Advertisement

BannerFans.com

Breaking News

Actualización en Temas Selectos de Trastornos Bipolares


Por Héctor Medina Varalta

Vincent Van Go, Mary Shelley, Ernest Hemingway, Virginia Woolf, Shumann, Allan Poe, Lord Byron, Goethe, Tennessee Williams, Ezra Pound, Churchill, todos ellos padecían en común la enfermedad de las emociones conocida como Trastorno Bipolar (TAB). El TAB se caracteriza porque los enfermos, en momentos de crisis, van desde estados de gran euforia hasta sumergirse en profundas depresiones. No obstante, más de la mitad de las personas que sufren desórdenes del estado del ánimo están sin diagnosticar. Alguna de ellas puede ser usted. Debido a esta situación de desconocimiento de este desorden, recientemente los laboratorios Armstrong presentaron Actualización en Temas Selectos de Trastornos bipolares. El Dr. Manuel Sánchez de Carmona, médico psiquiatra, representante de la Sociedad Internacional del Trastorno Bipolar, (ISBP) por las siglas en inglés, International Society for Bipolar Disorders, comenta que el Trastorno Bipolar (TB) es una enfermedad hereditaria y biológica, en la cual se daña una parte del cerebro que controla la energía. Existen personas que pasan por dos ciclos, es decir, pasan por momentos depresión-es uno de los polos-y de manía-que es el otro polo- a este desorden se le conoce como TP.
Sensibilizando a la población
El TP es un padecimiento cíclico que se repite, pues va pasando por esos diferentes polos. No hay ninguna cura, pero se puede controlar bastante bien con las medicinas, obteniendo el paciente una buena calidad de vida. Este padecimiento comúnmente se diagnostica en la primera y segunda décadas de la vida, sin embargo, en la actualidad se está diagnosticando desde niños de 5 y 10 años de edad, es un padecimiento que empieza, por lo regular en los jóvenes. Lamentablemente, hay un retraso en el diagnóstico de ocho a diez años a nivel mundial. Este retraso se debe a que muchos médicos no saben del padecimiento, por lo tanto, la población la desconoce. Por dicha razón, el Dr. Sánchez impartió una conferencia en un prestigiado hotel de esta ciudad, para sensibilizar al público: familiares, pacientes y también al cuerpo psiquiátrico y, sepan, principalmente, los familiares y pacientes del diagnóstico, pues es pieza clave para que se trate en el momento en que comienza a manifestarse los síntomas y no dejar que pasen más años.
TB y esquizofrenia
El Dr. Pérez de Carmona, manifestó que hay una palabra clave para entender los síntomas, se trata de la energía, es decir, en la manía hay un exceso de energía: quieren hacer todo el mismo día, están hable y hable, verborrean, sus pensamientos, cambian de un tema a otro, duermen poco; no por causa de un insomnio, pues para ellos es suficiente dormir dos o tres horas, está lleno de energía, hace cosas impropias, como tener relaciones sexuales de alto riego,  se aceleran mucho, gastan más, compran cosas sin sentido, corre mayores riesgos, está totalmente acelerado, ese es el polo de manía; el polo depresivo es una falta de energía, sin ganas de hacer las cosas, está muy triste, negativo, con mala concentración y su pensamiento es lento. El TB y la esquizofrenia son padecimientos diferentes, sin embargo, en las crisis de manía pueden parecerse, sin embargo el TB es un trastorno de la energía, del ánimo de la persona y la esquizofrenia es del contenido del pensamiento. La persona con esquizofrénica tiene alucinaciones, ideas fuera de la realidad, paranoia, cosas que la persona bipolar no tiene.
TB tipo 1 y tipo 2
El psiquiatra resaltó que el alcohol es uno de los desencadenantes para tener una crisis. Una persona con TB que está abusando del alcohol o abusando drogas como la cocaína, que son estimulantes, definitivamente puede llevarlos a consecuencias muy serias. En cuanto a los fármacos mejor conocidos como antipsicóticos atípicos, generan un efecto colateral que incrementa el hambre y puede alterar el metabolismo. Precisamente como psiquiatras tenemos que escoger el mejor medicamento para cada persona; no es el mismo para todos. Se hace como una balanza en cuanto a los efectos y en cuanto a los beneficios y los riesgos. Tenemos dos tipos generales de bipolaridad: el TB tipo 1, que es el que tiene las crisis de manías fuertes o las crisis de depresión y el bipolar tipo 2, que alternan periodos que van con hipomanías, que son periodos de manías mucho más pequeños, mucho menos fuertes, pero son más depresivos y tienen mucho más riesgo de suicidarse. Asimismo, cualquier persona que ha tenido un episodio de estos, no importa si el último fue hace cinco años, definitivamente, ya se le puede clasificar que tiene TB y si se recomienda que esté controlado, porque los riesgos de que el riesgo de que vuelva a tener otros episodios son muy altos.
El padecimiento surge 
En algunas ocasiones, la persona que padece este trastorno puede abandonar el tratamiento porque ya se siente bien y puede durar algunos años, aparentemente bien, sin embargo, los riesgos son muy altos. En sus ponencias, el Dr. Sánchez de Carmona subraya que estadísticamente ha demostrado que tarde o temprano el padecimiento va a surgir. Tiene pacientes de 60, 70 y 80 años, que siguen teniendo ciclos. Definitivamente, es un padecimiento que debe de estar controlado de por vida.
Bipolaridad y las leyes
Por otra parte, más de la mitad de los enfermos bipolares, están sin diagnosticar. Esto sucede muy a menudo, pues suceden dos cosas, la primera, es que hay mucha ignorancia médica, por esa razón más de la mitad están sin diagnosticar, en segundo lugar, la persona que tiene el padecimiento tipo 1, que es el más fuerte, muchas veces tiene familiares con la variante suave y dicen: “el que está mal es mi papá, mi esposa, mi marido o mi hijo, yo estoy bien”. Realmente ellos tienen una variante menor del padecimiento y esto es peligroso porque a la larga ellos pueden tener complicaciones serias. Por lo tanto, es importante cuando hay una persona con el diagnóstico, se evalúe a toda la familia completa. Otra situación muy alarmante, es que cuando el paciente tiene un episodio maníaco, le da por comprar cosas que no necesita. El psiquiatra tocó un tema muy doloroso porque hay un estigma muy grande esto, ya que no hay ningún país en el mundo que proteja a la persona que padece TB, que en manía hizo gastos que no puede solventar.
La importancia del apoyo familiar
Es una pena. En lo particular, he conocido casos contados, muy especiales como el que voy a relatar: el dueño de una tienda de departamento le hizo un favor a una persona que había firmado cerca de medio millón de pesos, es un caso único, ya que el dueño de las tiendas tiene un familiar que padece este trastorno. Por esa razón, es una anécdota, pues es una pena que millones de personas en el mundo, pierden su trabajo, se endeudan de una manera muy fuerte en una crisis de manía. Por esa razón, volviendo al tema de las personas que abandonan el tratamiento, el riesgo de estar así es altísimo porque por un error de estos pueden quedar endeudados de por vida. Por eso es muy importante el apoyo familiar. En lo particular, en mi consulta, una vez que a un paciente se le acaba de dar el diagnóstico, en las siguientes dos o tres citas tiene que estar presente su familia, ya que tengo que conocer a su pareja y sus hijos, porque es un diagnóstico familiar.
El libro es fascinante
Es importante que el médico revise a toda la familia y que los eduque, sobre todo, cuáles son los síntomas. Es un tratamiento familiar. En ocasiones, los médicos de primera instancia está esperando ver el padecimiento más fuerte de todos, y quizás, el o la paciente tiene un subtipo más suave o menos severo, y por eso, quizás no cumple con todo lo característico. Por eso hay que entender que no es trastorno bipolar sino trastornos bipolares hay muchos grupos diferentes o subtipos.
En el libro que los Laboratorios Armstrong tuvieron la amabilidad de entregar después de la ponencia, contienen temas de gran interés; Suicidio en el Trastorno Bipolar; El Trastorno Bipolar en la mujer y Abordaje del Trastorno Bipolar. Uno de los fármacos más eficiente para el TB es el Valprosid o valproato semisódico.
Serendipia científica
Asimismo, durante la ponencia, también estuvo presente, el Dr. Rafael Medina Dávalos que resaltó que, junto al carbonato de litio, los valproatos son los medicamentos más importantes del grupo de los llamados estabilizadores del ánimo. En todas sus presentaciones, el ácido valproico (valproato, divalproato, de magnesio sódico o semisódico), es una de las herramientas más utilizadas y efectivas para el manejo del TB en todo el mundo. Pierre Eynard, en Francia, fue el que descubrió los efectos terapéuticos  del ácido valproico en la década de los 60 del siglo pasado, cuando lo utilizaba como disolvente para probar la eficacia anticonvulsiva de otros componentes químicos. Una serendipia- un descubrimiento o un hallazgo afortunado, valioso e inesperado que se produce de manera accidental o casual, o cuando se está buscando una cosa distinta-más en la historia.

No comments