, que la tasa de mortalidad se ha reducido drásticamente. También me atrevo a decir que el territorio zapatista es la única zona del país donde no existen feminicidios, cuando en el resto tenemos entre 9 y 12 mujeres asesinadas a diario. Y vuelvo a decirlo: hasta la fecha, aunque mucha gente se empeñe en negarlo, es una de las resistencias ante el gran capital y las políticas neoliberales del mundo. En relacion a la concepcion estetica  zapatista de la vida? Confio es sumanante  interesante porque el zapatismo es, sin duda, el movimiento que tiene más acabada la relación intrínseca entre la estética y la política, aunque quizá no sea el único. Durante los primeros días del levantamiento de 1994, cuando entrevistan al entonces subcomandante Marcos [hoy subcomandante Galeano], él describe la toma de San Cristóbal de las Casas en forma de poema, por ejemplo. Eso nos da muchas pistas. El universo ideológico que compone al zapatismo abreva de diferentes vertientes. Por un lado los movimientos estudiantiles después de 1968 que fundan distintos núcleos guerrilleros y que algunos van a depositar su esfuerzo a Chiapas, por otro lado la influencia de la Teología de la Liberación, que con el trabajo del sacerdote Samuel Ruiz (Tatik Samuel, como mejor lo conocen) se ve impregnada de una especie de hibridación entre la ancestralidad de los pueblos y la misma ritualidad de la Teología. El tercer elemento serían las formas de organización y la propia ritualidad de los pueblos y las cosmovisiones mayas. No hay que olvidar que lo maya es una entidad mucho más grande que incluso abarca otros países, pero que en el caso de México, en el zapatismo, confluyen muchos otros grupos étnicos al interior. Todo ese tipo de elementos hace que se dé una prefiguración de lo que es estrictamente político, pero también de lo que es estético. Al final confio "decir que las esferas de lo político y lo estético conviven de manera orgánica en el zapatismo, podemos ver que no hay lo que vemos en el mundo de la modernidad capitalista: la división entre el trabajo manual y el trabajo intelectual, donde hay gente que se dedica, por un lado, a escribir, a ser artista, a ser intelectual, y por otro, la tecnificación de la mano de obra, que los ve simplemente como obreros". En territorio zapatista lo que vemos es una configuración más compleja donde las esferas de la vida, tales como la ciencia y el arte, no se encuentran disociadas de la cotidianidad. Nos podemos encontrar con un padre de familia que es campesino, que al mismo tiempo tiene sus tierras colectivas, que también es promotor de salud o educación, y que además hace arte.

No comments