El sistema de salud japonés y el secreto de su longevidad - Agency

Breaking

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Post Top Ad

Responsive Ads Here

Wednesday, July 29, 2020

El sistema de salud japonés y el secreto de su longevidad

Primera parte
Por Héctor Medina Varalta

apón se sitúa entre los países con mejor sistema sanitario del mundo, ofreciendo la atención sanitaria de servicios incluidos los exámenes de detección, atención prenatal y la enfermedad infecciosa de control, sin embargo, los pacientes tienen la responsabilidad de pagar un 30% de estos costos, mientras que el gobierno paga el 70% de los gastos.
Francisco Larronbundio presentó al doctor José Luis Akaki Blancas, especialista en medicina interna, certificado por el Consejo Mexicano de Medicina Interna, es profesor de postgrado de Medicina Interna en la Facultad de Medicina de la Universidad La Salle, es fellow de la American College of Physicians, Director médico del Hospital Ángeles Metropolitano, ex presidente del Colegio de Medicina Interna de México, Fundador de la Sociedad Latinoamericana de Medicina Interna (SOLAMI), es Doctor Honoris Causa de la Honorable Academia de la Educación y, adicionalmente, es Presidente de la asociación Médica Nikei, que agrupa a los médicos de ascendencia japonesa y él destacó que, el sistema de salud japonés y parte del estilo de vida de esta nación, el porqué de la longevidad de sus habitantes.
¿Por qué los japoneses viven más que el resto de la población?
El doctor Akaki mencionó que, en cierta ocasión invitó al doctor Hinohara a que diera una conferencia en México. Cuando este último la estaba preparando le envió un correo electrónico al doctor Akaki, preguntándole cuántas personas había en México mayores de cien años, el doctor Akaki investigó los datos en el INEGI y le proporcionó la información; al leer la estadística, la respuesta del doctor Hinohara respondió con un tono de incredulidad: “¿tan pocos hay mayores de cien años?”
Japón es un país fascinante, compuesto por un archipiélago de 6 mil 852 islas. Actualmente es la tercera potencia mundial en economía. También se le conoce como el Imperio o la Tierra del Sol Naciente. Aunque el japonés es el idioma más hablado, además hay varios dialectos: el dialecto de Okinawa, el dialecto de Okayama, el dialecto de Kioto; como en México tenemos el de Yucatán o en Veracruz, que cambian la tonalidad y cambian algunas palabras. En total son 13 idiomas y dialectos que se hablan en Japón, pero también se habla el chino y el coreano en algunos núcleos, sobre todo, en las ciudades industriales, porque por la cercanía que están hay mucho inmigrante, es decir, coreano y chino. La situación es que Japón tiene la esperanza de vida más alta al nacer, que cualquier otro país del mundo.
Gráfica
Esto se ha logrado a través de un Sistema Nacional de Salud, que ha logrado abatir las tasas de mortalidad secundaria, por ejemplo, del año 1950 a 1960 lograron abatir las cifras de las enfermedades infecto-contagiosas o transmisibles. Después de eso, la meta fue abordar las enfermedades crónico-degenerativas: hipertensión arterial, diabetes, infartos cerebrales y todas las que hay. Si un japonés nace en 2020, la esperanza de vida es de: hombres 80.9 años, mujeres 87.6 años. El doctor Akaki presentó una gráfica japonés de 2018 donde los japoneses que nazcan en el 2060, las mujeres van a vivir 90 años. La gráfica llama la atención la que habría una con México: la parte baja muy ancha, donde estuviesen los niños y los jóvenes, después se va adelgazando con la persona madura y al final es un piquito que corresponde a las personas de la tercera edad; comparando con la gráfica de Japón, en la parte basal hay muy poca gente joven, es decir, niños y adolescentes, se ensancha en la parte de personas maduras. Pero todavía, hasta los 60 años hay muchísima población y la línea se va adelgazando.
En Japón, en 2019 eran mil 137 personas
Desde los 60 para arriba es lo que corresponde a la tercera edad en México, los datos son del INEGI, la población en este año está calculada en 127. 09 millones de habitantes; mientras que Japón tenía en 2017, 127 millones 502 mil, pero en la actualidad Japón tiene menos habitantes de la cantidad referida en 2017, ahora tiene 126 millones, es decir, en tres años bajaron 3 millones de habitantes, porque nacen menos personas. Por otra parte, las personas centenarias en Japón, en 2019 eran mil 137 personas, en cambio, en México en 2016 tenía mil 147 centenarios. Un número totalmente diferente de personas mayores de 100 años. La situación se comporta así en Japón por la siguiente razón: en el Sol Naciente: en Japón hay una ley nacional de Seguro de Salud que tiene unos objetivos muy específicos: garantizar la buena gestión de negocio de Seguro Social de Salud, que contribuya a la mejora de la salud pública y la Seguridad Social.
Seguro  sustentable de Salud Nacional
En Japón ven como un negocio al Seguro Social de Salud, pues  lo que va a aportar es salud y seguridad, pero siempre tiene que trabajar con números negros; no hay que invertir, no como en otros países que gastan mucho en la gente de pocos recursos y tiene que ser subsidiado por el gobierno. En Japón el Sistema de Salud tiene que ser un negocio y ser autofinanciado; este seguro proporcionará beneficios necesarios al asegurado y debe cubrir hasta la muerte, lesión o parto por cualquiera de estas causas. Asimismo,  dentro de las disposiciones generales, la Ley General del Seguro Social. El gobierno lo que hace es modular procurar, motivar, aplicar las estrategias para que el sistema de salud funcione y legalizar, hasta logar y mantener un buen funcionamiento y operatividad como negocio abierto. Por otra parte, el asegurador bajo las disposiciones de esta Ley, cada Prefectura y Municipio local llevará a cabo un seguro sustentable de Salud Nacional.
La credencial puede cubrir hasta las últimas consecuencias
Más adelante, Akaki mencionó quién maneja el Sistema de Salud: están unidos en la Asistencia Médica (Kousei), dos ministerios: el Ministerio de Salud y el Ministerio de Trabajo (Roudou) y Bienestar Social (Syou); el sistema está fusionado en estas dos porque el Sistema de Salud, porque la persona que tiene la tarjeta de salud, es similar a la credencial de identificación del INE, es una credencial única, que lo identifica como ciudadano japonés, lo identifica en qué prefectura y en cuál provincia vive y a quién está pagando los impuestos. Todos los japoneses pagan los impuestos en la provincia en la que viven. Por lo tanto, si ellos trabajan en una provincia y ahí paga los impuestos y se enferman, esa provincia lo debe cubrir y proteger contra la enfermedad; no puede irse a tratar a otra provincia, lo puede hacer, pero tendría que pagar todos sus gastos. Una vez que se tiene esta credencial, esta puede cubrir al usuario hasta las últimas consecuencias. Si requiere una operación muy grande y en la provincia o municipio no lo hay, de ahí lo canalizan a uno de los centros médicos que están en Tokio, Kioto u Osaka a que lo atiendan, pero el primer paso es que lo tienen que atender en su municipio.
Los tres rubros
Para tener este municipio, se necesitan dos cosas: estar registrado en ese municipio y pagar impuestos en ese municipio; si se cambia de domicilio y no se notifica, pierde esos derechos. La Ley Nacional Salud en Japón tiene una larga historia, empezó en 1922 con la introducción de los sindicatos, posteriormente se fueron incluyendo otras áreas como obreros y agricultores. En 1958, se hace obligatorio, después se lo transigieron a la municipalidad y tuvieron que revisar aspectos ecológicos muy importantes. Más adelante se introdujo la tarjeta de envejecimiento, es decir, toda las personas mayores de 75 años tienen la protección, pues en Japón, las personas de la tercera edad lo son a partir de los 75 años, si tienen 74 años y no tienen muchos derechos, no como en muchos países, que es a partir de los 60 o 65 años. Después, en 2012, Japón tuvo un periodo de economía muy malo de 2002 a 2012, que llamaban el “Decenio perdido”, y en 2012, a partir de la   Política económica del primer ministro Abe, se implementó el Abenomics con base en tres rubros: Expansión monetaria, Estímulo fiscal y Reformas estructurales.
El ciudadano japonés tiene un servicio completo
A través del Abenomic se logró la universalidad del Sistema de Salud, por eso se reconoce que el 100 por cientos de los japoneses tienen derecho a Seguridad Social y Seguridad y Seguridad Médica, a menos que la haya perdido por alguna causa. Los principios básicos del Japón son muy estrictos, si alguien va a ver a un médico de una provincia lejana de una isla o acude con el mejor médico de Tokio, los honorarios son los mismos que fija el Sistema de Salud en Japón; si el derechohabiente tiene el derecho de acudir con el médico que le quede más cerca o con el que se sienta más atendido. Las cuotas en los hospitales también son iguales en todo el país y se establecen dependiendo de la ciudad y de los miembros del hogar; el costo de las clínicas y hospitales son también similares. Si un extranjero va a un hospital de gobierno o de un municipio o va a un hospital privado no va a notar la diferencia: los dos están impecablemente limpios, ambos tienen servicio de recepción, que lo atienden de inmediato, si solicita una radiografía, se la hacen en el momento, si requiere de medicamentos, sale uno con ellos. El ciudadano japonés tiene un servicio completo, pues todo cuesta lo mismo en ese país.    

No comments:

Post a Comment

Post Top Ad

Responsive Ads Here